Ferrari tiene la sana tradición de presentar cada varios años un hypercar para ubicarlo en el pináculo de la tecnología y de la velocidad sobre cuatro ruedas. Descontando al 288 GTO, en 1987 llegó la F40, en 1995 la F50, en 2002 la Enzo, en 2013 LaFerrari y finalmente el SF90 de 2019. Si bien el plazo entre entrega y entrega no es regular, el año próximo tocaría el lanzamiento del nuevo HyperFerrari. Esto es lo que se sabe hasta ahora.

Si bien ya vimos planes de una Ferrari completamente eléctrica (ver nota) y conocemos la estrategia de electrificación pautada en Maranello (ver planes), el próximo modelo debería de ser híbrido. La base bien podría ser la del SF90 Stradale con tres motores eléctricos y batería recargable chica, pero queda la duda de saber cuál será el impulsor térmico. LaFerrari tenía un V12, la SF90 un V8 biturbonaftero, y el próximo hypercar podría ir por un V6.

La idea de un motor más chico puede sonar menos atractiva pero la marca ya trabaja con un motor así en la 296 GTB y sobre todo en la F1. Ferrari también está trabajando en su LMH (Le Mans Hypercar) para competir en el Campeonato Mundial de Resistencia de la FIA (WEC), por lo que el nuevo modelo de calle aprovechará muchos desarrollos realizados para el de competición.

Según distintos rumores el próximo hypercar del cavallino se llamará F250 y se producirán no más de 828 unidades distribuidas entre la versión “normal” (599), la XX de uso solo en pista (30), y la convertible (199). Las entregas comenzarán en 2024 y las de su versión con techo removible hacia 2027. Antes de eso tendremos muchos más detalles y certezas, por ejemplo si la marca apostará por la potencia final, por el bajo peso, por trucos activos en la parte aerodinámica o por un mayor purismo en la filosofía del hypercavallino.

Galería: Ferrari Le Mans Hypercar

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com