Sus intentos como piloto en las Fórmula 2 y Fórmula 3 le dejaron gusto a poco. Su pasión por los autos de carrera iba más allá. Y por eso en 1977 fundó Williams Grand Prix Engineering, su propia escudería. Lo había intentado antes asociando su Frank Williams Racing Cars con Walter Wolf, pero las cosas no funcionaban como él quería y eso lo empujó a independizarse.

Encontró rápido su mano derecha: un tal Patrick Head y en un par de años aparecieron las victorias nada más y nada menos que en la Fórmula 1. En 1979 llegaba la primera victoria y nada menos que en el GP de Gran Bretaña y en Silverstone. ¿El piloto? Un tal Clay Regazzoni, piloto al que había ido a buscar Frank, convencido que tenía mucho para darle. 

La temporada siguiente sería la consagratoria. Alan Jones se coronaba campeón del mundo y Williams (oficialmente Albilad-Williams Racing Team), ganaba el título de constructores. En 1981 volvía a ganar el campeonato de equipos y Reutemann se quedaba a nada de ser campéon de pilotos. 

Pasarían los Rosberg (Keke), Mansell, Damon Hill, Piquet, Jacques Villeneuve, Alain Prost. Las copas se acumulaban pero las penas también. En 1986 Frank sufre un accidente de autos muy cerca de Paul Ricard, Francia y queda postrado en una silla de ruedas. A pesar de eso siguió mostrando su carácter en los cuarteles centrales del team y en los boxes.

La tragedia lo golpearía una vez más, en 1994, con Ayrton Senna finalmente en su equipo. El accidente de Imola se llevó la vida del piloto brasileño y equipo quedó en un manto de dudas sobre si fue un error del piloto o falla del auto. Desde ese día, todos los modelos de Williams llevan el logo de Senna en su carrocería a modo de homenaje.

Para 2012 Frank empezó a delegar muchas responsabilidades. Estaba cansado y con ganas de ver crecer a su hija Claire como directora de un team de F1. Los momentos no fueron los mejores, el equipo alternó resultados flojos con muy flojos. 

En septiembre de 2020 se anunció la venta del equipo a manos de Dorilton Capital. Sir Frank finalmente se retiraba de los circuitos.

El comunicado del equipo Williams de hoy lo despide así: "Sir Frank fue una verdadera leyenda e ícono de nuestro deporte. Su fallecimiento realmente marca el final de una era para nuestro equipo y para el deporte de la F1".

“Fue único en su clase y un verdadero pionero. A pesar de la considerable adversidad en su vida, llevó a nuestro equipo a 16 campeonatos mundiales, convirtiéndonos en uno de los equipos más exitosos en la historia del deporte.

"Sus valores, incluida la integridad, el trabajo en equipo y una feroz independencia y determinación, siguen siendo el espíritu central de nuestro equipo y son su legado, al igual que el apellido Williams bajo el cual competimos con orgullo".

 

Fuente: Motor1 UK

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com