Desde Landsberg (Alemania) - GlobalNCAP, el organismo internacional encargado de evaluar la seguridad de los autos que se venden en distintos mercados del mundo, denunció hoy el "doble estándar" del Grupo Stellantis, al enfrentar en una prueba de choque "Car2Car" a dos productos de Peugeot: la Partner Patagónica fabricada en Argentina y la Rifter producida en Europa.

El resultado fue tan previsible como preocupante: la Partner Patagónica obtuvo una calificación de "cero estrellas" en seguridad, que es la más baja posible y que implica "riesgo de vida" para los ocupantes del vehículo. La Rifter, en cambio, obtuvo una calificación de cuatro estrellas.

Recordemos que la Partner es uno de los vehículos más anticuados que se mantienen en producción en la Argentina. Se fabrica desde 1998 en la Planta El Palomar, que hoy pertenece al Grupo Stellantis. Comparte línea de producción con las Partner Furgón, Citroën Berlingo Furgón y Citroën Berlingo Multispace. Todos estos productos corresponden a la primera generación de este producto, que recibió cambios generacionales y actualizaciones en el resto del mundo, menos en la Argentina. La renovación más importante que recibieron las Partner/Berlingo en los últimos años fue la incorporación del control de estabilidad (ESP). Esto ocurrió en enero de 2022, para poder mantenerlas en producción bajo la nueva normativa que exige este dispositivo de seguridad obligatorio en la Argentina (ver nota).

La unidad que se chocó en el laboratorio de pruebas del ADAC en Alemania fue comprada por GlobalNCAP en la Argentina en el concesionario Peugeot Albens de Buenos Aires, perteneciente al Grupo Jack. El costo completo del ensayo fue financiado con fondos de Bloomberg Philanthropies Global Road Safety Initiative, que ya apoyó pruebas "Car2Car" con modelos de marcas como Nissan y Hyundai (ver videos).

La Peugeot Rifter se fabrica en Europa, pero también se comercializa en varios mercados de América Latina. La unidad probada fue comprada en Chile y enviada a Alemania para esta prueba. Viene de serie con dispositivos de seguridad más completos que la Partner, como seis airbags y frenado autónomo de emergencia, además de una estructura más moderna y rígida para proteger a los ocupantes.

El crash test "Car2Car" fue realizado en Alemania por un equipo de ingenieros encabezado por el uruguayo Alejandro Furas, que es el secretario general de GlobalNCAP y LatinNCAP.

Dijo Alejandro Furas: “Este resultado alarmante de un vehículo desarrollado hace más de 25 años y que aún se vende como nuevo en Argentina, cuestiona el liderazgo de Peugeot en materia de seguridad vehicular a nivel mundial. En un momento en que los estándares corporativos globales tienen como objetivo invertir en negocios donde se respetan los derechos humanos, es hora de que los socios de Stellantis consideren un escenario similar ya que los derechos humanos en términos de seguridad vehicular no están siendo respetados. Esperamos que esta prueba sea una llamada de atención para los consumidores, las autoridades y los fabricantes de vehículos. Todos los consumidores, sin importar en dónde vivan o cuanto paguen, tienen derecho a recibir el mismo estándar de seguridad en los vehículos. Esta brecha de seguridad ya no debería existir. Hacemos un llamado a Stellantis y a otros fabricantes para que dejen de usar estrategias de doble estándar en el mundo”.

GlobalNCAP es la entidad madre que agrupa a las asociaciones que realizan crash tests en diferentes mercados, como IIHS (Estados Unidos), LatinNCAP (América Latina), EuroNCAP (Europa) y JapanNCAP (Japón), entre otros. La prueba "Car2Car" contó con el apoyo de la Fundación Toward Zero, que dirige David Ward.

Dijo David Ward: “Presentar un diseño de décadas de antigüedad, con bajos niveles de seguridad, como si fuera un modelo nuevo es totalmente inaceptable. Denunciar este doble estándar ayudará a los consumidores a ver más allá del marketing y pondrá el foco en el liderazgo de Peugeot y Stellantis para abordar esta sorprendente discrepancia en seguridad. El juego irresponsable con la seguridad vehicular en los mercados de América Latina y el Caribe debe llegar a su fin".

La prueba con los dos furgones de Peugeot se realizó en septiembre pasado. Motor1 Argentina fue uno de los 10 medios de prensa internacionales invitados por GlobalNCAP para presenciar el crash test en vivo en los laboratorios del ADAC. Además del resultado de hoy, en breve publicaremos más contenido con entrevistas y el "detrás de escena" de este ensayo "Car2Car".

Hay más información en la galería de fotos, el video y el comunicado de prensa, acá abajo.

C.C.

GLOBALNCAP-PEUGEOT-PARTNER-RIFTER-1

El resultado de la prueba "Car2Car" entre la Peugeot Partner Patagónica argentina y la Peugeot Rifter europea.

DSC04097

Hay más información en la galería de fotos, el video y el comunicado de prensa, acá abajo.

