Desde San Isidro (Buenos Aires) - La Fundación Fangio realizó el viernes pasado en Autoclásica un homenaje al cirujano argentino René Favaloro. Este año se cumplieron 100 años del nacimiento del "médico rural", como le gustaba presentarse en público, que salvó millones de vidas al inventar la técnica del ByPass Aorto-Coronario.

¿Y cuál es la relación de Favaloro con los autos? En el stand del Club Peugeot de Autoclásica se expuso el 505 ST de color azul. Fue el último auto que tuvo Favaloro, antes de quitarse la vida en julio de 2000, tras denunciar la corrupción en el sistema de Salud del entonces presidente Fernando De La Rúa.

La historia de este auto es bastante curiosa y define a la perfección la personalidad del cirujano. Favaloro se movía por la Argentina en una Renault 12 Break, un auto confiable y humilde. Más tarde, desechó la posibilidad de pasarse a un Mercedes-Benz.

Eso ocurrió en 1980, cuando el equipo de Favaloro operó del corazón a Juan Manuel Fangio. El quíntuple campeón de Fórmula 1 era, por aquél entonces, el presidente honorario de Mercedes-Benz Argentina.

Como gesto de agradecimiento por salvarle la vida, Fangio le regaló a Favaloro un sedán Mercedes 300. Sabía que el médico se lo iba a rechazar, así que lo envió directamente a los garages subterráneos de los consultorios. Cuando Favaloro se enteró, ni siquiera quiso bajar a ver el auto: “Que se lo lleven. No voy a andar en un Mercedes mientras haya un chico sin mamadera en la Argentina”.

Tiempo después, Favaloro cambió la R12 Break por un viejo Dodge Polara. Fue un mal negocio. Ese auto había tenido un flojo mantenimiento y lo dejaba a pata, a cada rato.

En ese entonces, el cirujano cardiovascular operó a Domingo Cafiero (hermano del político Antonio y dueño de la "Ferretería Francesa"). Como agradecimiento, Cafiero le regaló este Peugeot 505 azul, con techo corredizo.

El médico esta vez sí aceptó el obsequio. El Peugeot y el Polara averiado fueron dos de los pocos bienes que René Favaloro dejó en herencia a su familia. En abril de 2019, por iniciativa del humorista Luis Landriscina, la familia Favaloro donó el Peugeot a la Fundación Fangio, para que se exhibiera en el Museo de Balcarce.

El auto se encuentra en perfecto estado de funcionamiento y fue llevado a Autoclásica por El Hub Garage de Tito Barreiro, que por segundo año consecutivo estuvo a cargo del armado del stand del Museo Fangio en el Hipódromo de San Isidro.

El viernes pasado hubo un homenaje a Fangio y Favaloro en Autoclásica. Asistieron autoridades de la Fundación Fangio, Laura Favaloro (sobrina del cirujano, en la foto de portada) y el piloto Agustín Canapino.

Las fotos de ese homenaje se pueden ver acá abajo.

Galería: Autoclásica 2023: Fangio-Favaloro


ADEMÁS

En el Twitter de @Motor1Argentina

 

Autoclásica

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com