Después de más de un año de rumores y desmentidas, General Motors Argentina confirmó el viernes pasado que, a fin de año, la Planta Alvear dejará de fabricar el Chevrolet Cruze (ver comunicado oficial). La empresa también anunció que aumentará la producción de la Tracker, la SUV que quedará como el único modelo de esa fábrica en Santa Fe.

La noticia no fue bienvenida por Smata, el sindicato de mecánicos que agrupa a los operarios de la Planta Alvear. Marcelo Barros, titular de la delegación Santa Fe de Smata, fijó la posición del gremio ante esta noticia: la preocupación es que se pierdan puestos de trabajo.

En ese sentido, Barros planteó tres posibles soluciones, siempre desde el punto de vista de Smata.

* Montana: "Desde Smata se estaba planteando traer a Santa Fe la producción de la chata Montana", dijo Barros en declaraciones a la radio FM Meridianos. La Montana es una pick-up que comparte plataforma, componentes y motores con la Tracker que ya se ensambla en Argentina. Esta pick-up hoy se produce de manera exclusiva en Brasil y ya está en preventa en nuestro mercado (ver nota). 

* Tracker: "Ahora estamos viendo también si podemos mudar toda la producción de la Tracker a Santa Fe", agregó BarrosEste modelo hoy se produce tanto en Brasil como en la Argentina. Es un producto redundante (ver motivos). "La Tracker se vende muy bien", opinó Barros. La producción exclusiva en Argentina podría aumentar el volumen de la planta de Santa Fe y las chances de exportación.

* Cruze: "Nosotros estamos buscando que el Cruze se estire hasta el año que viene, por lo menos, para ver si podemos tener otro producto de General Motors para cubrir esa vacante. Que haya dos productos en vez de uno. Si no, realmente se complica la cosa, porque con un producto no subsiste la empresa", dijo Barros.

Por el momento, GM Argentina sólo confirmó que el Cruze se dejará de producir a fin de año y que aumentará la producción actual de la Tracker. Barros aseguró que su principal preocupación son los puestos de trabajo: "Si no es negocio, como hicieron en 1978, los de Chevrolet levantan y se van. Como hizo Ford, que levantó todo y se fue de Brasil".

Más allá del pedido de Smata, el futuro de la planta de Santa Fe se decidirá en Estados Unidos y Brasil (este mes hubo cambios en la cúpula de GM Argentina).

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com