y en que la Agencia Nacional de Seguridad Vial, junto al Ministerio de Transporte y las Cámaras que agrupan al sector de las dos ruedas tomaran algún tipo de norma de referencia, vigente en otros mercados del mundo, para que rigiera en nuestro país. No importaba exáctamente cuál, todas eran bienvenidas. Brasil ya lo tiene, por citar una plaza vecina.

Pero estos días nos vamos al otro lado del globo para citar un caso que bien podría ser tomado como ejemplo y, entendemos, tiene algunos aspectos muy interesantes en la forma en la que considera a los distintos tipos de motos. Y el tema es noticia en el país más grande de Oceanía porque significará el golpe de gracia para muchos modelos icónicos del mercado australiano, muchos de ellos se venden o venderán en los próximos meses en Argentina.

Y las únicas excepciones a la normativa que entró en vigencia en octubre de 2021 son para las motos consideradas enduro, las motos trail de menos de 250 cc con asiento de una sola pieza, rueda de 21'' adelante y que son utilizadas para fines off-road. Las motos adventure pueden tener ABS desconectable y las de menos de 150 cc. podrán ser comercializadas únicamente si cuentan con sistema de frenado combinado.

El ABS fue determinado obligatorio en Australia en octubre de 2019, donde modelos como la Suzuki DR650SE pudieron mantenerse hasta ahora gracias al período de gracia que se le otorgó a los modelos existentes que no presentan modificaciones. Ese permiso, sin embargo, se vence ahora, en octubre de 2021, exigiendo que dichos modelos sean actualizados o retirados del mercado australiano.

La mayoría de las grandes marcas presentes en Australia equipan sus modelos de calle con frenos ABS de serie, pero en algunos casos, como Suzuki, deberán realizar algunos cambios en sus line-ups. Para Suzuki esto significa la total discontinuación de la línea cruiser Boulevard, la GSX-R600, la icónica GSX-R750, la DR200S, DR-Z400M y la legendaria DR650SE. Aunque Suzuki Australia declara tener un stock suficiente como para llegar a fin de año.

Mientras Suzuki declaró en Australia que está a favor de las nuevas exigencias, la partida de su DR650SE será particularmente triste para un mercado donde es, más o menos, como el Tornado en Argentina, dado que se ha mantenido casi sin cambios desde su llegada en 1996 -la moto existe desde 1990-. Ha sido una de las elecciones más populares para los aventureros en búsqueda de una moto simple, confiable y accesible. También ha sido uno de los modelos más vendidos de Nueva Zelanda y continúa siendo un éxito en ventas en Australia y Canadá. Sin embargo, hace rato que dejó de existir en Europa debido a las normas vigentes -Euro 5 en este momento-.

Lo que no está claro es qué hará Suzuki al respecto con estos modelos que sí pueden seguir comercializándose en otros mercados, pero que dejarán de importarse al mercado Australiano y solo se mantendrán vivos a través del mercado de segunda mano. Si bien es desafortunado tener que dejar de vender estos modelos icónicos, ya estaban en la fase final de su vida en los concesionarios. En todo caso su partida presentará nuevas oportunidades para la marca en el futuro, declararon de Suzuki Australia al sitio Bikesales.

Tendría sentido que estas nuevas oportunidades allanen el camino a un reemplazo de la DR650SE y que pueda seguirle los pasos a motos del estilo de las Yamaha Ténéré 700 o KTM 890 Adventure R. El tiempo dirá.

Por otro lado, Suzuki ha actualizado modelos como la V-Strom 1050XT y la Hayabusa, que hoy incorporan ABS y un buen paquete de asistencias electrónicas que los mantienen vigentes. Y como buena noticia, la popular DR-Z400E se mantiene en pie al estar clasificada dentro de la categoría enduro.

Kawasaki es otra marca potencialmente afectada por los nuevos cambios que entran en vigencia, sin embargo la marca declaró que tan solo uno o dos modelos deberán cumplir con las nuevas condiciones, ya que la popular KLR650 acaba de ser actualizada para 2021. Yamaha, por su parte, anunció la discontinuación de varios modelos como la XT250, XVS650 y WR250R. Por parte de Honda no habían informado nada hasta el momento.

En fin. Cuando prima el sentido común, es común que las cosas funcionen y, en este caso, los australianos supieron separar la paja del trigo y darle el tratamiento que se merece cada tipo de moto, incluyendo las que están pensadas para andar lejos del asfalto. Para que vaya tomando nota quien corresponda. Algo que podríamos imitar.

 

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com