El Autódromo Oscar Gálvez inaugurará en la próxima primavera su nuevo helipuerto “Hangar Robinson”. Tendrá capacidad para doce helicópteros y será el único helipuerto privado de la ciudad de Buenos Aires, tras la desactivación ya confirmada de la estación de Modena Air en la Costanera Sur.

“Hangar Robinson” se construyó en un predio junto al histórico helipuerto del Autódromo porteño, ubicado detrás de la confitería. El edificio cuenta con una terraza VIP para clientes, con vista al final de la recta y con una visión panorámica de toda la Curva 1 y la zona de la Confitería.

Se trata de una inversión realizada por la empresa “Aéreo Patagones”. Entre los socios de la firman se encuentran el ex piloto de automovilismo Osvaldo “Cocho” López y el empresario Daniel Saramaga (también conocido por su compañía de pisos de madera “Patagonia Floooring”). La operación diaria estará a cargo de Héctor González, ex piloto de helicópteros de Presidencia de la Nación.

“Hangar Robinson” obtuvo una concesión por diez años para operar desde el Autódromo de Buenos Aires. La ubicación del Gálvez es estratégica. No sólo se encuentra en una zona sin vecinos cercanos y habituada al ruido de motores. También está enclavada justo en el cruce de los dos helicorredores más importantes de Buenos Aires: el que circula sobre el Riachuelo (que llega hasta el Río de la Plata y conecta con el helicorredor de Madero) y el que se encuentra sobre la Avenida General Paz (que conecta con la Zona Norte del Gran Buenos Aires).

El helipuerto brindará servicio de guardado y mantenimiento para helicópteros particulares, pero también contará con su propia flota de aeronaves: son modelos Robinson 44 (cuatro plazas) y Robinson 66 (cinco plazas), que se utilizarán para brindar servicios de taxi aéreo y turismo.

Los tours aéreos incluirán vuelos sobre los helicorredores de la ciudad de Buenos Aires y hasta paquetes de un día completo, con almuerzo incluido en una isla del Tigre. Además, se ofrecerán “Bautismos Aéreos y en Pista”. Este es uno de los paquetes más originales: 20 minutos de vuelo en helicóptero y tres vueltas al Autódromo de Buenos Aires, sobre un Bessia Biscayne Roadster (ver nota) y con Cocho López al volante.

La inauguración de “Hangar Robinson” será a comienzos de septiembre. Hay más información en la nota de El Cronista, acá abajo.

Galería: Hangar Robinson

Galería: Bessia Biscayne Roadster (patentado)

Ocultar comunicado de prensa Leer comunicado de prensa

Nota del diario El Cronista

La historia secreta del nuevo Helipuerto de Buenos Aires: cómo es, cuánto costó y quién está detrás

Por Florencia Lendoiro

Un helipuerto es un área delimitada para la salida y llegada de helicópteros, una definición que aparenta ser simple pero cuando se materializa en una ciudad como Buenos Aires suma condimentos con una historia secreta imperdible.

Con todo eso en mente y como anticipó a El Cronista hace casi un año -cuando empezaba a definir su deseo-, Daniel Saramaga avanzó en su plan. En un mes cumple un sueño y suma un nuevo negocio a su amplio portafolios: inaugura el Nuevo Helipuerto de Buenos Aires, en el Autódromo Oscar y Juan Gálvez.

El dueño de Patagonia Flooring, un amante del vuelo y los desafíos, se quedó con la concesión por 10 años del helipuerto, y con una inversión de u$s 1 millón -y con el foco puesto en productos de fabricación nacional como sugería la licitación para evitar importaciones-, dejó al predio y el hangar listo hasta con las últimas terminaciones, todo un hito para el sector en la Capital Federal.

El Nuevo Helipuerto de Buenos Aires ya está operativo y en uso. Saramaga se entusiasma al hablar de su nuevo 'chiche', al que accedió a través de una licitación y al que no considera "una mina de oro" pero sí un negocio autosustentable. "Con que no tenga que poner plata encima, me conformo", bromea en diálogo con El Cronista.

