Raúl Tomás Boetsch es el propietario del Torino más viajero del mundo: tiene un Sedán GR de 1980, que ya recorrió el continente americano dos veces. Unió Ushuaia con Alaska, ida y vuelta.

En 2019, Boetsch decidió que quería conocer Europa y despachó en barco su Torino rumbo a Alemania. El auto llegó, pero su dueño quedó varado en Buenos Aires por la cuarentena del Coronavirus.

La historia completa de Boetsch y su Torino ya la contamos en esta nota de Autoblog.

La buena noticia es que, con la flexbilización de las restricciones, auto y dueño pudieron volver a encontrarse. Boetsch viajó a Alemania y cumplió un sueño postergado durante casi dos años: manejar en el circuito de Nordschleife, en Nürburgring.

¿Su próximo destino? Irá a Francia, al Museo Renault, donde espera reunirse con el Torino que se exhibe en ese lugar (ver nota).

***

La historia del Torino más viajero del mundo (y cómo quedó varado en Alemania)
Raúl Tomás Boetsch y su Torino GR (1980).

La historia del Torino más viajero del mundo (y cómo quedó varado en Alemania)
La historia de sus viajes y de cómo el auto quedó varado en Alemania se publicó en esta nota.

El Torino varado por la pandemia volvió a las rutas (y pasó por Nürburgring)
Reencuentro en Europa y otra vez a las rutas.

El Torino varado por la pandemia volvió a las rutas (y pasó por Nürburgring)
Una deuda pendiente ya fue saldada, visitar Nürburgring.

El Torino varado por la pandemia volvió a las rutas (y pasó por Nürburgring)
Y girar en el Nordschleife con la bandera argentina.

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com