Galería: GlobalNCAP - Car2Car Crash Test - Peugeot Partner vs Peugeot Rifter


VIDEO: GlobalNCAP - Peugeot Partner Patagónica vs. Peugeot Rifter

Ocultar comunicado de prensa Leer comunicado de prensa

Comunicado de prensa de GlobalNCAP y LatinNCAP

Prueba de choque auto a auto demuestra el doble estándar de seguridad de “cero estrellas”

En el reciente choque auto a auto de Latin NCAP y Global NCAP, se pusieron a prueba el Peugeot Partner Patagónica, comprado de forma anónima en Argentina, y el Peugeot Rifter, comprado de forma anónima en Chile. Ambos autos se venden como nuevos y cumplen con las regulaciones locales, pero el modelo Partner Patagónica, que tiene veinticinco años de antigüedad, carece de varias características básicas de seguridad que pueden salvar vidas.

La prueba demuestra el alarmante doble estándar de “cero estrellas” adoptado en la región de América Latina y el Caribe por algunos fabricantes de vehículos, en este caso en
dos mercados vecinos.

Vea el video de la prueba de choque auto a auto: https://youtu.be/iag22zrVDKE

El Peugeot Partner Patagónica se fabrica en Argentina con sólo dos bolsas de aire frontales y Control Electrónico de Estabilidad (ESC) como equipamiento estándar. El modelo fue desarrollado y producido por primera vez a finales de los años noventa. El Peugeot Rifter, que pretende sustituir al Peugeot Partner, se produce en Europa y ofrece de serie 6 bolsas de aire y ESC.

La protección ofrecida por el Rifter al dummy conductor adulto medio durante la prueba de choque fue buena en la cabeza y cuello y adecuada en el pecho mostrando una estructura estable, mientras que el conductor de Partner Patagónica mostró protección pobre en el pecho y el cuello y marginal en la cabeza y una estructura inestable. El dummy del conductor del Partner Patagónica, que presentó lesiones con alta probabilidad de riesgo de vida, evitó que la estructura se deformara aún más. La protección del dummy femenino pequeño acompañante en el Partner Patagónica mostró protección marginal en el pecho y protección del cuello preocupantemente débil, mientras que la Rifter mostró una protección marginal en el pecho del dummy femenino pequeño acompañante.

Los Sistemas de Retención Infantil (SRI) de Partner Patagónica se instalaron utilizando los cinturones de seguridad, mostrando protección pobre para el dummy de 3 años y protección débil y marginal en el cuello y el pecho respectivamente para el dummy de 1,5 años. El Rifter mostró protección total para el dummy de 1,5 años y protección buena para el dummy de 3 años con SRI instalados mediante anclajes ISOFIX y mirando hacia atrás.

El resultado de Partner Patagónica habría sido de cero estrellas en las evaluaciones de Latin NCAP y Global NCAP.

Alejandro Furas, Secretario General de Latin NCAP y Global NCAP dijo: “Este resultado alarmante de un vehículo desarrollado hace más de 25 años y que aún se vende como nuevo en Argentina, cuestiona el liderazgo de Peugeot en materia de seguridad vehicular a nivel mundial. En un momento en que los estándares corporativos globales tienen como objetivo invertir en negocios donde se respetan los derechos humanos, es hora de que los socios de Stellantis consideren un escenario similar ya que los derechos humanos en términos de seguridad vehicular no están siendo respetados. Esperamos que esta prueba sea una llamada de atención para los consumidores, las autoridades y los fabricantes de vehículos. Todos los consumidores, sin importar en dónde vivan o cuanto paguen, tienen derecho a recibir el mismo estándar de seguridad en los vehículos. Esta brecha de seguridad ya no debería existir. Hacemos un llamado a Stellantis y a otros fabricantes para que dejen de usar estrategias de doble estándar en el mundo”.

David Ward, Presidente de Towards Zero Foundation dijo: “Presentar un diseño de décadas de antigüedad, con bajos niveles de seguridad, como si fuera un modelo nuevo es totalmente inaceptable. Denunciar este doble estándar ayudará a los consumidores a ver más allá del marketing y pondrá el foco en el liderazgo de Peugeot y Stellantis para abordar esta sorprendente discrepancia en seguridad. El juego irresponsable con la seguridad vehicular en los mercados de América Latina y el Caribe debe llegar a su fin".

Sobre Latin NCAP

El Programa de Evaluación de Vehículos Nuevos para América y el Caribe (Latin NCAP) fue lanzado en 2010 para desarrollar un sistema regional independiente de pruebas de choque de vehículos y de calificación de seguridad en la región. Latin NCAP replica programas de pruebas de consumidores similares desarrollados en los últimos treinta años en América del Norte, Europa, Asia y Australia que han demostrado ser muy eficaces en la mejora de la seguridad de los vehículos. Desde 2010 Latin NCAP ha publicado los resultados de más de 150 modelos.

Latin NCAP agradece el apoyo recibido por Global New Car Assessment Programme (Global NCAP), International Consumers Research and Testing (ICRT), FIA Foundation, el Banco Inter-Americano de Desarrollo (BID) y Bloomberg Philanthropies Global Road Safety Initiative. Latin NCAP es miembro asociado de Global NCAP y apoya el Decenio de Acción de las Naciones Unidas para la Seguridad Vial y a la iniciativa Stop the Crash.

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com