Venimos de vivir una larga temporada de aislamiento, además de un prolongado período  de introspección y reflexión. Para quienes se dedican a mantener y restaurar sus vehículos de antaño (entusiastas no profesionales), este tiempo ha sido un punto de enfoque, de entretenimiento, de quitarse angustias en pos de la ansiada normalidad.

Quiso el calendario de exposiciones que el primer gran encuentro para regresar al camino y rodar esos autos que nos encantaron desde niños fuera Expo Auto Argentino, la undécima edición que regresó después de dos años al predio La Tradición en Francisco Alvarez, provincia de Buenos Aires.

En una muy corta pero espléndida jornada esta expo repitió la madurez y la calidad del parque exhibido de los últimos años. Se presentaron libros, se pasearon personajes y referentes de nuestra historia automovilística, y se dió el traspaso generacional una vez más. Esos autos argentinos que no debemos olvidar se lucieron, recibieron cariño, fueron motivo de fotos, de innumerables preguntas, e iniciaron conversaciones. Mantuvieron viva la llama del orgullo de una nación que desde siempre ha tenido a los autos como pasión. Pasión que solo se logra a pleno cuando el espíritu creador y emprendedor permite que nuestra gente pueda volcar su curiosidad y buen hacer en producir primero, en usar y conservar luego, en mantener vivos y regresar a la vida a aquellos vehículos que supieron transportar nuestros sueños.

Hasta se hizo presente, de la mano de un conocido periodista del automovilimo argentino, un visitante ciego de nacimiento, que llegó para palpar los vehículos de la muestra y llevarse su propia experiencia sensorial de este universo de formas.

Como todos los años el público votó al mejor automóvil de su preferencia, en tanto que un jurado experto elaboró un orden de mérito premiando por categorías.

Este año los destacados fueron:

Voto del público
1º) Rambler Ambassador Cross Country, 1967 (foto de portada)
2º) Chevrolet Coupe Chevy Serie 2, 1974 (ver foto abajo)

Concurso de Estado
Categoría F: Isard 400 TS Coupé, 1960 (ver foto abajo)
Categoría G: Renault 12 Alpine, 1978 (ver foto abajo)
Categoría Interés Especial: Renault Fuego GTA MAX, 1992 (ver foto abajo)

No tenemos mucho más que contarte, las imágenes a continuación son lo sufientemente explícitas.


_IMG9450
Chevy Serie 2 1974, el recuerdo de Jorge Ferreyra Basso en sus líneas y colores. Fue la segunda en preferencia del público
IMGP7875
Nada más que agregar...
_IMG9720-001
Isard 400 Cuope de 1960, el ganador de la Categoría F
index
Renault 12 Alpine, 1978. Ganador de la Categoría G
Categoría Interés Especial: Renault Fuego GTA MAX, 1992
IMGP7859
La Fuego cumplió 40 años desde que comenzó a producirse en Argentina
_IMG9513
También se recordaron otros aniversarios redondos que no se pudieron celebrar por la interrupción de la pandemia. Aquí los FIAT IAVA
_IMG9500
Uno de los clubes que nunca faltan y que mejor presentan sus rabiosos autos
_IMG9407
Muchas rurales (coches defendidos por la redacción de Motor1) En este caso una Fiat Europa
_IMG9467
También se destacaba esta increíble Renault 21 Nevada. Excepcional
IMGP7876
Las líneas perfectas
_IMG9740
Y un jurado que trabajó para evaluarla
_IMG9403
Llega la caravana del club Taunus
IMGP7865
Enseguida Diego Cianfrini al mando de un Rambler boca de pescado, encabezando a los ejemplares de IKA
IMGP7914
Otoño en Francisco Alvarez. La cita más esperada de la industria automotriz histórica
_IMG9569
La que solo saben preservar como nadie los mismos dueños. Ellos no son glamorosos coleccionistas.
_IMG9572
Son ciudadanos de a pie como Abel Ceverio, el orgulloso restaurador de un auto en el que participó desde sus orígenes
_IMG9553
Su llamativo Iguana Puelche, basado en un Renault 4
_IMG9719
Exhibido junto a otra pieza única como es el Andino GT de Luís Varela, un diseño especial sobre mecánica Gordini.
_IMG9746
Prototipos únicos como este Serra Lima de 1959 con motor Ford V8; en el stand de la AAAS
IMGP7871
Producidos por miles como este Fiat SuperEuropa de los años de SEVEL Argentina
_IMG9712
No son patrimonio de las automotrices del país. Son piezas rescatadas, conservadas, reconstruídas y mimadas; que han esquivado el Plan Canje, el tunning barato y los choques
_IMG9623
Viven y se lucen orgullosos porque son miembros de la familia aún hoy. Ellos recuerdan a los seres que no están. Aquellos que los hicieron propios y los legaron.
_IMG9498
La mayoría representa el sueño de progreso de la movilidad social ascendente; un signo característico de nuestro país por aquellos años.
_IMG9718
Ejemplares que lucen mejor que el día que fueron fabricados; como este Eniak Antique.
IMGP7897
Vehículos deportivos o de trabajo.
_IMG9695
El culto a la industria que supo integrar, en muy buena medida, al trabajo de nuestra gente
_IMG9673
Que todavía hoy ofrece esa pieza que nuestro vehículo necesita, para volver a sus mejores días
_IMG9691
Más cromados y brillos, que plásticos opacos
_IMG9681
Y seguir sumando a nuevos fans
_IMG9776
No pueden faltar los artistas y guardianes de la historia. Aquí la gloriosa dupla Doble V: el Rafa Varela con su Falcon Sprint, y Adrián Vernazza con su reciente libro sobre el Falcon
_IMG9781
También nuestro Director, aquí recibiendo su ejemplar del libro de las 84 horas de los Torino, dedicado por su autor Martín Glas
Cruce generacional en Expo Auto Argentino: Estudiantes de diseño en ITM junto al Ingeniero Heriberto Pronello y al profesor Gustavo Feder, autor del libro "Constructores y diseñadores del automovilismo argentino", y principal impulsor de esta imprescindible muestra anual.
El otoño trae nostalgia y viene en forma de autos argentinos de todos los tiempos. Agendate para el próximo año una visita a Expo Auto Argetino
Enviá tu noticia a novedades@motor1.com