Desde Landsberg (Alemania) - LatinNCAP, el organismo que evalúa la seguridad de los autos que se venden en América Latina, publicó hoy el resultado de la última de sus pruebas de choque del año 2023. El protagonista de esta entrega es el Fiat Pulse fabricado en Brasil, que obtuvo una calificación mediocre: apenas dos estrellas en seguridad, debido a que ofrece una "limitada protección" de los ocupantes.

La publicación es la última del año de LatinNCAP, pero este crash test se realizó en septiembre pasado, durante los "Media Days" donde GlobalNCAP invitó a periodistas de todo el mundo a presenciar su trabajo en el laboratorio de pruebas de choque del ADAC, en Alemania. Motor1 Argentina fue uno de esos medios y el evento más importante de esas jornadas fue el choque frente a frente entre las Peugeot Rifter europea y la Partner Patagónica argentina. Tras esa prueba, GlobalNCAP alertó: “Peugeot debería dejar de vender la Partner Patagónica” (leer entrevista a Alejandro Furas).

El crash test del Pulse fue como un side-show de ese evento de prensa. Los periodistas invitados pudieron presenciar la prueba de impacto de poste, que es uno de los crash tests a los que LatinNCAP somete a los autos bajo su protocolo actual. Otros ensayos a los que fueron sometidas otras unidades del Pulse fueron el impacto frontal, el lateral, la prueba de choque con peatones y los ensayos dinámicos de las asistencias a la conducción (ver detrás de escena).

Como indica el protocolo del organismo, las unidades probadas del Pulse fueron las que tenían el nivel de equipamiento más básico entre todas las versiones ofrecidas en Latinoamérica. En este caso, fue una variante con sólo cuatro airbags y sin asistencias: "Latin NCAP ofreció al fabricante evaluar los sistemas AEB para agregar su informe de desempeño a la publicación e informar a los consumidores, pero Fiat declinó a hacerlo", informó el organismo.

La conclusión tras analizar los resultados de los diferentes ensayos fue: "Hay lugar para mejorar en el Fiat Pulse, a pesar del resultado de dos estrellas. La limitada protección lateral para la cabeza ofrecida a los ocupantes, la baja puntuación en protección de ocupantes infantiles y de los recordatorios de cinturones de seguridad (SBR) traseros así como la disponibilidad limitada de ADAS, entre otras cosas, restringiron al al vehículo de lograr mejor calificación de estrellas".

Hay más información en la galería de fotos, el video y el comunicado de prensa, acá abajo.

C.C.

FIAT-PULSE

Galería: LatinNCAP - Fiat Pulse


VIDEO: LatinNCAP - Fiat Pulse

Ocultar comunicado de prensa Leer comunicado de prensa

Comunicado de prensa de LatinNCAP

Último resultado del 2023 de Latin NCAP: Fiat Pulse logra dos estrellas

La sexta publicación de resultados del 2023 del Programa de Evaluación de Vehículos Nuevos para América Latina y el Caribe, Latin NCAP, del 2023 muestra que hay lugar para mejorar en el Fiat Pulse, a pesar del resultado de dos estrellas. La limitada protección lateral para la cabeza ofrecida a los ocupantes, la baja puntuación en protección de ocupantes infantiles y de los recordatorios de cinturones de seguridad (SBR) traseros así como la disponibilidad limitada de ADAS, entre otras cosas, restringiron al al vehículo
de lograr mejor calificación de estrellas.

El Fiat Pulse, producido en Brasil, obtuvo dos estrellas. El Pulse ofrece 4 bolsas de aire y Control Electrónico de Estabilidad (ESC) estándar alcanzó 67.18% en Ocupante Adulto, 55.88% en Ocupante Infantil, 45.39% en Protección a Peatones y Usuarios Vulnerables de las Vías y 55.81% en Asistencia a la Seguridad. El vehículo fue evaluado en impacto frontal, impacto lateral, impacto lateral de poste, latigazo cervical (whiplash), protección a peatones y pruebas de ESC/Moose. Se evaluó la versión con el equipamiento de seguridad pasiva más básico del modelo; otras versiones incluyen como equipamiento opcional el Frenado Autónomo de Emergencia (AEB) y Sistemas de Asistencia de Carril (LSS).

