Tras cuatro años de apoyo al presidente Alberto Fernández y su candidato Sergio Massa, los principales sindicatos y centrales gremiales de la Argentina convocaron para mañana a un paro general contra el nuevo presidente Javier Milei, a poco más de un mes de asumir el mando.

Ricardo Pignanelli, secretario general de Smata (el sindicato que agrupa a 117 mil trabajadores del sector automotor), definió a Milei como "el Fantasma de la Ópera, por el terror que genera en cada lugar que aparece". Smata acaba de acordar con las principales empresas un aumento salarial del 39% con respecto a los sueldos de diciembre, para hacer frente a la inflación que afecta desde hace décadas a la economía argentina.

Los salarios básicos acordados por Smata para el sector hoy arrancan en 380 mil pesos mensuales para concesionarios y talleres mecánicos, mientras que en las fábricas de autos parten desde 800 mil pesos. Las cifras fueron confirmadas por el propio Pignanelli, en diferentes entrevistas radiales.

Tanto Piganelli como el secretario general adjunto de Smata, Mario "Paco" Manrique (ambos en la foto de portada), convocaron a los trabajadores del sector a que adhieran al paro general que regirá entre las 12 del mediodía de mañana y la medianoche.

Pignanelli y Manrique rechazaron el plan de gobierno de Milei y marcharán bajo el lema "la Patria no se vende", en oposición a las reformas que el nuevo presidente envió al Congreso.

Sin embargo, desde Smata no hicieron mención a la crisis que atraviesa la industria automotriz argentina. Desde el lunes hay tres fábricas de autos que se encuentran paralizadas por las deudas que acumularon con el exterior (ver nota). Son empresas que, el año pasado, aceptaron la propuesta del ex candidato a presidente apoyado por Smata: el entonces ministro de Economía, Sergio Massa, alentó a las automotrices a tomar deudas con el exterior bajo la promesa de devolverles esos fondos en dólares al tipo de cambio del Banco Central. Massa no cumplió con esa promesa y hoy varias fábricas de autos y empresas autopartistas se encuentran paralizadas: sus proveedores externos de piezas e insumos ya no quieren enviar componentes hasta que se cancele esa deuda (leer más).

Ese es el motivo por el cual, mañana 24 de enero, varias automotrices estarán paralizadas, pero no por el paro general: es por la falta de piezas para fabricar vehículos.

Motor1 Argentina consultó a las principales fábricas automotrices acerca de las medidas que tomarán durante el paro general de mañana. El detalle de la actividad en cada planta se informa a continuación.


Actividad en las fábricas de autos durante el paro general

Ricardo Pignanelli y Francisco "Paco" Manrique, los dos líderes del sindicato de mecánicos (Smata).

* Ford Argentina: La planta de producción de Pacheco (Buenos Aires), donde se fabrica la pick-up Ranger, operará sólo hasta el mediodía, cuando dará inicio el paro general. La actividad en la línea de producción se retomará recién el jueves 25 a las 6 de la mañana, con el inicio de ese turno de fabricación. Las oficinas administrativas permanecerán abiertas el miércoles, aunque se habilitó la posibilidad de trabajar en forma remota para quienes tengan dificultades para trasladarse hasta el lugar de trabajo.

* General Motors Argentina: La planta de Alvear (Santa Fe), donde se fabrica la Chevrolet Tracker, extendió las vacaciones del personal más allá de lo previsto al no poder retomar la actividad por la falta de piezas, a raíz de la deuda acumulada con los proveedores en el exterior.

* Mercedes-Benz Argentina: La planta de Virrey del Pino (Buenos Aires), que produce la Sprinter, se encuentra en receso por vacaciones. Está previsto que se retome la producción recién el lunes 29 de enero.

* Renault - Nissan Argentina: La Fábrica Santa Isabel (Córdoba) iba a retomar su actividad después de las vacaciones, el lunes 22 de enero, pero no hubo producción por los problemas para pagar a los proveedores en el exterior. La línea de fabricación de los modelos Renault Kangoo, Renault Sandero, Renault Logan, Renault Alaskan y Nissan Frontier podría reactivarse recién el jueves 25 de enero, pero aún no está confirmado.

* Stellantis: Las fábricas de Ferreyra (Córdoba, donde se fabrica el Fiat Cronos) y El Palomar (Buenos Aires, donde se producen los Peugeot 208, Peugeot Partner y Citroën Berlingo) no informaron cómo será la actividad durante el paro general: "Estamos en conversaciones con los sindicatos para definir acerca del 24", señaló la empresa. La planta de Ferreyra opera bajo el sindicato Smata, mientras que El Palomar es la única planta automotriz controlada por la Unión Obrera Metalúrgica (UOM). Las dos entidades adhirieron a la medida de fuerza convocada por las principales centrales obreras del país. En el transcurso de la previa, operarios de la planta de Ferreyra informaron a Motor1 que mañana se trabajará en el primer turno (de 6 a 12hs, excepto en la sección de Chapistería y Pintura que no trabajarán en todo el día), mientras que el segundo turno de producción fue suspendido por completo.

* Toyota Argentina: La fábrica de Zárate (Buenos Aires), donde se producen los modelos Hilux y SW4, detendrá su producción durante las 12 horas del paro general al que adhirió Smata. La planta tiene planeado arrancar el ensamblado en Formato IKD de la Hiace en estos días, pero eso recién ocurrirá entre fines de enero y comienzos de febrero. Al mismo tiempo, la empresa desmintió un rumor que circuló en las últimas horas: no interrumpirá la producción por falta de piezas, sólo se detendrá la planta durante el tiempo que dure la huelga.

* Volkswagen Argentina: Las fábricas de Pacheco (donde se producen las Taos y Amarok) y Córdoba (Ducati, VW Camiones y VW Transmisiones) extendió el período de vacaciones debido a la falta de piezas por la deduda con el pago a los proveedores en el exterior. No hay fecha confirmada para el reinicio de las actividades.

C.C.

Smata

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com