Nosotros estábamos en pleno viaje por Catamarca en ese entonces y no pudimos acudir al evento, donde íbamos a tener la posibilidad de probar la novedad en la pista que la marca tiene en sus instalaciones. En nuestro inconsciente pensábamos en un vehículo recreativo, o quizás eran nuestras ganas como entusiastas de las dos ruedas. Y sí, qué les vamos a decir, nunca saltamos en una pata cuando se presenta una herramienta de trabajo.

Así que la presentación de la GLH150 no nos volvió locos, como pudo haber sido el caso de la Africa Twin, CB500F, CB500X, CB250 Twister, o incluso la PCX 150, todos productos con sus distintos tipos de encanto, todas máquinas pensadas para ser disfrutadas como motos de aventura, paseo o transporte y no como un vehículo comercial. De todas formas es una buena noticia, una nueva moto que se produce en suelo argentino, una nueva inversión productiva en nuestro país, que ratifica la presencia de una marca como Honda, hoy dedicada 100% al negocio de las motos en su planta industrial, y seguramente puestos de trabajo que se crean o, al menos, se conservan.

Todo esto sumado al compromiso de la marca de presentar un nuevo modelo cada seis meses y la intención de que todos los proyectos industriales en Argentina terminen siendo IKD, como nos dijo Victor Pruvost, el gerente comercial de Honda, en la última entrevista que le hicimos con motivo del anuncio de la incorporación de la CB250 Twister a la línea de producción nacional.

Pero volvamos a hablar de La Gaucha, como terminó siendo más conocida gracias al spot publicitario que Honda utilizó para promocionarla. Honda apelaba a una receta infalible a la hora de ofrecer una herramienta de trabajo que soporte los abusos a los que la agenda de quienes utilizan este tipo de vehículos para delivery y motomensajeria suele exponer. Una ciclística robusta, una electrónica muy simple y un motor más probado que los caramelos media hora. Eso sí, para que el el caballo del paisano arranque hasta con la fresca la novedad en esta moto fue la incorporación del sistema de inyección electrónica PGM-Fi de Honda.

El resto es tan simple y efectivo como se lo ve. Ruedas de 18'', asiento plano, doble amortiguador atrás y un manillar que permite una posición de manejo más que cómoda y relajada. Y esto ya es una opinión a posteriori, puesto que teníamos nuestros reparos para las personas más altas. Sí, la GLH150 de Honda es una moto que no vamos a recomendar porque entendemos que en 2021 en Argentina las normas deberían ser más exigentes y entendemos que una moto de menos de 250 cc que no cuenta con sistema de frenos combinados -CBS- es inadmisible, pero les podemos asegurar que podríamos hacer todos los kilómetros que su tanque de 10,2 litros permite sin cansarnos, porque es comodísima.

La verdad que es una macana que la moto no incorpore un sistema de seguridad mínimo que ya está presente en productos como PCX, Elite y Biz y que tiene un costo bajísimo. Alguna vez el dueño de un concesionario oficial del interior en una charla informal con nosotros nos dijo que Honda es como un elefante, se mueve lento, pero cuando lo hace guarda con la pisada. Y con esto entendemos que cada proyecto, por más simple que parezca, lleva mucho tiempo de preparación en una empresa como Honda, y una vez que lo ponen en marcha los cambios son muy difíciles de incorporar. Incluso un cambio tan simple como el de incorporar el sistema CBS. Pero de nuevo, las normas en Argentina son las que permiten que una moto nueva en 2021, sea de la cilindrada que sea, pueda tener los frenos que quiera. Y acá quedan expuestos todos los jugadores: las marcas, las cámaras del sector, la agencia nacional de seguridad vial y los legisladores que no lo tienen en agenda.

Y cuando decimos que es una macana que no lo tenga lo decimos porque es una moto fantástica. Fantástica para trabajar, fantástica para moverse por la ciudad como un pez en el agua, e incluso fantástica para aprender a andar en moto. Es la clase de máquina que te perdona todo y a la vez te permite revolearla por todos lados con confianza, y tiene una configuración de chasis y suspensiones muy básica y rústica, pero a la vez muy efectiva para el tránsito urbano y las irregularidades de nuestras, muchas veces, maltratadas calles con sus ruedas de 18 pulgadas.

Es esa clase de motos ideales para armarse una escuelita de manejo de motos en un predio cerrado y con las medidas de seguridad correspondientes para que los principiantes puedan aprender a manejar, a doblar y a frenar sin asistencias. Y ahí sí, que bloqueen tranquilos, que se raspen y que entiendan el beneficio de contar con asistencias para esas situaciones en las que hasta el más experimentado puede fallar.

Durante la semana en la que tuvimos a la GLH 150 de Honda en nuestro poder, anduvimos para todos lados por la ciudad, y nos atrevemos a decir que es una de las motos más ágiles que hemos tenido en Motoblog. Livianita, con un radio de giro que le gustaría tener hasta a Toni Bou, y bien angostita. Pasa por todos lados. La puesta a punto de las suspensiones es óptima para el uso urbano, con o sin carga. Baja cordón, sube cordón, agarra badén, bache, boca de tormenta en desnivel, no le importa nada. Y a pesar de ser una herramienta de trabajo nos sacó más de una sonrisa. Incluso tiene una primera marcha muy corta, que nos resultó un tanto molesta, pero seguramente sea un gran plus para aquellos que la carguen hasta las tabas.

Como siempre, una imagen vale más que mil palabras, así que los dejamos con el video del test ride de la Honda GLH 150. Esperamos que les guste.

***

***

***

FICHA TÉCNICA

Modelo: Honda GLH 150
Precio:  $231.600
Garantía:  3 años sin límite de kilometraje
Comercializa: Honda Motor Argentina

MOTOR
Tipo:  monocilíndrico, 4 tiempos, OHC, inyección electrónica, refrigeración por aire.
Cilindrada: 149,2 cc
Potencia:  12,2 hp a 8.000 rpm
Torque: 12,6 Nm a 6.000 rpm

TRANSMISIÓN
Tipo: por cadena
Caja: cinco velocidades.

CHASIS
Suspensión delantera: Horquilla delantera telescópica.
Suspensión trasera: doble amortiguador con ajuste de precarga.
Frenos delanteros: Disco de freno de 240 mm
Frenos traseros: Disco de tambor de 130 mm
ABS: No.
Control de tracción: No
Neumáticos: Cordial 80/100-18 adelante y 90/90-18 atrás.

PRESTACIONES
Velocidad máxima: 110 km/h
Aceleración 0-100: n/d

DIMENSIONES
Largo x Ancho x Alto
: 2028 mm x 776 mm x 1080 mm
Distancia entre ejes: 1.306 mm
Despeje: 168 mm
Altura de asiento: 771 mm
Peso en seco: 129 kg
Tanque de combustible: 10,2 litros

Galería: Test Ride: Honda GLH 150

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com