Las Familiares o Rurales son tan viejas como la industria automotriz: fueron creadas para transportar mercancías y con el transcurso de los años se convirtieron en la perfecta solución de movilidad para familias que querían viajar con el confort de un sedán, pero con más espacio. Hoy raramente se las puede encontrar en las rutas, salvo en Europa. 

El destino de este tipo de vehículo, también denominado como Wagon, Estate en Reino Unido y Break en Francia, comenzó a cambiar cuando se introdujeron las primeras Minivans. De esa manera fue cómo se desvaneció el entusiasmo en el mercado estadounidense y de hecho, las Familiares nunca prendieron en Asia, pero Europa continúa siendo un refugio efectivo a pesar del gran atractivo que están teniendo allí las populares SUV. En Motor1 Argentina somos fanáticos de las Familiares y en esta nota podes ver nuestros modelos favoritos.

Casi dos de cada tres Familiares se venden en Europa 

Aunque su volumen de ventas cayó un 20% en 2021 comparado con el año previo, la demanda en Europa de este tipo de vehículos continúa siendo alta y representa el 64% de las ventas globales, con algo más de un millón de unidades vendidas sobre un total de 1.6 millones que se comercializaron en todo el mundo. 

De hecho, Europa es el mercado en el que las Familiares tienen el más alto market share con respecto a la venta de sedanes. El año pasado registraron el 8.3% del volumen en el continente, una cifra que no está nada mal teniendo en cuenta la competencia que existe con las SUVs. 

En el resto del mundo se compraron 574.000 Familiares el año pasado, lo que representa un exiguo crecimiento del 4%: en Estados Unidos y Canadá se comercializaron 183 mil unidades (-4%), y el tercer mercado fueron Rusia y las antiguas Repúblicas Socialistas Soviéticas con 140 mil unidades (+). Los vehículos Lada continúan siendo una opción válida para muchos consumidores de esta región, de hecho tienen un market share del 7.1%. 

Japón-Corea fue el cuarto mercado más grande y, curiosamente, China ocupó el quinto lugar con solo 107.000 unidades, un 34% más. Aunque la demanda se disparó en comparación con 2020, las Familiares no son un producto atractivo para la mayoría de los consumidores en esa región. Por eso, el segmento está mas o menos condenado y sin China es muy difícil ver desarrollos futuros.

Una cuestión de percepción

La percepción del público cambia con respecto a las Familiares depende el mercado. Por ejemplo: es bastante difícil verlas en las calles de América Latina y eso se da porque la gente las asocia con los autos fúnebres que no son "cool" para manejar. 

En contraposición, las Familiares son muy populares en Italia: los consumidores allí casi que no se fijan en un sedán pero posicionan a las Rurales como verdaderos autos deportivos familiares que son útiles e interesantes. Un fenómeno similar ocurre en Alemania. 

En Escandinavia las Familiares tienen una concepción de capacidad familiar real en países como Suecia y Noruega: se considera el vehículo ideal para las duras condiciones invernales. Volvo y la extinta Saab son dos marcas que han incursionado en este tipo de automóviles. 

En Estados Unidos la situación de las Familiares cambió luego de la llegada de las Minivans: estas últimas son más grandes, espaciosas y tienen una posición más alta de manejo, al igual que las SUVs. Además, hoy los consumidores pueden elegir entre más de 10 opciones de vehículos de este tipo. 


Enviá tu noticia a novedades@motor1.com