Con el cierre del 2023, Toyota bajó de manera definitiva la persiana de su fábrica más antigua en Brasil. La planta de São Bernardo operaba desde 1962 y fue el primer centro de producción que la automotriz instaló fuera de Japón.

En São Bernardo se fabricó la adaptación brasileña del famoso todo terreno Land Cruiser, rebautizado "Bandeirante" en ese mercado. Y también se fabricaron los primeros Corolla producidos en Brasil. Allí operó también durante décadas la sede administrativa de Toyota para Brasil y Sudamérica.

Sin embargo, las instalaciones quedaron obsoletas y en los últimos años São Bernardo sólo se dedicaba a la producción de piezas: abastecía con componentes a las fábricas más modernas que Toyota tiene en Brasil, como Sorocaba (donde se hacen los Yaris y Corolla Cross) e Indaiatuba (Corolla Sedán). La marca japonesa también mantiene una planta de motores en Porto Feliz.

El cierre de São Bernardo fue programado con tiempo y los 550 operarios tuvieron la posibilidad de elegir entre un "retiro voluntario" y una "relocalización", en alguna de las otras tres fábricas de Brasil.

El fin de las operaciones en São Bernardo fue anunciado por el presidente global de la compañía, Akio Toyoda, en un video documental, donde se contó la historia de la "primera fábrica de Toyota que se instaló fuera de Japón". Allí se cuenta la historia del "Bandeirante" y también de la legendaria estampadora Komatsu: es una prensa de 1934 que estampó carrocerías durante tres décadas a Japón, fue desarmada y enviada a Brasil para operar durante 60 años más, y que ahora realizará el viaje de regreso a su país de origen, donde será exhibida como pieza de museo.

El video completo se puede ver acá abajo.

Galería: Toyota Brasil - Fábrica São Bernardo


VIDEO: São Bernardo - Detrás del cierre de la primera fábrica de Toyota fuera de Japón

Toyota Gazoo Racing / Toyota

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com