Los 6.000 operarios que trabajan en la planta de Toyota Argentina en Zárate aprobaron por mayoría la implementación de un nuevo régimen de trabajo. Desde ahora, será obligatorio trabajar los sábados, que se compensará con un día de descanso rotativo entre los días hábiles.

Esta flexibilización laboral es inédita en la industria automotriz argentina y se consiguió con el apoyo del Sindicato de Mecánicos (Smata). Por eso, al momento de votar el acuerdo entre todos los trabajadores, resultó clave el discurso de Iván “El Doma” Almirón, un ladero del histórico líder Ricardo Pignanelli.

El sitio mendocino MDZ consiguió la grabación del discurso de Almirón, donde convenció a sus compañeros de trabajo de aprobar este nuevo régimen laboral por mayoría.

* Trabajo los sábados: “Vamos a hablar de la modificación en nuestro esquema de trabajo. Vamos a tener dos días de descanso, pero va a sumarse un grupo de 350 compañero a nivel planta que va a ser un grupo de relevo. Estos compañeros van a estar a la mañana fijos, para cubrir el turno de la mañana, para que se pueda garantizar el trabajo de lunes a sábado. Nosotros vamos a trabajar cinco días a la semana. La única diferencia es que en vez de descansar un sábado vamos a tener ese descanso durante la semana y va a ser rotativo. El domingo, el franco es fijo. Después vamos a rotar un lunes, a la otra semana rotaremos un martes y así hasta llegar al sábado”.

* Plus salarial: “Para esto, también le pedimos a la empresa que el día sábado nos pueda dar un plus. Entonces, la empresa nos va a pagar un 50% más de lo que vale un sábado. Vamos a tener ese porcentaje más de lo que vale el sábado más un día de descanso en la semana”.

* 3.500 nuevos empleos: “Para eso, necesitamos la aprobación de todos nosotros. Necesitamos estar todos convencidos de que queremos llevar esta fábrica a otro nivel como lo venimos haciendo desde años atrás. En 2008 nos pasó, en 2012 nos pasó de tener que hacer el esfuerzo para garantizar el crecimiento y ese crecimiento significa más compañeros, más puestos de trabajo. Hoy estamos hablando de que si esto sale bien si esto se aprueba, vamos a tener la posibilidad de que 1.000 compañeros contratados, que ya algunos están cumpliendo los cuatro años, puedan quedar efectivos. Es parte del compromiso que tomó la empresa con nosotros. Estamos hablando que de acá al 2023, si esto sale bien y con el esfuerzo de todos ustedes, con la aprobación de ustedes, podemos lograr 3.500 puestos de laburo más. No sólo en Toyota sino también en todas las autopartes”.

* Objetivo 200 mil vehículos: “Muchas veces ustedes nos acercan currículums de hermanos, de primos, de vecinos y hasta de los propios hijos de muchos compañeros. Bueno, todo este esfuerzo que queremos llevarlos a ustedes, todos juntos, es para el crecimiento de esta fábrica. Es para llevarla a 170.000 unidades y para llegar al 2025 a 200.000 unidades. Necesitamos hacer el esfuerzo del cambio del esquema de laburo para poder asegurar que todos los sábados la fábrica produzca”.

* Régimen anterior: “Hoy sabemos bien que los sábados son opcionales y muchas veces no se puede fabricar porque tenemos que hacer muchos movimientos para producir vehículos. El 80% de los compañeros vienen el sábado y hay un porcentaje que no viene. Entonces, la fábrica nos pidió cambiar la forma de laburo. Entonces, el mensaje nuestro es tratar de convencerlos a ustedes de ir por un camino de crecimiento, de ir por un camino donde vamos a tener más compañeros al lado nuestro”.

* La parte más fea: “Esto es una parte de la negociación. La otra parte, la más fea, también se la vamos a decir. Si esto no se aprueba, si esto no sale, este proyecto se tiene que suspender. Seguiremos fabricando 120.000 unidades. No vamos a avanzar y nos quedaremos en las 120.000 unidades, pero tampoco va a haber crecimiento y tampoco los compañeros que están contratados van a seguir perteneciendo a la fábrica. Van a pertenecer a ese índice de desempleados. Entonces, creo que tenemos que ser solidarios. Ese es el pensamiento que queremos transmitirles a ustedes. El esfuerzo mancomunado”.

