Autos clásicos en movimiento. Y en la noche del Autódromo de Buenos Aires. Esa fue la propuesta de las "VIP Laps", que se organizaron el martes pasado en el Gálvez (ver nota previa). Fue un evento organizado en el marco del track day "After Office" de Speed Club Argentina, en alianza con Pronto Rótulo y El Hub Garage.

La idea surgió de combinar la experiencia y los contactos de Osvaldo "Cocho" López (Helipuerto Autódromo), Eduardo Ramírez (Track Nights), Federico Köhler (Speed Club), Pablo Ciaglia (Pronto Rótulo) y Tito Barreiro (El Hub Garage) para cumplir un viejo sueño de muchos fanáticos de los autos: ver autos clásicos corriendo en un track day.

La actividad comenzó por la tarde con la llegada de los primeros participantes. A los pilotos habitués de Speed Club se sumaron coleccionistas de vehículos históricos. Así llegaron hasta el Gálvez un BMW M1, un BMW M3 E30, un Mercedes-Benz 190 E 2.3/16, dos Porsche 911 clásicos y un 911 996 GT3.

Hugo Gallego, de Bessia Motorsport, llevó hasta el Gálvez dos ejemplares de los Biscayne Roadster fabricados en Don Torcuato (ver nota). Y Eduardo Ramírez ofreció viajes en grupo sobre la Race Van VW Sharan (ver nota), con Eduardo Der Ohanessian al volante.

Motor1 Argentina fue invitado a participar con el Toyota GR Yaris de la "Colección Autoblog" (leer crítica). El desempeño en pista estuvo a la altura de las expectativas: por más que sean leyendas, un clásico no puede defenderse mucho en circuito frente a un deportivo moderno. Fue todo alegría para C.C. y V.C., girando con los mejores tiempos de ese grupo, hasta que entró a pista el 911 996 GT3. Ahí se acabó la fiesta y su piloto humilló a todos: estableció los mejores tiempos de la noche, girando a un promedio de menos de dos minutos por vuelta en el Circuito 6.

Manejar en el Gálvez de noche es una experiencia aparte: si bien Speed Club se encarga de marcar muy bien la pista, con la misma tecnología reflectante que se utiliza en las 24 Horas Le Mans, manejar a fondo en la oscuridad exige un nivel de concentración extra y la adrenalina se dispara.

Ahí siempre es útil la experiencia de haber girado de día (y de haber visto miles de veces los videos con cámaras onboard del Ranking Motor1).

¿Cómo sigue esto? La idea a futuro de las VIP Laps es brindar el marco adecuado para que los dueños de autos clásicos se animen a mostrarlos en eventos con público, girando en pista y brindando todo su espectáculo de velocidad y sonido. "Vamos avanzando despacito, pero avanzamos. Argentina se merece su gran evento de clásicos en movimiento", resumió Ciaglia.

Mirá la galería de fotos acá abajo.

C.C.

Galería: VIP Laps en el Autódromo de Buenos Aires

Foto: @TitoBarreiroAutos

ADEMÁS

En el Twitter de @Motor1Argentina

 
Enviá tu noticia a novedades@motor1.com