Desde su lanzamiento local en 2017, Polo y Virtus, hatchback y sedán compactos del Segmento B, no han tenido mayores cambios, especialmente en la estética. Producidos en Brasil, la marca alemana ya está probando las novedades que llegarán a fines de este año como modelo 2023.

Capturados por Motor1 circulando en autovías de San Pablo, ambos modelos ofrecen camuflaje solo en las partes delantera y trasera, lo que indica dónde se producirán los cambios. Sabemos que el Polo no seguirá al pie de la letra los cambios realizados al modelo europeo, por ejemplo los faros traseros mantendrán el formato actual, pero cambiarán la gráfica lumínica.

Los cambios más notorios de ambos modelos deberían de centrarse en el frente con firma LED diurna en faros y nuevo paragolpes con toda la parte inferior rediseñada, desde el área de rompenieblas hasta la boca central. Los más destacado es que Polo y Virtus tomarán caminos distintos con el primero más similar a su par del Viejo Continente y el segundo adoptando algunas claves estéticas de Nivus. Además, el Virtus presentado en India debería de adelantar la estética de su variante GTS.

Debajo del capot la novedad, para Argentina, debería de ser la adopción del 1.0 turbonaftero en variantes 170 TSi con 95 cv y caja manual de cinco marchas, y 200 TSi de 116 cv con caja automática de 6 velocidades. El GTS conservará el mismo 250 TSi (1.4 turbonaftero) de 150 cv y 250 Nm con transmisión automática Tiptronic de 6 marchas. Finalmente quedará el Polo Track que cubriría el acceso a la gama de Volkswagen, que en Brasil debería tener el 1.0 MPi de 84 cv y acá debería de conservar el conocido 1.6 MSi 16V.

Galería: Volkswagen Polo e Virtus 2023 espía

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com