El curso, realizado en conjunto con la Municipalidad de Tigre, es parte de un programa llamado "En la ruta a cero accidentes", nombre bajo el cual se agrupan una serie de acciones de capacitación y concientización que Volvo está realizando por primera vez en la Argentina también como parte de un plan a nivel global destinado a mejorar la seguridad en el transporte. 

"Pará, mirá, saludá” proporciona una formación práctica y visual de los factores que deben tener en cuenta los niños a la hora de pasear por la calle, en particular ante una situación de tráfico urbano peligrosa.

El objetivo es ayudarlos a comprender cómo actuar de forma segura cerca del tráfico. Así, las tres palabras "mágicas" que le dan nombre al programa buscan sintetizar el propósito de que los niños internalicen que, para moverse en situaciones donde hay tránsito, es necesario  detenerse primero. Después mirar y evaluar el entorno. Y, por último, saludar, literalmente, al conductor y asegurarse, a su vez, de que el chofer del vehículo los ha visto.

El papel de los conductores aquí es fundamental. Los niños, después de parar y mirar a ambos lados por si vienen vehículos, buscarán un contacto visual y saludarán a los conductores. En ese momento son ellos quienes deben saludar de vuelta, antes de que el niño o niña pueda cruzar con seguridad. Se trata de una interacción que es considerada clave por los capacitadores de Volvo.

Durante la hora y media que dura la capacitación, chicos que van de sala de 5, de Jardín de Infantes, a quinto grado de cada colegio que Volvo visita tendrán la oportunidad de ver un video en el que un conductor de camiones, llamado ficticiamente “Tim”, aporta una serie de consejos de seguridad vial que les ayudarán a la hora de andar en bici o caminando donde hay tránsito de vehículos, pero de manera segura.

_PGZ1747

Una vez proyectado el video, los chicos realizan un ejercicio interactivo en el que los instructores los hacen participar a partir de que respondan cuáles son las situaciones más peligrosas y cómo deben evitarlas.

Para que los alumnos puedan demostrar lo que han aprendido en la práctica, en el paso siguiente realizan una actividad con un camión a escala situado en el patio de las instalaciones del colegio. Allí el equipo de Volvo monta una escenografía que incluye, entre otras cosas, un semáforo y el diseño, también a escala, de una senda peatonal.

En la tercera instancia entra en escena un camión real, especialmente preparado con todos los atributos de seguridad y tecnología que disponen los distintos modelos de Volvo. Con este recurso se pone foco en que los chicos puedan percibir el rol del conductor y cuál es la visibilidad que tiene a través, por ejemplo, de ventanas y espejos para comprender, en forma  vivencial, cómo funciona esa visibilidad.

El programa ‘Pará, Mirá, Saludá' está basado en un curso de formación originalmente desarrollado por Volvo Trucks en Dinamarca, en 2004.  Más de 200.000 niños de 13 países distintos ya han participado.

Cada instructor cuenta con materiales específicamente diseñados para dar el curso. Ese material es gratuito e  Incluye un kit básico y uno más completo, una guía del instructor con consejos para el curso, un vídeo animado y una presentación de Powerpoint.

Es un material que puede servir tanto para una formación en aula o para que los padres puedan concientizar a sus hijos en sus casas. "Volvo no quiere hacer esto en forma exclusiva sino que lo pone a disposición de profesores y maestros, en definitiva de todo aquel que lo quiera utilizar para concientizar y educar a los chicos”, aseguraron en Volvo.

El compromiso del Grupo Volvo con la seguridad data de 1927, año de la creación de la compañía, cuando sus dos fundadores decidieron incluir la seguridad entre sus valores fundamentales.

"La seguridad forma parte de nuestro ADN y trabajamos para que nuestros camiones sean los más seguros para el conductor y los peatones. Lamentablemente, esto no es suficiente, porque la seguridad no solo depende de los vehículos sino también de las personas, ya que el 90% de los accidentes están causados por fallos humanos”, explican en Volvo.

En el mundo, más de 700 niños pierden la vida cada día en accidentes de tráfico.  Volvo considera este dato “inaceptable” y quiere ser actor en la reducción de esta dramática cifra.

“En Volvo creemos que está en nuestras manos conseguir un tráfico vial más seguro, en especial para los más pequeños. Con el programa Pará, mirá, saludá queremos marcar la diferencia real en seguridad vial”, dijo la compañía en la presentación donde detalló los alcances del programa. 

_PGZ4568
Luz Elena Jurado, presidente de Volvo Trucks & Buses Argentina
_PGZ1949
Multiplicar los consejos y las buenas prácticas dentro del tránsito
_PGZ2322
Volvo Trucks & Buses Argentina acompaña a los alumnos desde el jardín hasta el final de la primaria con su campaña
_PGZ2097
Bien alto, en la cabina de un Volvo FH
_PGZ2332 (1)
Enviá tu noticia a novedades@motor1.com