Bueno, olvídense de cilindro que nos sobra en este caso, pero la comparación es ineludible.

Triumph pondrá en el mercado, se espera que las primeras unidades lleguen a los concesionarios en febrero de 2022, una de esas motos que pueden hacer prácticamente todo. Ok, en el caso de esta olvidémonos del off-road, pero en líneas generales desarrollaron sobre la plataforma que inauguró la Trident 660 una moto que te puede llevar a trabajar todos los días, con la que podes salir a manejar de manera más deportiva en una buena ruta con curvas y con la que se puede organizar un viaje largo, solo o con acompañante. Es una moto práctica, por sobre todas las cosas. Cualquiera que esté limitado a tener una única moto en el garage, bien podría tildar varios casilleros con esta Tiger Sports 660.

Para empezar, la nueva Tiger Sports es otra de las motos que viene a completar la oferta de entrada de la marca inglesa para satisfacer las necesidades de aquellos que quieren subirse a una moto de la marca a valores más accesibles. Claramente no es una moto para las masas, mucho menos en nuestro territorio, pero para los valores que normalmente maneja la marca, esta sports tourer puede estar al alcance de un mercado de mayor volumen. Ni hablar en Europa, donde muchos portadores de carnet A2 pueden subirse a una versión limitada para luego disfrutar de la moto en toda su expresión, una vez aprobado el examen para la licencia completa.

En términos de prestaciones, a Tiger Sports 660 se convierte en la líder de la categoría, por encima de la Kawasaki Versys 650 y de la Yamaha Tracer 7, con 81 caballos de potencia a 10.250 rpm y un torque máximo de 64 Nm a 6.250 rpm, con el 90% del torque disponible desde las 3.600 rpm. El peso es otro factor importante a la hora de la performance, situándose en el medio de ambas, siendo 10 kilos más pesada que la Yamaha y 11 kilos más liviana que la Kawasaki en orden de marcha.

Triumph también puso foco en que su nueva moto sea más económica en términos operativos y ofrece un intervalo entre servicios de 16.000 kilómetros o cada 12 meses. Esto significa que en los primeros 3 años de uso, la moto solo necesita 8,3 horas de trabajo, contra las 11 a 16 horas de sus rivales más cercanos. Esto, como resultado, es un costo de uso más bajo. Un 30% más bajo según lo que declara la marca.

Mientras la Verys, la Tracer y la V-Strom 650, otra moto que Triumph identifica como rival, tiene dos cilindros, el motor triple de la Tiger Sports 660 debería agregar un extra de sofisticación que al resto le falta. Es una receta que ya se probó exitosa con las ventas de los primeros meses de la Trident, más de 12.500 unidades desde su lanzamiento. Siendo esta moto más versátil, debería mejorar esos números.

Si bien la posición de manejo y el estilo de la moto pueden sugerir algo de aventura, la Tiger Sports es una moto de asfalto. Llantas de 17 pulgadas con Michelin Road 5 de serie indican claramente que la moto no quiere saber nada con la tierra y otras yerbas. Además, Triumph ya admitió que llegará una Tiger 660 más de off-road en un futuro bastante cercano para llenar ese hueco y salir a pelear con las Ténéré 700 y Tuareg 660.

En cuanto a la electrónica, la Tiger Sports 660 viene con acelerador electrónico, dos modos de conducción -road y rain- y control de tracción de serie. Los mapas de conducción alteran la respuesta del acelerador y los ajustes del control de tracción, que además puede ser desconectado totalmente si se quiere. El ABS, obviamente, es de serie, pero no tiene ningún tipo de sensibilidad en las curvas como sí tienen motos más caras.

La suspensión parece simple pero efectiva, con barrales invertidos Showa de 41 milímetros y un monoshock de la misma marca, ofreciendo 150 mm de recorrido de suspensión, sin mucha posibilidad de ajuste más que la precarga trasera que tiene un ajuste remoto para acceder con facilidad. Los frenos vienen con doble disco de 310 mm y pinzas de dos pistones Nissin y un caliper monopistón atrás.

En el instrumental, al igual que en la Trident, se incluye una pequeña pantalla TFT por debajo del tablero LCD. El TFT ofrece mucha información extra y puede ser conectado con la app MyTriumph para navegación, teléfono, música y hasta para manejar la GoPro.

Como es normal en Triumph, hay más de 40 opcionales que se pueden adquirir para equipar aún más la moto, así que calienta puños, luces adicionales, control de velocidad crucero y otros pueden agregarse por unos mangos extra. Seguramente estemos viendo llegar esta moto a Argentina a partir de la mitad del año que viene, teniendo en cuenta los tiempos que demoraron en llegar las últimas dos incorporaciones de la marca en nuestro país: la Tiger Sports 850 y la Trident 660.

***

***

Triumph presentó su Tiger Sports 660 y <em>le apunta</em> directo a Versys 650 y Tracer 7
Triumph presentó su Tiger Sports 660 y <em>le apunta</em> directo a Versys 650 y Tracer 7
Triumph presentó su Tiger Sports 660 y <em>le apunta</em> directo a Versys 650 y Tracer 7

Triumph presentó su Tiger Sports 660 y <em>le apunta</em> directo a Versys 650 y Tracer 7
Triumph presentó su Tiger Sports 660 y <em>le apunta</em> directo a Versys 650 y Tracer 7
Triumph presentó su Tiger Sports 660 y <em>le apunta</em> directo a Versys 650 y Tracer 7

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com