En septiembre del año pasado se anunció la travesía de tres Citroën 3CV argentinos por el desierto del Sahara (ver primera nota). El viaje se realizó entre enero y febrero de este año, pero con sólo dos unidades: "Mafalda" y "El Principito" (ver segunda nota).

Ahora los autos y los viajeros se volvieron a reunir en Buenos Aires. Fue días atrás, durante la celebración en la Argentina de los 75 años del primer Citroën 2CV (ver informe).En esa ocasión, Citroën Argentina aprovechó la oportunidad para agasajar a los viajeros y reunir los testimonios de su aventura por África.

El material presentado el jueves pasado por el Grupo Stellantis consiste en una completa producción de texto, fotos y video. El contenido completo se publica acá abajo.

Galería: Travesía Citroën 3CV en el Sahara


VIDEO: Travesía Sahara en Citroën 3CV

Ocultar comunicado de prensa Leer comunicado de prensa

Comunicado de prensa de Stellantis

Argentinos replicaron 100 años después la travesía de André Citroën por el Sahara

Cien años después de la primera travesía del Sahara en vehículos coordinada por André Citroën, ocho argentinos renovaron la hazaña con sus Citroën 3CV. Mismo destino, misma audacia, misma ambición, mismos valores de marca. Un desafío a bordo de tres unidades del emblemático modelo argentino de la marca que incluyó una aventura multicultural en el continente africano.

La historia comenzó hace 14 años, cuando José Izquierdo y Martín Franzosi comenzaron sus viajes a bordo de los legendarios Citroën 3CV de fabricación nacional y que, luego de adaptarlos como sus “vehículos todo-terrenos ultralivianos”, se animaron a cruzar salares, desiertos, cordilleras y diversas rutas de América Latina. Sus Citroën 3CV superaron todas las geografías y topografías a los que los expusieron. Pero esta vez fueron por más y se atrevieron a un nuevo desafío: ser los únicos en el mundo que rememoraran la travesía por el desierto del Sahara que André Citroën llevó adelante en 1922, festejando así los 100 años de aquel entonces.

La apuesta, que se dio a conocer oficialmente en septiembre de 2022, fue realizar 3.100kms por toda Argelia partiendo desde la ciudad de Argel, ciudad mediterránea y capital del país, hasta la lejana Tamanrasset, ciudad del desierto Sahara, pasando por la mítica Touggourt, puerta del desierto argelino para regresar por las estribaciones del Atlas africano pasando por Orán y cerrando la travesía en la ciudad de Argel. En total, con el regreso incluido, fueron unos 5.600 kilómetros que recorrieron estos tres 3CV de producción argentina, tal cual lo hizo André Citroën en aquel entonces.

José Izquierdo, una de las dos personas que dirigió esta travesía, comentó: “Nuestro objetivo principal fue recordar los 100 años del primer cruce del Sahara en un automóvil marca Citroën de 1922, pero también pudimos recorrer territorios exóticos y desconocidos, conocer la cultura y tradiciones tan ricas y milenarias de este pueblo argelino que están tan conectadas con Argentina; y al mismo tiempo conmemorar los 60 años de la independencia de ese país.  Todo esto enmarcado en el anhelo de compartir toda nuestra cultura junto a nuestros queridos 3CV”. Asimismo, Martin Franzosi, socio de José en esta travesía, dijo: “Fue toda una experiencia de vida, que algunos pocos estamos dispuestos a vivenciar. Solamente teniendo los objetivos bien claros y con la mente puesta en ellos se puede superar. La apuesta al éxito está en la obtención del equilibrio Hombre‐Máquina. Es por ello que decidimos sumarnos con tres vehículos 3CV de fabricación argentina. Este modelo de Citroën representó para muchas generaciones de Argentina un ícono del auto accesible, ágil y con estilo y en estos últimos 14 años, nos demostró que podemos confiar en él”.

Travesía de André Citroën por el Sahara de 1922

El 17 de diciembre de 1922, André Citroën, fundador de la marca de automóviles, realizó una travesía que inspiró libros y películas, y hasta el reto más peligroso del mundo que luego fue conocido como Rally Dakar. 

Se trató de la primera travesía al desierto del Sahara en automóvil que tuvo lugar del 17 de diciembre de 1922 al 7 de enero de 1923 con cinco autocadenas de la marca Citroën: Scarabée d'Or, Croissant d'Argent, Tortue Volante, Bœuf Apis y Chenille Rampante (los dos últimos vehículos de carga).

André Citroën con esta expedición demostró una vez más el saber hacer y un espíritu de aventura inherente desde siempre a la marca Citroën.

IG: @travesiasahara3cv

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com