El grupo Volkswagen sabe que algunas regiones del planeta necesitarán más tiempo para adoptar a los autos eléctricos, dependiendo de los modelos de combustión que tengan. Esto ocurrirá principalmente en los mercados emergentes como Latinoamérica, India y Rusia, por lo que el fabricante alemán ha puesto a trabajar a su socio, Skoda, para que desarrolle una nueva plataforma enfocada en el bajo costo y que sea flexible para adaptarse a coches de diversos tamaños.

El sitio Automotive News Europe detalló los planes para una evolución de la plataforma MQB-A0 en el marco de una entrevista con Jiri Dytrych, el líder del proyecto de Arquitectura de Skoda. Dytrych explicó que a diferencia del anterior MQB-A0, este nuevo no se creará en Europa y luego se distribuirá a nivel mundial, sino que se hará pensando en los mercados emergentes. La división checa de Volkswagen cree que los autos de combustión en estos países crecerán al ritmo de un 58% durante los próximos 10 años, alcanzando unas 7,5 millones de unidades y que luego treparán a 8,5 millones en 2036.

external_image

Teniendo en cuenta la magnitud de esta proyección, no tiene sentido que Volkswagen abandone de una forma rápida la producción de autos de combustión y en ese marco la futura plataforma Global MQB-A0 jugará un papel importante ya que podría usarse en automóviles de 4 metros de longitud a 4,7 metros. "Esta plataforma debe ser lo más flexible posible", dijo Dytrych, quien también afirma que el automóvil más grande producido debería poder tener siete asientos. El MQB-A0 Global se está creando con la posibilidad de tener sistemas de propulsión híbridos, pero no se puede usar para autos completamente eléctricos. Esta electrificación se llevará a cabo de acuerdo con las demandas de cada ubicación.

Para lograr un valor de producción bajo, Skoda tiene como objetivo replicar lo que sucedió en India con el MQB-A0 IN, que tiene un nivel de localización extremadamente alto. El fabricante dice que el 95% de las piezas se producen en el país asiático y ese será el objetivo de Brasil y Rusia, con el fin de reducir los aranceles de importación y aprovechar los incentivos gubernamentales.

El ejecutivo también asegura que buscará elementos comunes para que la plataforma sea utilizada por todos los países por igual y cumpliendo con todas las demandas. “Por ejemplo, Rusia se toma la ciberseguridad y las pruebas de choque más en serio que América del Sur, mientras que los clientes indios exigen más integración con los teléfonos inteligentes que los rusos”, afirmó Dytrych.

external_image

¿Qué pasará en Brasil?

Dado que el ciclo de inversión actual es de 7 mil millones de reales y que se utilizará hasta 2026, el primer automóvil de esta nueva ola debería aparece después de esa fecha en tierras brasileñas.