* La realidad de la calle: “Todos sabemos la realidad de la calle, sabemos la realidad del país y sabemos lo importante que es asegurar 3.500 puestos de trabajo. No sólo en Toyota. En los autopartistas, los talleres, las concesionarias y no es poca cosa. Hay compañeros que están al lado de ustedes, que son contratados, que están con la esperanza de quedar efectivos. Tienen los mismos sueños que nosotros tenemos y, seguramente, deben estar esperanzados para que esto salga adelante y la única manera va a ser por la aprobación de cada uno de nosotros porque esto se va a hacer si estamos todos de acuerdo".

Tras el discurso del Doma Almirón, la flexibilización laboral en Toyota Argentina se votó a mano alzada entre todos los operarios y se aprobó por mayoría.

***

El discurso del
Foto de la asamblea de operarios de Toyota Argentina donde se aceptó el nuevo régimen laboral (MDZ).

El discurso del
Iván "El Doma" Almirón, el sindicalista que convenció a los operarios de aprobar la flexibilización por mayoría (Facebook).

Líder en ventas, producción, exportaciones y ahora también importaciones: el nuevo récord de Toyota Argentina
Líder en ventas, producción, exportaciones e importaciones. Todos los récords de Toyota Argentina (leer nota).

Todo lo que siempre quisiste saber (y nunca te atreviste a preguntar) sobre el TPS: Toyota Production System
Todo lo que siempre quisiste saber (y nunca te atreviste a preguntar) sobre el TPS: Toyota Production System (leer nota).

***

Nota de MDZ El ejemplar discurso de un sindicalista que permitió la reforma laboral en Toyota

Por Horacio Alonso

Hace poco más de un mes, los operarios de la automotriz Toyota aprobaron cambios en el régimen laboral que estableció la obligatoriedad de trabajar los sábados, a cambio de un franco entre semana.

La fábrica venían siendo noticia por la dificultades de poder producir ese día del fin de semana por la resistencia de los empleados a concurrir. El tema en cuestión pasaba por el descuento que sufren por el Impuesto a las Ganancias.

La compañía japonesa necesita de ese día adicional para poder lograr los niveles de producción necesarios para cubrir la fuerte demanda, interna y externa, de su pickup Hilux.

Por este motivo, se propuso al gremio del SMATA una modificación de las condiciones de trabajo, tal como adelantó MDZ en su momento.

Más allá del tema laboral en sí, hay un dato que vale destacar en un país con rigidez laboral y gran resistencia al cambio. Es la forma en la que el sindicato mecánico apoya estas modificaciones que redundan en mayor empleo y crecimiento. Desde hace años, el gremio, conducido por Ricardo Pignanelli, y las autoridades de la automotriz mantienen una relación de colaboración y diálogo que le permitió a la compañía ser líder del mercado, ser la que más produce y la que más exporta.

En la empresa prefieren no hablar de reforma laboral ante la mala prensa que esa idea tiene en el país, pero el “caso Toyota” es una muestra de cómo adecuar la relación con los trabajadores, con acuerdo de ellos mismo, a las necesidades que la coyuntura impone, ayuda al beneficio común. Una empresa que no crece no puede dar mejor condiciones de trabajo a sus empleados ni incorporar personal. Eso lo entienden en SMATA, el sindicato comandado por y queda demostrado en la forma en que se explicó a los trabajadores de la automotriz los beneficios de este cambio.

MDZ tuvo acceso al discurso que dio uno de los delegados de la planta de la localidad bonaerense de Zárate. Se trata de Iván “El Doma” Almirón. Subido a una tarima, frente a centenares de operarios, hizo una exposición que no parece realizada por un sindicalista argentino. Con claridad, explicó los beneficios de adecuar el régimen laboral a las necesidades de producción. También mostró las consecuencias de no hacerlo.

Pocas veces se puede meter en la intimidad de una asamblea gremial, pero en este caso tiene un valor especial, ya que contrasta con el estereotipo del gremialista argentino, aferrado a una visión anticuada y rígida en materia laboral. Al contrario, mostró la necesidad de flexibilizar las condiciones de trabajo para el bien de todos.

Por eso, es bueno destacar este caso que define a un gremialismo moderno y que ayuda a crecer.

Esta es la parte más importante de la exposición del delegado gremial ante los trabajadores de la planta el 24 de septiembre pasado (ver reproducción completa acá arriba).

Una semana después, el cambio en el régimen laboral se aprobó por mayoría, a mano alzada, en una asamblea realizada en la fábrica.