Argentina es uno de los países del mundo en el que las cajas automáticas tardaron más tiempo en posicionarse, aunque en los últimos años la oferta de vehículos vernácula comenzó a ofrecer cada vez más opciones con este tipo de transmisión.

Hoy las cajas automáticas ya representan el 35% de las ventas de autos en Argentina y crecieron de manera exponencial en los últimos ocho años, si se tiene en cuenta que en 2015 su participación en el mercado era de apenas el 7% contra el 93% de las cajas manuales, según destaca un informe elaborado por Siomaa que se adjunta debajo.

Este fenómeno se produjo por una mayor demanda y oferta entre la gama de autos más accesibles. En los segmentos medios las cajas automáticas comenzaron a posicionarse como la opción por defecto en las versiones tope de gama y en los segmentos altos, directamente como la única opción posible. 

Si se observa el primer semestre de 2022, el 47% de los modelos de autos en oferta tienen solamente transmisión automática como única opción, mientras que otro 25% la ofrece como una alternativa donde también hay una caja manual. Solamente el 28% de los modelos que se pueden encontrar hoy en las concesionarias tienen una transmisión manual como única opción. 

En cuanto a la composición de oferta de autos por tipo de transmisión, en 2015 sobre un total de 319 modelos un 44% tenía caja manual, un 26% automática y ambas el 30%; en 2019, donde se registraron 380 modelos, los números fueron los siguientes: manual (34%), automática (33%) y ambas (33%); en 2022, con una merma de 264 modelos, manual (28%), automáticas (47%), ambas (25%).

Entre las opciones de cajas automáticas que más se venden en el mercado argentino están la de variador contínuo o tipo CVT, usadas generalmente por las automotrices japonesas y ahora también por el Fiat Pulse y Cronos, y que son bastante resistidas por una parte del público local, aunque en esta nota te contamos algunos de sus beneficios y te enseñamos a no odiarlas (más info acá). 


Archivo para descargar - Informe de la caja automática en el mercado argentino  

Ocultar comunicado de prensa Leer comunicado de prensa

La caja automática pasó del 7% de las ventas al 35% en solo 8 años.
Casi lamitad de la oferta de modelos que hay hoy en Argentina tienen solo la transmisión automática como opción y si sumamos los modelos que ofrecen ambas alternativas, tenemos más del 70% del mercado.

Argentina es uno de los países donde la transmisión automática tardó más en posicionarse como una opción estándar. Sin embargo, en los últimos años la oferta de vehículos en el país se está sesgando hacia esa tecnología.

En los segmentos medios comenzó a posicionarse como la opción por defecto en las versiones tope de gama y en los segmentos más altos, directamente como la única opción disponible. Hace apenas 8 años, en 2015, los patentamientos de vehículos con transmisión automática representaban algo más de 7% del total, mientras que el otro 93% tenía una caja manual.

Durante los años que siguieron, la oferta de modelos creció en cantidad, pero también lo hizo en opciones de equipamiento. Eso fue cierto al menos hasta 2019, sin embargo, aún con el cambio de tendencia que se evidenció desde entonces, la transmisión automática se mantuvo ganando terreno en los patentamientos.

En 2019 ya representaban el 25% del total y en lo que va del 2022, se ubican en torno al 35% de las entregas de vehículos 0km. Si bien durante el último año el avance parece haberse estancado, la tendencia luce irreversible y a prueba de crisis.

En 2015 el mercado argentino ofrecía 319 modelos de 36 marcas diferentes. Entonces, casi la mitad de esos modelos tenían una transmisión manual como única opción mientras que un 30% de ellos tenían alguna propuesta de caja automática, sobre todo en las versiones tope de gama. Así y todo, los vehículos que se patentaban eran en su gran mayoría de transmisión manual (93%).

Apenas el 26% de los modelos en oferta tenían caja automática como única opción y se trataba sobre todo de vehículos de alta gama con muy poco volumen de ventas.
Cuatro años más tarde, la oferta de vehículos había crecido a 380 modelos diferentes y se habían sumado algunas marcas más al mercado, ahora eran 56.

La cantidad de modelos con transmisión solo manual se había reducido 10 puntos y representaban el 34% del total de modelos en oferta mientras que los modelos con alguna propuesta de caja automática ya representaban algo más del 66% del total.

Lo que ocurrió luego ya lo conocemos. El cisne negro de la pandemia interrumpió todos los procesos que se venían dando en el mundo, frenó algunos y aceleró otros, lo que, sumado al cambio de ciclo en la política y la macroeconomía local, terminó por reconfigurar la oferta. La cantidad de modelos disponibles hoy en el mercado se redujo significativamente (264) aunque muchas de las marcas continúan resistiendo (hoy hay 51 con oferta activa).

Así y todo, la tendencia de avance de la transmisión automática se mantuvo, e incluso se aceleró. En los 6 meses que van de 2022, el 47% de los modelos en oferta tienen solo transmisión automática como opción, mientras que otro 25% la ofrece dentro de alternativas donde también hay alguna caja manual. Solo el 28% de los modelos que se pueden encontrar en las concesionarias hoy tienen una caja manual como única opción.

 

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com