Las vans Mercedes-Benz son el vehículo ideal ya sea para el transporte, el uso comercial, los viajes o simplemente el uso cotidiano. Y esto es gracias a sus características: son compactas, maniobrables y versátiles. La historia de éxito de los vehículos comerciales comenzó hace 125 años con el estreno del “vehículo de reparto Benz”. Este modelo fue la primera van motorizada del mundo con motor de combustión interna.

Extra MB125 VANS (3)
Diagrama del Vehículo de Reparto Benz presentado a la oficina de patentes hace 125 años

El "vehículo de reparto Benz" se mencionó por primera vez en un catálogo de Benz & Cie, en mayo de 1896. El nuevo concepto de un "vehículo de motor patentado de diseño superior para el reparto de mercancías, con motor de 5 caballos de fuerza" generó rápidamente gran interés. Sin embargo, no fueron los clientes de Alemania los más atraídos por este diseño pionero, sino que el primer ejemplar documentado fue entregado a los grandes almacenes parisinos "Du Bon Marché".

 

La primera van de reparto de la historia tenía una carga útil de 300 Kg. Además, se hizo un uso óptimo de la longitud total del vehículo colocando el motor debajo del área de carga, por lo que este modelo también fue el primero en su tipo con un diseño de plataforma plana para la carga. El vehículo de reparto alcanzó los 15 km/h con carga máxima y logró superar pendientes. Pasaron 125 años de ese hito y hoy Mercedes-Benz sigue fabricando exitosas vans. Una de ella es la Sprinter que este año cumplió 25 años de producción en Argentina.

SPRINTER (4)
La van Sprinter, producida en Argentina desde hace 25 años es un testimonio de esta historia centenaria con los vehículos de reparto de Mercedes-Benz

La Coupé de Benz

Ese mismo año, 1896, Benz introdujo un nuevo estilo de carrocería para sus modelos: la Coupé. Al igual que el primer vehículo de reparto Benz, la primera Coupé fue entregada a un cliente en la capital francesa hace 125 años. Se dice que su velocidad máxima era de 32 km/h.

 

Una diferencia particularmente llamativa entre este vehículo con respecto a otros de la época era el parabrisas curvo de la Coupé. Por aquellos años los modelos no contaban con limpiaparabrisas ya que este sería inventado recién a principios del siglo XX, con lo cual bajo la lluvia la Coupé era difícil de conducir. Al igual que en el vehículo de reparto, el sistema de propulsión era un motor monocilíndrico de 2,9 litros con 3,7 kW (5 CV) instalado en la parte trasera.

MB125 VANS (1)
Otro aniversario simultáneo de Benz. La primera coupé
Enviá tu noticia a novedades@motor1.com