Si de algo no caben dudas es que Pablo Sibilla, además de ser Presidente de Renault Argentina, es un fanático de la marca del rombo. En su garage sabemos, porque lo ha contado y lo ha mostrado, un Clio RS (ver nota), y se dice que hay algunas piezas de colección más. 

Desde hace un tiempo, venimos siguiendo la noticia de la restauración de un Torino 380 cupé. Hoy, durante el brindis de fin de año con la prensa en el Palacio Sans Souci, el Torino se mostró por primera vez en público, apenas 24 horas después de que lo sacara del taller donde lo restauró.

Hablamos informalmente con Sibilla que nos comentó que el tiempo total en el taller de restauración fue de "un año y 8 meses", y que algunos repuestos fue imposible conseguirlos y por eso se restauraron, mientras que otros se consiguieron totalmente nuevos. Por ejemplo, las guardas de aluminio de acceso al habitáculo, se consiguieron en un concesionario Renault del interior. Otro elemento original en el auto es una baliza alimentada a kerosene que incluye cajita de fósforos "IKA".

Historias alrededor de la restauración hay miles y una de ellas la contó el mismísimo dueño. Resulta que el volante que consiguió es usado con muy poco tiempo de uso y mantiene la laca original. Lo tenía una persona en Rosario, colgado en una pared al mejor estilo de trofeo. Y así, cada detalle cuenta una historia. Como la de Pablo Sibilla y su Torino 380 con 20 meses de restauración para quedar como recién sacado de fábrica.

O.C.

Foto portada: Diego Durruty

Fotos detalles: Instagram Pablo Sibilla


Galería: Torino Pablo Sibilla

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com