El último domingo pre-Mundial arrancaba con calor bochornoso. Antes del almuerzo y del GP de Brasil enderezamos hacia Villa Luro Norte (barrio, y Club de Barrio) para internarnos en el fascinante mundo de las miniaturas. Fuimos a la décima Expo CACE la muestra organizada por el Club Argentino de Coleccionismo a Escala.

Antesala con barcito y algunos veteranos tempraneros que ya estaban en sus mesas haciendo transacciones de maquetas costosas. Unos pasos más adelante, un par de canchitas de papifutbol que cedieron su espacio y su fecha a los entusiastas del modelismo. Mayoría de coleccionistas de automodelos, de un lado y del otro del caballete. Cajas con ofertas apiladas tipo pase y revuelva, junto a pulcras mantas con ordenadas filas de refinadas piezas. Todo está representado en este micromundo. Hacinamiento de humanos y de modelos. En el perímetro, gigantescos pero insuficientes ventiladores de pizzería, oscilando tontamente de izquierda a derecha lanzando viento caliente a la transpirada multitud. Barbijos que retornaron, y una atmósfera a andenes de terminal ferroviaria de Bangladesh.

Había Matchbox, Hotwheels, además de nuestros populares Buby, Galgo o Jet. De todo. Inmaculados prístinos, y también otros menos afortunados, maltratados décadas atrás por niños que volcaron sobre ellos su temprana impericia para jugar, con furia y saña. Hoy esos pibes destrozones, retornan panzones y canosos (si hay pelo todavía) con remordimiento y ansiedad para ver si pueden recuperar ese auto (pagando un dineral) al cual pisaron o tiraron desde una terraza.

Recorrimos cámara en mano esta expo que está viva solo un día cada tanto, retratando a toda marcha sus pequeños sucesos, personajes, y piezas expuestas. Fotorreportaje para entrar decididamente en los aciagos días del Mundial, y en el epílogo del 2022. Disfrutalo este finde largo.

Todo en venta. Una declaración de principios. Una postal de Argentina
Meteoro ofreciéndose como piloto a dos Enzo Ferrari (versión verano e invierno) indiferentes
Techo parabólico de chapas, que se curvaban aún más por el calor de un domingo tormentoso. Adentro del club Villa Luro Norte saltábamos de la sartén al fuego.
_IMG4552

Transacciones que ni Gordon Geko pudo imaginar

_IMG4548

Me llevo un Pagani Zonda y dos Porsche. Jet set, yo solo quiero ser del jet set.

_IMG4589

Hablando de jets, acá uno que ya solo lo podremos ver en una réplica como esta. El Antonov 225, emergiendo de una impresora 3D del stand de Pucará.

_IMG4590

Muy cerca del Tupolev TU-144 supersónico (de papel)

_IMG4591

También en papel, y también en el stand de Pucará; la colección Fórmula Uno de Ayrton Senna. Faltaba el Williams de su trágica desaparición.

_IMG4580

No lejos de allí un diorama algo impreciso, con un Galvez (Juan tenía el número 9 y Oscar el 3) enderezando una curva en dirección a Caracas con su cupecita Ford.

_IMG4583

O el mejor Batman de la historia, lanzado hacia Ciudad Gótica recién salido de la Baticueva con su Batimóvil.

_IMG4577

Nunca falta el permanente homenaje a los tres Torinos. Esta vez nocturno.

_IMG4562

Las unidades de asistencia de los monstruos del Grupo B estacionaron sus furgones. Aquí Audi Sport

_IMG4561

Muy cerca, los franceses de Peugeot Sport

_IMG4570

Rescate Internacional descendió con su Thunderbird 2

_IMG4567

Cerca de este ómnibus camello 

Galería: Expo CACE universos en miniatura

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com