El empresario -también con inversiones en el sector gastronómico e inmobiliario, - advierte que, de hecho, el del helipuerto es un negocio 'petiso'. Aun así sus planes son multiplicadores. "El helipuerto tendrá una escuela de vuelo de pilotos, centro de entrenamiento y capacitación permanente para actualización, un taller Helipower para atender cualquier problema mecánico y hacer service a las naves, y un centro de vuelos turísticos y de transporte -por ejemplo para ejecutivos que vienen de Córdoba o Rosario-. Todo a tres minutos del Obelisco, en plena ciudad como hay en las principales del mundo", detalla Saramaga.

De hecho, las proyecciones del empresario están inspiradas en una ciudad brasileña. "En San Pablo hay 2500 helicópteros operativos que vuelan todo el tiempo. En Buenos Aires hay cerca de 300 habilitados, entre los oficiales y los privados. Es decir que hay un potencial de crecimiento enorme", explicó.

Saramaga asegura además que no hay en CABA un espacio de las características de su nuevo helipuerto como para atender ese mercado. "Modena se utiliza solamente para Fuerzas de Seguridad no para privados y ahora se tienen que ir por el gran proyecto que está iniciando IRSA allí, en la Ciudad Deportiva. Es decir que no hay nada operativo dentro de la Capital y el nuestro no solo es ultra seguro sino que además tiene cero impacto ambiental en cuanto al ruido", dice.

Al que hoy se apela, comenta el empresario, es al de San Fernando: Hangar Uno. De hecho, el dueño de este espacio es quien impulsó a Saramaga en este nuevo desafío: Willy Trufó, amigo personal y padrino de uno de sus hijos.

Otro conocido de los fierros lo acompaña, todavía más cerca. "Cocho López, el ex piloto automovilístico, me ayudó con todo el proyecto y la licitación. Hoy es el director institucional de la compañía y parte de un gran equipo muy sólido que nos acompaña", dijo Saramaga.

La idea de Saramaga es ampliar a más hangares y servicios VIP. La demanda terminará de definir las ampliaciones futuras.

Según la ficha técnica del proyecto, el diseño del Helipuerto Aeródromo de Buenos Aires se plantea siguiendo ejes y lenguaje de edificación existente para mayor balance visual y aprovechamiento del espacio.

* Se trata de 1 edificio contenedor metálico con una planta rectangular de 30mx15 que permitirán alojar 12 helicópteros y realizar tareas de mantenimiento en su interior, posee un sistema de portones de acceso que deben garantizar 14 metros de largo por 4metros de alto.

* El edificio contará con sus correspondientes áreas de servicio, mantenimiento, depósitos, sala de capacitación, oficinas y servicios para el personal y terraza VIP.

* Debido a que no podrá contar con elementos estructurales que interfieran sobre la planta libre, se resuelve estructuralmente con un sistema de pórticos metálicos en estructura de almallena.

* Para el cerramiento de la cubierta se adoptó del lado externo una chapa conformada de perfil continuo U45, su sistema de fijación con clips y su posterior sellado longitudinal, mediante pinzado, permiten una cobertura sin solapas transversales ni perforaciones, que aseguran la estanqueidad de la cubierta y por debajo un panel de chapa prepintada en la cara interna y aislación de poliuretano en el medio, para los cerramientos laterales, se dispuso chapa T101 prepintada exterior, chapa interior lisa prepintada y aislación de poliuretano inyectado.

A pesar de tenerse un suelo aceptable para fundaciones directas, estas se diseñaron mediante pilotes excavados debido a que la acción de succión del viento produce en muchos casos esfuerzos de levantamiento de significativa magnitud.

El comitente estableció la premisa de adoptar en todo lo posible el uso de elementos de fabricación nacional minimizando las necesidades de importaciones. En este sentido se planteó el uso de perfiles armados/soldados teniendo en cuenta que por las características del edificio se requerían elementos de gran sección. Mobiliario de Fontenla Casa, pisos, revestimientos y decoración de Patagonia Flooring, griferías, bachas y sanitarios de Roca, instalaciones eléctricas de Materiales Eléctricos, Instalaciones sanitarias de Acqua System - Grupo Dema y sistema estructural por Estrucmar S.A.

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com