Los impuestos internos, también llamado "impuesto al lujo", fueron utilizados desde enero de 2014 para "proteger a la industria automotriz argentina". Fueron implementados por la entonces presidente Cristina Kirchner y su ministro de Economía, Axel Kicillof, para frenar la competencia de autos importados.

Con el tiempo, los impuestos internos terminaron distorsionando por completo los precios de los autos en la Argentina, afectando en muchos casos a modelos locales de gama media, como las Toyota SW4 y Chevrolet Tracker.

Sin embargo, tras la devaluación del peso anunciada esta semana por el nuevo presidente Javier Milei y su ministro de Economía, Luis Caputo, hasta los autos nacionales más accesibles comenzaron a pagar impuestos internos. Esto es porque el nuevo Gobierno, al decidir la devaluación del peso, no modificó las bases imponibles de este tributo (ver plan económico).

El impuesto interno es un gravamen nacido para castigar a "objetos de consumo suntuosos", como autos de lujo, motos de alta cilindrada, embarcaciones, helicópteros y aviones privados. Desde hoy lo pagan también modelos como los pequeños Fiat Cronos y Peugeot 208 de fabricación nacional.

Así puede verse en las listas de precios del Grupo Stellantis, que se publicaron esta tarde. La automotriz nacida de la alianza entre el Grupo FCA (Fiat-Chrysler) y el Grupo PSA (Peugeot-Citroën), mostró un gran salto entre las listas de precios de noviembre y la nueva publicada hoy.

En noviembre, el Fiat Cronos fabricado en Córdoba tenía precios de lista entre 9.35 y 10.35 millones de pesos. En diciembre saltó a precios entre 14.58 y 18.95 millones de pesos. La gran brecha entre el modelo de entrada a gama de diciembre y el más caro es porque el más barato no tributa el impuesto interno, mientras que el más caro está alcanzado por este gravamen.

El impuesto interno impacta en autos con valores de lista de 14.7 millones de pesos para arriba.

Otro caso similar es el Peugeot 208 fabricado en Buenos Aires. En noviembre tenía precios de lista "topeados" en 10.09 millones de pesos. Esto era así para evitar tributar los impuestos internos. En la práctica, los concesionarios cobran sobreprecios para ponerle diferentes valores a los distintos modelos de la gama.

En la lista de diciembre, publicada hoy, el 208 oscila entre 14.24 y 19.69 millones de pesos. Los modelos más caros son los que pagan la primera escala de impuestos internos.

Existe además una segunda escala de este impuesto, que impacta con más fuerza sobre los autos más lujosos. Sin embargo, ya afecta a modelos de producción local como la Toyota SW4, que en diciembre y tras la devaluación pasó a valer hasta 57 millones de pesos.

En las últimas horas circularon diferentes versiones extraoficiales que mencionaron la posibilidad de que el nuevo Gobierno modificara por decreto las bases imponibles de los impuestos internos. Sin embargo, ningún vocero oficial confirmó ese rumor.

Las pick-ups están exentas de este impuesto. Sin embargo, no logran eludir la inflación. Esta mañana publicamos en Motor1 una nueva actualización del "Índice Pick-up", que mide la inflación del mercado automotor argentino (ver acá).

Para comparar, las listas de precios oficiales de Peugeot y Fiat para noviembre y diciembre de 2023 se puede descargar acá abajo.

C.C.


ARCHIVO PARA DESCARGAR: Lista de precios Fiat Argentina - Noviembre 2023
ARCHIVO PARA DESCARGAR: Lista de precios Fiat Argentina - Diciembre 2023
ARCHIVO PARA DESCARGAR: Lista de precios Peugeot Argentina - Noviembre 2023
ARCHIVO PARA DESCARGAR: Lista de precios Peugeot Argentina - Diciembre 2023
Enviá tu noticia a novedades@motor1.com