El piloto estadounidense Ken Block, a quien se lo conoce como el "Rey de la Gymkhana", correrá un Porsche espectacular en la 100° edición de la tradicional subida al cerro Pikes Peak en Colorado, Estados Unidos. Algunos pilotos de renombre como Ari Vatanen, Walter Röhl y Sebastien Loeb han ganado esta prueba. 

El auto en cuestión se llama Hoonipigasus y es un Porsche 911 de 1966 intervenido y restaurado que posee un motor central plano biturbo de 4L, funciona con metanol, tiene tracción todal y una potencia de 1.400 CV que utilizará para "trepar" Pikes Peak. Pesa solamente 1.000 kilos, gracias al uso de materiales de carbono y ligeros apéndices aerodinámicos. 

Del Porsche 1911 se utilizó solamente la carrocería, y a partir de ahí se comenzó a trabajar el resto del auto "a nuevo" y con materiales de primera calidad. Las llantas son Rotiform, los neumáticos de Toyo Tires y la lubricación corre por cuenta de Mobil1.

La empresa Tuner BBi Autosport -que es especialista en las subidas de Pikes Peak: logró ocho podios y cinco victorias- se encargó de la preparación de este auto de Ken Block (que también tiene una faceta como productor de videos virales) en el que instaló un sistema de suspensión con datos GPS de la subida del año anterior, con el fin de adaptar el comportamiento de las ruedas en cada curva.  

"Siempre quise tener la oportunidad de correr en Pikes Peak al más alto nivel y reclamar la victoria general. Ahora que nuestro equipo y BBi Autosport han creado este increíble Porsche, tenemos una buena oportunidad de lograrlo", aseguró Ken Block, que tiene a su "imitador argentino": Darío Rosa, quien sabe cómo hacer derrapar de la mejor manera a su Ford Falcon (ver nota). 

Hoonipigasus
Hoonipigasus

Galería: Porsche Hoonipigasus

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com