Se acerca la llegada de la séptima generación del Ford Mustang cuyo estreno está pautado para abril de 2023. Desarrollado bajo el nombre S650, todavía queda mucho por saber del sucesor del actual (S550), pero ya hay bastante información disponible, tanto por filtraciones como por fotos espía y acá las resumimos todas.

Lo primero que se supo es que el próximo Mustang compartiría base con los nuevos Lincoln Aviator y Ford Explorer. El plan parece haberse frustrado y los del óvalo irán por un rediseño integral del modelo actual. El cambio de estrategia se nota en las fotos espía donde luce ligeramente más largo que el modelo actual, pero conservando las proporciones (capot, techo, ancho, distancia entre ejes) prácticamente inalteradas.

El diseño también toma como base al del modelo saliente, pero cambiando la expresión por una más robusta, con más nostalgia del célebre pasado. Se espera que se cambien los rasgos del Kinetic Design 2.0, que le dieron carácter global al actual Mustang, por los del nuevo lenguaje de diseño que la marca empezó a usar en China, denominado Progressive Energy in Strength.

Tomando como base las imágenes espía, todo hace pensar que la parrilla será más chica y las tomas laterales más grandes. Los guardabarros traseros deberían ser más rectos y se sumarán elementos tecno como faros Full LED con luces DLR en forma de U, seguramente recreando las branquias del Pony clásico. Atrás se repetirán las típicas luces traseras por barras LED, pero con una disposición diferente.

Siguiendo lo visto en fotos espía, el interior parece estar inspirado en las líneas de la tercera generación, con ese estilo recto de los 80s. Finalmente, el estilo dejaría la actual simetría y se enfocará hacia el conductor. Equipo de infoentretenimiento y cuadro de instrumentos digital serán nuevos, el primero con sistema Sync4 con conectividad inalámbrica, tanto para teléfonos como para actualizaciones (OTA).

Ford no va a dejar que su Muscle Car pierda el V8, aunque se espera que el 5.0 Coyote ceda algo de potencia al ser recalibrado en su búsqueda de mayor armonía con el medioambiente. Lo más seguro es que reciba alguna asistencia eléctrica moderada, del tipo MildHybrid con 48v. Habrá que esperar para ver si el óvalo juega cartas de electrificación más fuertes con motores más pequeños como el 2.3 Ecoboost turbonaftero.

Una de las propuestas que se barajan para el Mustang es la de una opción hibrida 4WD, aunque llegaría en una segunda etapa después del lanzamiento de la nueva generación. Una de las posibilidades es contar con mecánica similar a la de la F-150 Hybrid. La combinación de un 3.5 V6 bi turbonaftero con un motor eléctrico entrega 430 cv en la pick-up, bastante cerca de los actuales 466 cv del V8. Quizás el mayor problema sea acomodar las baterías ya que no habrá cambio de plataforma y al modelo actual no le sobra espacio. Lo más probable es que el espacio para las baterías se cedido por un tanque de combustible más chico.

Curiosamente, el Mustang es el único auto que ofrece hoy la marca, no solo en Argentina, en EE.UU. también. Al igual que varias automotrices, Ford tiene una política global fuertemente enfocada a los SUV y crossover, a tal punto que la variante 100% eléctrica del Pony Car pertenece a esa especie. Queda por esperar que la marca se anime a crear una variante coupé del Mach-E, no olvidemos que Dodge, uno de sus clásicos rivales buscará redefinirse como marca de músculo electrificado y GM está trabajando con su plataforma Ultium.

Mustang 2024
Imagen filtrada del Mustang 2024
Mustang 24
Mustang 2024 by ANDREW GUERRERO

Galería: Ford Mustang Fotos espía

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com