Texto de Daiana Fernandez Molero (@DaianaMol)

Economista, periodista y Diputada Nacional (Pro)

Se acabaron las licencias para todo. Se normaliza el Comercio Exterior en la Argentina con la eliminación de las SIRA y la creación de la SEDI (ver comunicado del Gobierno, acá abajo). Normalidad: parecía imposible, pero ya está. 

El ministro de Economía, Luis Caputo, anunció ayer: "A partir de hoy estamos normalizando el proceso de importaciones que se encontraba absolutamente trabado, generando mayor presión inflacionaria y desabastecimiento. Por el lado del stock, con la emisión del nuevo bono Bopreal, que ayudará a los importadores a saldar sus obligaciones atrasadas (leer aparte). Por el lado del flujo, hoy, después de 15 años, dejan de existir las SIRAs y cualquier otro permiso de importación. La burocracia estatal ya no tendrá el poder de decidir quién importa un bien y quién no. Esta medida tiene un impacto directo en las PyMES, que van a tener previsibilidad en sus operaciones, ahorrando tiempo y costos, ya que van a tener certeza a la hora de importar. A partir de hoy se podrá importar sin cupos ni prohibiciones de productos".


El verdadero significado del anuncio

WhatsApp-Image-2023-09-07-at-10.05.17

-¿Esto significa que se "abre la economía"?

-No. La quita de las licencias simplemente normaliza parte del funcionamiento del Comercio Exterior. Quita un elemento de discrecionalidad que sólo en nuestro país se utilizaba masivamente con fines proteccionistas.

-¿Significa que se bajan los aranceles?

-No. Argentina forma parte del Mercosur y -a excepción de casos muy concretos- no puede unilateralmente bajar aranceles. Sigue en vigencia el Arancel Externo Común, que es alto en promedio y particularmente alto en insumos intermedios.

-¿Significa que no están más los Derechos Antidumping?

-No. Esto no quita los derechos antidumping. Argentina es uno de los países que más utiliza las medidas antidumping y siguen todas en pie.

-¿Significa que ya no habrá más Reglamentos Técnicos?

-No. Las licencias tampoco tienen que ver con esto. Ejemplo: para importar una zapatilla siguen los reglamentos técnicos, siguen los impuestos, siguen los aranceles altos, siguen las medidas para contrarrestar el dumping.

-¿Significa que ahora tenemos más acuerdos comerciales con el resto del mundo?

-No. Argentina, como miembro del Mercosur, sigue teniendo acuerdos comerciales con menos del 10% del PBI global. Sacar las licencias no cambia nada de todo eso.

-¿Significa que ahora los sectores sensibles de la economía quedan desprotegidos?

-No. La protección sigue intacta.

-Entonces, ¿qué significa eliminar las licencias para el Comercio Exterior?

-Básicamente, quitar las licencias no tiene nada que ver con abrir la economía. Es quitar una medida discrecional que le daba muchísimo poder a un burócrata y fomentaba la corrupción. Pero es muy probable que en los próximos días todo se confunda. Te cuento los motivos. Para muchos empresarios era más cómodo que existieran las Licencias No Automáticas (LNA). De hecho, la primera resolución del secretario de comercio de Alberto Fernandez fue para aumentar las LNA a pedido. La primera resolución del actual secretario es para quitar por completo este régimen que creaba nichos de corrupción. Admirable su coraje y determinación. A Pablo Lavigne, el nuevo secretario de Comercio, no lo van a querer, pero nosotros, los defensores de la transparencia y el comercio libre, lo vamos a bancar.

D.F.M.


ADEMÁS

En el Twitter de @Motor1Argentina

 
Ocultar comunicado de prensa Leer comunicado de prensa

Comunicado de prensa del Ministerio de Economía

Cambios en el sistema de importaciones

El Gobierno nacional modificó el sistema de importaciones que funcionaba hasta el momento (conocido como SIRA) por un sistema transparente y no discrecional. No habrá más licencias ni permisos para importar.

Se eliminan así las trabas al comercio basadas en la discrecionalidad, desarmando posibles nichos de corrupción, y se ajusta el sistema a los estándares internacionales de la OMC respecto a la administración del comercio.

La resolución conjunta 5466/23 de la Secretaría de Comercio y la AFIP publicada hoy en el Boletín Oficial se da en el marco de los anuncios del ministro de Economía, Luis Caputo, tendientes la normalización del comercio y a cumplir con las normas internacionales de la Organización Mundial de Comercio. A partir de ahora se implementará el Sistema Estadístico de Importaciones (SEDI) que tiene el objetivo de obtener información anticipada que ayudará en la matriz de riesgo aduanero.

La resolución conjunta entre la AFIP y la Secretaría de Comercio establece que quienes deseen importar deberán completar una Declaración Jurada informativa en el sitio de AFIP, en el apartado SEDI.

Si bien dejarán de existir los bloqueos de la Secretaría de Comercio – que no aprobaban las SIRAS - subsistirán los vinculados a la seguridad y salubridad de las mercaderías, que se corresponden con análisis técnicos de organismos como SENASA, ANMAT, INAL, entre otros.

Esta resolución conjunta se complementa con la resolución 1/2023 de la Secretaría de Comercio que abroga la resolución 523/2017 que establecía las Licencias No Automáticas de Importación.

La resolución también establece los mecanismos y condiciones para comenzar a saldar la deuda comercial que mantienen las empresas con proveedores del exterior y que asciende a unos 31 mil millones de dólares, producto de la mala administración de la gestión anterior. Esto permitirá ordenar el flujo de comercio exterior argentino sin desatender los problemas de la herencia recibida.

Con el objetivo de conocer y transparentar la deuda real, se establece que todas las personas y empresas que hayan importado y que tengan deuda comercial con proveedores deberán registrarse en el llamado “Padrón de deuda comercial por importaciones con proveedores del exterior”. La inscripción a este padrón estará abierta por 15 días corridos desde la publicación de la resolución.

Al fin de saldar esa deuda, a través de la Comunicación A "7918" del Banco Central se instrumentó el llamado Bono para la Reconstrucción de una Argentina Libre (Bopreal), que será una de las opciones que se disponibilizarán a los importadores con deuda comercial.

Esto se suma a la Comunicación “A” 7917 del Banco Central, que estableció los tiempos de pagos de las importaciones realizadas desde el 13 de diciembre en adelante. Esta comunicación prevé como generalidad, el pago de las operaciones en 4 partes iguales y consecutivas, a los 30, 60, 90 y 120 días, a la vez que fija algunas excepciones.

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com