Ninguna moto escapa a nuestro Motoblog Cotidiano desde que fuimos amenazados por la audiencia allá lejos y hace tiempo mientras probábamos el Kymco AK550 (ver) y decidimos priorizar nuestra integridad física y mental por sobre nuestras preferencias personales. Se ve que a algunos les gustaba mucho esta sección y ante cierto comportamiento esporádico nuestro, decidieron hacer justicia por mano propia, o al menos dejar en claro sus intenciones. Ninguna moto escapa a nuestro Motoblog Cotidiano, y la KTM 250 Adventure no iba a ser la excepción.

Esta versión de la familia Adventure no estaba en los planes para KTM en Argentina en un inicio. En conversaciones con autoridades de la marca y de su importador, en su momento, negaron la posibilidad de la llegada de esta moto cuando fue el lanzamiento de la 390 Adventure (ver), moto que tuvimos la oportunidad de ser el primer medio en probarla en suelo argentino. La 390 ya era la adventure para las masas de KTM y todo indicaba que no había lugar para la 250, o que iban a quedar demasiado cerca en precio. Pero en la práctica el mercado demostró lo contrario y Grupo Simpa finalmente decidió incorporar esta versión de menos especificaciones a su lineup.

Al momento del lanzamiento las diferencias de moto entre ambas versiones eran mucho mayores, según nuestro leal saber y entender, de lo que sus precios indicaban, algo que el mercado y sus locas distorsiones de estos tiempos se encargaron de acomodar. Hoy lo que el piloto recibe está más en línea con el impacto que esto tiene en el bolsillo, más allá de que estemos o no de acuerdo con los valores, los tipos de cambio y el resto de los pormenores que nuestro mercado nos ofrece cada día.

En los papeles la 250 es una interesante propuesta que hace las veces de puerta de entrada al mundo adventure de KTM, que llega hasta la 1290, pero cuando se la compara con la versión con la que comparte plataforma, esta versión de cuarto de litro resigna potencia, torque, regulaciones en las suspensiones, instrumental TFT, iluminación full LED, regulaciones en las suspensiones, neumáticos de primera línea y una electrónica bastante completa. Y aún así tiene todo lo que quieren las wachas. O todo lo que necesitan aquellos que se están iniciando.

Pero no todo es aventura en la vida, y lo más probable es que esta moto se use mucho más en las calles de las ciudades y pueblos que en los lechos de río, salares, caminos con piedras enormes, cruces de rio y dunas que nos ofrece nuestra amada tierra. Por eso es importante saber cómo es convivir con esta moto todos los días. De eso se trata el cotidiano, de contarles sobre la moto mientras nos movemos en nuestra vida diaria, que es mucho más terrenal que los paisajes que se ven en las publicidades de estas motos.

Con una velocidad crucero que está entre los 110 y 120 km/h, el motor de la Adventure 250 se despierta arriba de las 6.000 rpm y es algo que lleva un tiempito entender, de todas formas por debajo de ese régimen se comporta de forma muy civilizada y permite llevarla relajada en cambios altos a bajas velocidades, algo que en el pasado de KTM no sucedía con mucha gracia. Potencia amigable y refinamiento en la inyección.

¿Cómo afecta todo esto el uso diario? Siempre es bienvenido tener potencia extra, como en la 390 que es una moto que está sobrada, pero la 250 demostró estar más que bien de rendimiento para el uso urbano. Las suspensiones regulables no son algo que mucha gente modifique en este tipo de uso y la pantalla, que si bien no es TFT, tiene prácticamente la misma información. Si, es verdad, se pierde la conexión bluetooth y el KTM My Ride, pero también se paga bastante menos. Y lo mismo con la óptica delantera, que en esta no es de LED .

Esta es la puerta de ingreso a la familia Adventure de KTM a nivel global y es una moto que viene muy bien equipada para la cilindrada y el segmento que ocupa. Pero mejor se los contamos en una vuelta por Buenos Aires en nuestra clásica sección en la que les contamos de qué se trata la moto mientras nos movemos por nuestra calles y autopistas.

Motoblog Cotidiano con la KTM 250 Adventure 250. El agradecimiento a KTM Rosario por el préstamo de la unidad. Esperamos que lo disfruten.

***