Este año se festejan los 60 años del lanzamiento del Renault 4, modelo que se inscribe en la historia del auto por la inmensa cantidad de ventas logradas, pero también por ofrecer innovaciones que cambiaron el diseño automotriz y perduran hasta la fecha.

Todos recordamos al Renault 4, modelo que en Argentina se produjo en la planta de Santa Isabel, Córdoba, entre 1963 y 1987. Bautizado R4L, su récord local es de 227.067 unidades (treceavo en la industria nacional) colocándose solo por detrás de su ilustre hermano del rombo, el R12.

Galería: Renault 4 1961-1993

A nivel global el compacto francés se lanzó en 1961 y se comercializó durante poco más de 30 años en más de 100 países, pero más allá de la nostalgia, ¿qué lo hace tan especial?

Entre las innovaciones del Renault 4 están el uso de motor y tracción delanteros y suspensión trasera independiente. Estas dos características le permitían un excelente espacio interior respecto de su tamaño y un andar muy confortable, ideal para circular por los rotos caminos de la campiña francesa.

El hecho realmente especial del compacto utilitario francés está en la retaguardia ya que fue el primer modelo de su categoría en incorporar una quinta puerta. Así es, el Renault 4 tenía una amplia boca de carga que se complementaba con piso plano y asientos reclinables para poder llevar cargas grandes.

Hoy nos parece lo más obvio, pero la solución del R4 fue una revolución tan grande que definió a los hatchbacks y familiares hasta la actualidad. Cuándo se juntan funcionalidad con economía, el resultado solo puede ser tan exitoso como el de este Renault.