Texto de Bruce Ocker

¿QUÉ FUE?: Un auto fabricado por General Motors Argentina, que se presentó en 1969 con carrocería sedán de cuatro puertas, para complementar la oferta del Chevrolet 400. Un año más tarde llegó la versión SS, tanto en versión de cuatro puertas como coupé de dos puertas. Es la tercera generación del Chevrolet Nova (el 400 es la primera generación, la segunda nunca se vendió aquí), que en Argentina se denominó “Chevy” para evitar la asociación del nombre con el chiste de que “no va”. Su producción se discontinuó en 1978, con la salida de GM del país. Se fabricaron casi 66.000 unidades.

MECÁNICA: Los Chevy estaban motorizados con el mismo seis cilindros que equipaban los demás Chevrolet desde principios de los ’60. El sedán se ofreció inicialmente con el 230 pulgadas cúbicas (3.8 litros, 130 hp) y con el 250 (4.1 litros, 155 hp), ambos con carburadores de una boca. La coupé se produjo solo con el 250, que con la inclusión de un carburador Holley de doble boca en 1972 trepó a 168 hp. Las transmisiones del sedán fueron inicialmente de tres velocidades FAE (al volante) y de cuatro velocidades ZF (al piso). También hubo versiones “Chevromatic”, con caja automática de tres marchas.  Después, tanto para el sedán como la coupé, la caja ZF fue reemplazada por una similar de marca Saginaw. Los frenos delanteros eran a disco y los traseros a campana. La tracción era trasera. La dirección fue mecánica, aunque algunas versiones ofrecieron de manera opcional dirección hidráulica.

LO MÁS: Fue un auto moderno, lanzado casi en simultáneo con Estados Unidos, muy atractivo para la época, principalmente por su estética fastback. La gran gama de versiones hizo del Chevy un auto muy versátil: hubo versiones deportivas y otras lujosas, pero también versiones de entrada de gama básicas, incluso preparadas de fábrica para ser usadas como taxi.

LO MENOS: Observando el test de un Sedán en la revista Corsa de Mayo de 1970, se le criticaba el escaso poder de frenado y el accionamiento “duro” de manijas y controles. Respecto a la motorización, y este es un punto de vista personal -fuera de todo análisis económico del momento- es una pena que la coupé nunca haya ofrecido alguna de las abundantes motorizaciones V8 que incluía en Estados Unidos. La partida de GM de argentina, en agosto de 1978. No solo dejó a mucha gente sin trabajo: también dejó muchos corazones rotos de fanáticos de la Chevy.

EL DETALLE: En 1972, el equipo de Styling liderado por Pedro García y Jorge Ferreyra Basso (leer más) ideó y presentó una alternativa para paliar las bajas ventas del Chevy: despojando a la coupé de accesorios “lujosos” (como el techo vinílico), pintándola de colores estridentes (como el Verde Tempestad o el Amarillo Daytona) y aplicándole franjas deportivas y otro diseño de llantas, crearon la “Chevy Serie 2”.(leer más) Inmediatamente triplicaron las ventas, y el resto es historia. Pueden leer los pormenores de esta historia en la entrevista realizada a Ferreyra Basso en el sitio web Autohistoria. La primera franja, conocida como “Escorpión”, se ofreció desde fines de 1972 hasta 1974, cuando, junto con un restyling interior y exterior cambió por las franjas “Remo”. En 1977 se volvió a cambiar el diseño por un breve lapso, hasta octubre de ese año cuando se lanzó la última renovación en toda la línea Chevy. A estas se las conoce popularmente como “Opus”, por su estrategia publicitaria. No es algo muy difundido, pero las franjas de la Serie 2 eran un accesorio opcional, como también lo eran la dirección hidráulica, la caja automática y el aire acondicionado. En las fotos debajo de estas líneas podrán ver dos unidades de 1978 totalmente originales: La Plata Quásar con franja negra posee todos esos opcionales, mientras que la Cobre Canela es una unidad sin ellos. Hubo varias versiones fuera de serie, realizadas por particulares sobre la Coupé. La mas famosa de ellas fue el Chevrón, realizado por la concesionaria Grandío y López.

CONTEXTO: El Chevy llegó a fines de 1969 para situarse a mitad de camino entre los sedanes compactos como el 400, el Falcon, el Torino y el Valiant y los del segmento grande Fairlane y Polara. Tuvo un comienzo muy exitoso: el Chevy cuatro puertas fue premiado como auto del año en 1970, y la Coupé SS lo fue en 1971. Hacia 1972 las ventas iban en baja, situación que fue revertida con la ya mencionada idea de la Serie 2, que fue un éxito rotundo. En sus últimos años las ventas de GM fueron decayendo, lo que sumado a la situación general del país terminaron precipitando el retiro de Chevrolet de Argentina.

OPNIÓN: "El Chevy es uno de los íconos de la industria automotriz argentina. Su participación en el Turismo Carretera junto al Falcon, el Torino y la Dodge le otorgan ese status. El diseño y los colores estridentes de la coupé atrajeron las miradas de grandes y chicos desde el primer día. Y lo siguen haciendo en la actualidad. Para los fanáticos de Chevrolet como yo, es el auto de los sueños. Tuve la suerte de cumplir ese sueño hace ya 15 años con mi Serie 2 1978" (Bruno Galarza).

Agradecimientos: Miguel Venegoni, Rodrigo Samuelian y Lucas Ka, por ceder fotos para este artículo.

Publicidad de Chevrolet Chevy (1970).
Publicidad de Chevrolet Chevy (1978).

Galería: Autos históricos argentinos: Chevrolet Chevy

VIDEO: Chevy Sedán (1970)


VIDEO: Chevy Malibú (1975)


VIDEO: Chevy Serie 2 (1972)

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com