Después de la compra de Lancia por parte de Fiat, los de Turin decidieron que era momento de darle a su marca mayor preponderancia en el Rally. Así se creó un pequeño paréntesis ganador entre el mítico Stratos (1974/75 y 76) y el 037 (1983) donde reinó el 131 Abarth. Ahora, la casa del escorpión le rinde homenaje con el Abarth 695 Tributo 131 Rally.

¿Por qué nos llama tanto la atención este peculiar modelo? El Fiat 131 Abarth ganó dos Campeonatos de Pilotos 1978 y 1980, y tres de Constructores, 1977, 78 y 80. Justo el último año debutó en el Mundial el Rally de Argentina, que se disputó en Tucumán, y el modelo hizo el 1-3 con la dupla Walter Röhrl / Christian Geistdörfer al frente, y Carlos “Lole” Reutemann / Marko Perissutti cerrando el podio.

De regreso en el presente, el Abarth 695 Tributo 131 Rally, edición limitada a 695 unidades para todo el mundo, llega con un 1.4 turbonaftero de 180 CV y 250 Nm. Quizás la potencia parezca poca, pero en este tamaño de auto permite un 0 a 100 km/h de 6,7 segundos, y entre 200 y 225 km/h de velocidad. La variación en la máxima está dada por el alerón trasero, que se puede regular en 12 posiciones de 0 a 60 grados. En su posición más alta logra 42 kilos de carga generando más velocidad en curvas, pero recortando esos 25 km/h punta.

Además del ala trasera, el pequeño Abarth se identifica por las llantas de 17 pulgadas con terminación diamantada y las cuatro salidas de escape “Record Monza”. Además, hay de algunos detalles o “Easter Eggs” como la silueta del 131 grabada en los umbrales de las puertas, tablero recubierto en Alcántara y reposacabezas. Completa la nostalgia la carrocería bitono pintada en azul y negro, colores llamados oportunamente Blue Rally y Nero Scorpione.

La mecánica se complementa con amortiguadores Koni FSD y equipo de frenado firmado por Brembo con discos de 305 mm adelante y 240 mm atrás, con calipers de aluminio en ambos extremos y cuatro pistones al frente.

El Fiat 131 original fue el antecesor del Regata (en Argentina llamado Regatta) que se destacaba por sus líneas rectas y elegantes. Presentado en 1974, se ofreció en variantes sedán cuatro puertas, familiar y coupé sobre la que se desarrolló el auto de Rally. El modelo llegó a ser producido en Colombia, pero a nuestro país llegaron pocas unidades, por eso no es un modelo tan presente… salvo que recuerdes al modelo de competición con decoración de Alitalia y al Rally de Argentina con Röhrl y el Lole en el podio.

Galería: Abarth 695 Tributo 131 Rally

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com