La foto enviada por Mateo, paparazzo de Motor1 Argentina a novedades@motor1.com, se viralizó el lunes en nuestras redes sociales: un curioso deportivo casero circulaba por la ciudad de Buenos Aires (ver fotos). Nadie conocía su nombre, pero a muchos llamó la atención de su diseño y configuración: un roadster (descapotable de dos plazas), con motor central.

Gracias a las gestiones de Jona Kruszewski pudimos contactarnos con su padre, Pablo Kruszewski, creador del Azor GT. Pablo nos relató la historia de su experiencia como constructor de autos caseros y artesanales.

* El origen: "Te cuento que, como hobby, empecé a construir autos en base a kits. Al principio fueron cinco Porsche 550 Spyder. El primero de 28 hp y el último con motor Volkswagen 1600 con 160 hp. También construí un Cobra, pero como no se ajustaba a la estética original y no tenía un comportamiento dinámico adecuado no me gustaba ni enorgullecía".

* Factor Five: "Fue así que encaré la construcción de un Cobra, réplica de un Factory Five y una carrocería original que fue importada en pedazos, la cual se utilizó como modelo de la matriz y se ensanchó 1,5 pulgadas por lado en los pasarruedas, para poder alojar neumáticos de 8 y 10 pulgadas, en lugar de los originales de 7 y 8 pulgadas, lo cual mejoró la tenida y transmisión de la potencia al piso".

* Azor GT: "Después me planteé no hacer más réplicas y cumplir el sueño de hacer mi propio automóvil que, a pesar de que aún no está terminado y continúa su desarrollo, se trata de un auto moderno, de aspecto deportivo y prestaciones importantes por su peso de 800 kilos y su motor Volkswagen 2.5 litros de 5 cilindros, enfierrado con turbocompresor y posicionado longitudinalmente detrás del conductor".

* El nombre: "El Azor, nombre que ya registré, es un tipo de halcón que, cuando ataca, su cuerpo y alas se asemejan a la forma del alerón de mi auto".

* Proyecto de producción: "El Azor GT lo hice para mí, pero luego al verlo a la gente le gustaba tanto que decidí comercializarlo en una versión de 200 caballos sin compresor posicionado transversalmente que, dado su relación peso potencia, lo hace más citadino sin perder las cualidades deportivas".

* Proyecto eléctrico: "En una segunda etapa ya estamos planeando un versión eléctrica, gracias a que el auto es muy liviano y tiene buen espacio para alojar las baterías".

* Agradecimientos: "Nobleza obliga y quiero agradecer, por orden alfabético a todos los que hicieron posible este sueño: Adrian, Alejandro, Cristian, Daniel, Germán, Leo, Lucas, Mauro Rodrigo, Sebastián y otros tantos que me acompañan en este camino. A todos ellos, mi sentido agradecimiento".

Mirá la galería de fotos de Pablo Kruszewski, acá abajo.

Galería: Azor GT

Fotos: Pablo Kruszewski


ADEMÁS

En el Twitter de @Motor1Argentina

 
 
Enviá tu noticia a novedades@motor1.com