El vehículo mostró estructura estable y el área de los pies también fue considerada como estable en el choque frontal. El impacto lateral ofreció protección total al adulto. La prueba de choque de impacto lateral de poste mostró niveles de protección marginal a bueno; sin embargo, la cobertura limitada del sistema de protección lateral para la cabeza penalizó la puntuación total del auto en protección ocupante adulto. El modelo ofrece bolsas de aire laterales de tórax-cabeza de serie pero no bolsas de aire de cortina, limitando la protección solo a las plazas delanteras y también en un espectro restringido. Los sistemas de bolsas de aire para el tórax y la cabeza pueden ser una solución temporal, pero definitivamente no una solución robusta.

La protección del ocupante infantil se vio afectada negativamente por la protección limitada de la cabeza del dummy de 3 años en el impacto frontal y lateral. A pesar de que a ambos dummies se les instalaron Sistemas de Retención Infantil (SRI) I-Size de buen desempeño siguiendo las mejores prácticas recomendadas, el bajo desempeño se explica por la combinación del vehículo con estos SRI. Los SRI ofrecieron protección total en otros vehículos evaluados por Latin NCAP. El espacio limitado para la instalación de SRI con ISOFIX más grandes y la disponibilidad de los SRI también afectaron negativamente
la puntuación para la protección infantil. La evaluación de los peatones puede mostrar mejores niveles de protección al mejorar la seguridad pasiva y disponibilizando el AEB para Usuarios Vulnerables de las Vías cumpliendo las requisitos de Latin NCAP. El rendimiento del ESC ofreció puntuación total así como el limitador de velocidad. Los SBR en el asiento trasero se pueden mejorar para cumplir con los requisitos de Latin NCAP. Los AEB, que son equipamiento opcionales, no cumplieron con la disponibilidad mínima ni con los pre-requisitos para ser evaluados y calificados por Latin NCAP.

Latin NCAP ofreció al fabricante evaluar los sistemas AEB para agregar su informe de desempeño a la publicación e informar a los consumidores, pero Fiat declinó a hacerlo.
Alejandro Furas, Secretario General de Latin NCAP dijo: “Stellantis demostró con el Fiat Pulse que pueden incorporar los requisitos de Latin NCAP desde el inicio del desarrollo de un nuevo modelo. Sin embargo, la estrategia de seguridad se ha mostrado carente de
robustez necesaria, especialmente en relación con la protección de la cabeza en caso de impacto lateral, el rendimiento estructural en las pruebas de choque y la disponibilidad de AEB que deben ser mejorados. Estas características de seguridad y esfuerzos relacionados a mejorarlas definitivamente deben estar disponibles como estándar para los modelos más baratos y populares, como ya lo hicieron otros competidores. Urgimos una vez más a Stellantis a mejorar las prestaciones básicas de seguridad en toda su gama de modelos. Latin NCAP ha demostrado que la información independiente al consumidor bajo un
sistema de etiquetado obligatorio cambiaría el mercado hacia vehículos más seguros sin fricciones políticas. Los consumidores, gestores de flotas y gobiernos no deberían comprar autos que no estén calificados por Latin NCAP”.

Stephan Brodziak, Presidente de la Comisión Directiva de Latin NCAP dijo: “Instamos a Fiat y al grupo Stellantis a mejorar la seguridad básica en toda su flota, misma que no logra
calificar por encima de dos estrellas bajo el actual protocolo de evaluación de Latin NCAP. En concreto, debería centrarse en mejorar la protección de la cabeza en caso de impacto lateral y la protección de pasajeros infantiles para evitar impactos a nivel de la cabeza. Dada la orientación de vehículo familiar que Fiat Pulse intenta alcanzar, deseamos que este modelo mejore drásticamente la protección a peatones, la protección lateral de la cabeza y el equipamiento estándar del Frenado Autónomo de Emergencia. Todas las familias y todos los usuarios de la vía merecen una mejor protección en las calles de América Latina y
sabemos que Stellantis puede brindarla”.

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com