external_image

Ya estamos de vuelta en Buenos Aires, es lunes y tenemos el cuerpo totalmente agotado. Sentados en la oficina, con la mesa limpia, en soledad y el desayuno servido al lado de la computadora (esto es lo más cercano al peligro que vamos a tener en la jornada). Levantamos la vista y solo vemos paredes, ventanas y cuadros, pero en segundo plano seguimos viendo el horizonte amplio, lleno de arena, piedra, ríos, montañas, cascos, antiparras y una gran cantidad de motos y pilotos esforzándose por superar el terreno que tienen adelante.

El Adventure Rally Raid 2021, edición Los Andes, ya es cosa del pasado, aunque eso no quita que tengamos una gran cantidad de información y material por procesar. Fue el evento más duro al que hayamos concurrido hasta ahora, incluyendo las ediciones anteriores y el mismísimo GS Trophy de Nueva Zelanda en 2020. Y decimos esto habiendo mejorado mucho arriba de la moto en los últimos dos años y teniendo la fortuna de poder participar con dos motos que están entre las más aptas que el mercado tiene para ofrecer en el mundo. Con todo eso a nuestro favor, igual nos sentimos en desventaja frente al escenario que se nos presentó.

Dos motos de KTM, una 790 Adventure R y una 690 Enduro R, no fueron suficientes para sentirnos cómodos en ningún momento. Que no se mal entienda, las motos estuvieron a la altura de las circunstancias, por amplio márgen, pero los caminos y los no-caminos no aflojaron nunca. Fue difícil encontrar un tramo en el que hayamos podido relajarnos y descansar arriba de la moto, y básicamente fueron los primeros y últimos 70 kilómetros, que compartieron el tramo, uniendo El Nihuil con San Rafael a través del Cañón del Atuel.

Todo lo demás fue sufrimiento y sudor, del bueno, luchando con un piso que muy de vez en cuando te permitía sentarte unos segundos arriba del asiento. El resto del tiempo fue parado, terminando las jornadas con las piernas detonadas y los callos en las manos haciéndose más grandes cada día. A este Adventure Rally Raid no le faltó nada. Fueron 5 días de estar más de 8 horas arriba de la moto, atravesando arena, caminos con piedra, fesh fesh, y las mismísimas Dunas de El Nihuil con los whoops que te esperan a la entrada cuando todavía no entraste en calor y los enormes médanos que te exigen estrategia y buena lectura del terreno para no quedarte encajado en el intento, y por si eso fuera poco un banco de niebla que no permitía ver más de unos pocos metros.

En pocos días vamos a traerles una nota completa, jornada por jornada, con nuestro correspondiente video y todos los detalles del evento. Por ahora los dejamos con las fotos y los resúmenes de cada jornada gracias a Juan Beve que estuvo con sus cámaras todo el día pendiente de capturar los mejores momentos.

Obviamente todo esto no hubiese sido posible sin la ayuda de todos los que nos apoyan, empezando por ustedes.

Intercap SRL por las cubiertas Kenda K784 Big Block
Wakefield por los cascos HJC y los lubricantes Ipone
Audiodeals por los intercomunicadores Sena 50R y 50S
Brooklyn Riders por la indumentaria
Bewolk por los bolsos estancos Triplo
Seguro Sobre Ruedas por asesorarnos y asegurarnos las motos
Motoadventure Garage por ponernos las motos a punto
Hero Graphix por las gráficas que personalizan la moto y también la protegen mucho
KTM Rosario por la impecable posventa y el mantenimiento de las motos

Galería: Adventure Rally Raid Los Andes 2021