Aston Martin es un equipo que ha demostrado que no tuvo miedo de copiar las ideas de sus rivales, incluso cuando corría bajo el nombre de Racing Point se lo acusó de crear un "Mercedes Rosa", ahora esa tesitura ha vuelto y la escudería con sede en Silverstone parece haber adoptado ese mismo enfoque tomando como "inspiración" a Red Bull Racing. 

En la previa del Gran Premio de Montmeló se había hablado mucho de que Aston Martin iba a realizar una renovación completa de su AMR22, que hasta el momento no ha mostrado un gran rendimiento en lo que va de la temporada. 

El concepto de Aston Martin que copió a Red Bull Racing en Montmeló.

Se esperaba que la escudería dejara de lado el concepto de su sidepod y adoptara una solución diferente, aunque quizás no tan extrema como la que tomó Mercedes (ver nota), el equipo que le suministra sus unidades de potencia.

En su lugar, la solución de sidepod alto, de cintura ancha y con branquias de refrigeración que el equipo utilizó durante las cinco primeras fechas se ha cambiado por algo que se parece mucho al diseño utilizado por Red Bull en su RB18, que ahora empezó a perder peso con el transcurrir de la temporada (más info acá). 

El concepto de Red Bull aparece realmente no sólo en lo que respecta a las superficies que inciden en la corriente de aire externa, sino también en las internas. Esto ha requerido una "cirugía importante", ya que los radiadores, los refrigeradores y las tuberías que los alimentan han tenido que ser reorientados para facilitar el concepto aerodinámico.

Anteriormente, los componentes internos del AMR22 se habían colocado de forma más horizontal, lo que permitía utilizar un recorte mucho mayor debajo de la carrocería lateral. La nueva disposición ha obligado al equipo a dar marcha atrás en esta dirección de diseño y a reorientar los componentes dentro del sidepod, lo que ha dado como resultado una carrocería externa muy similar al diseño de rampa descendente dividida elegida por Red Bull.

El concepto de Aston Martin que copió a Red Bull Racing en Montmeló.

Este parentesco de diseño también se extiende al panel de refrigeración en forma de arco que sube por el sidepod hasta el panel de la carrocería detrás del halo, la disposición de los tirantes de doble borde y el borde del suelo, con su panel de arranque ranurado en el centro.

Sin embargo, un aspecto que Aston Martin no parece haber podido o querido reproducir es la entrada del sidepod abierta. El diseño del AMR22 no es tan llamativo como el del RB18 en esta faceta, con mucha menos entrada abierta en la parte delantera del conjunto.

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com