Brasil se está preparando para la entrada en vigor de la fase L7 del Proconve (Programa de Control de Polución del Aire por Vehículos Automotores) que exigirá reducciones de emisiones y de ruidos contaminantes.

Uno de los motores que no estará a la altura de las circunstancias cuando la normativa entre en vigencia el 1º de enero de 2022 es el histórico 1.8L de Fiat y por eso la marca dejará de ofrecerlo, pero solo en Brasil, ya que las normativas no impedirán utilizarlo en otros mercados de la región, como sucede con el Cronos fabricado en Argentina.

El 1.8 e.torQ se remonta a 2010 pero sus raíces van hasta la década del 90 cuando fue creado en conjunto por Chrysler y BMW. FIAT compró la fábrica y rápidamente creó esta nueva gama de motores 16V con cilindradas de 1.6 y 1.8 litros.

Galería: Fiat Cronos 1.8L

Reservado para modelos más caros, como el Línea, el 1.8L tuvo varios upgrades, pero siempre fue algo perezoso y consumidor, más allá de exhibir la interesante cifra de 130 CV. Su reemplazo natural debería ser el moderno 1.0 L tricilíndrico, bautizado T200 por su torque, que se estrenó en el nuevo Pulse. Si bien parece chico, en comparación tiene potencia similar (125 CV) y una ventaja de 200 Nm versus los 182 del 1.8L, pero además, desde menos giros y por un rango más amplio.

Fiat Pulse Cinza - Destaque

La salida del 1.8L le vendría perfecto al Jeep Renegade que se prepara para recibir un motor más acorde a su precio. La gama de Fiat seguirá con el 1.3L 8V de 99 CV en su base (veremos cuánto mantiene el 1.4L) para los autos más chicos y también está el nuevo 1.3L turbo T270 que usan Compass y Toro. También habrá que ver que sucede con los 1.0L aspirados de cuatro y tres cilindros como los que usa el Mobi. ¿Seguirá produciendo Stellantis el 1.8L 16V mucho más tiempo o estaremos próximos a ver cambios también en Argo y Cronos?

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com