Solo por citar los números de agosto pasado, en el que se patentaron solo 4 unidades de la versión café racer contra 61 de la roadster. Y si bien esos números difícilmente se emparejen porque está más que claro que la Interceptor es una moto mucho más versátil y cómoda para el día a día, el fabricante de la India está buscando la forma de impulsar las ventas de la versión más deportiva de sus twins 650, y así es como nació la Continental GT Cup.

Está más que claro que la pista no es un deporte barato, sobre todo cuando uno se mete en el mundo de los motores de 600 y 1000 cc. tetracilíndricos. Los costos de mantenimiento, cubiertas, circuito, mecánicos, track days, traslados, etc. no son lujos que puede darse todo el mundo. Y aquí es donde la Continental GT Cup de Royal Enfield quiere ofrecer una puerta de entrada accesible al universo de la pista para aquellos pilotos que quieren iniciarse y también para aquellos experimentados que están buscando algo más tranquilo.

La Royal Enfield Continental GT Cup tiene el objetivo de generar más interés en el mundo de las carreras y satisfacer la demanda por formatos más accesibles de competencia y entrenamiento. Una vez concluida la Continental GT Cup 2021, la marca también abrirá escuelas de manejo en India con el objetivo de facilitar el acceso a entrenamiento profesional para aquellos entusiastas que quieren mejorar sus habilidades como piloto, para competir y como parte de sus habilidades generales arriba de la moto.

Presentada por JK Tyre Motorsports y organizada bajo la tutela de la Federación de Motociclismo Deportivo de India -FMSCI-, la Royal Enfield Continental GT Cup debutará en el JK National Racing Championship 2021 y se llevará a cabo bajo el reglamento del la FMSCI. Tendrá cuatro fechas, comenzando en Octubre de 2021 y culminando en Enero de 2022.

En cuanto a las motos, las Royal Enfield Continental GT 650 han sido retocadas para darles un aspecto retro-racing y han sido denominadas GT-R650. Esta versión para la pista cuenta con modificaciones bastante minimalistas, enfocadas en mejorar la performance de la moto en la pista, sin convertirla en una moto que intimide, pero mejorando la agilidad y deportividad de la moto en el circuito. Además, la construcción simple y old school de la moto la convierten en una máquina muy sencilla de mantener y reparar, convirtiéndola en la compañera ideal para la pista para aquellos que quieren comenzar y una moto muy capaz para los más experimentados.

En Argentina hace unos meses la marca comenzó de la mano del IPDM lo que denominaron Royal Enfield Academy (ver), en el Autódromo de la Ciudad de Buenos Aires, en lo que fue una primera iniciativa para que los usuarios de Continental GT encuentren un lugar y un evento donde disfrutar al máximo de sus motos en un entorno seguro. Sabemos que las intenciones de la marca de tener una categoría para la Continental GT son serias, claramente con fines recreativos y promocionales, pero no es tarea sencilla lograr eso en nuestro país y es algo que seguramente logren armándose de paciencia.

***

***

Galería: ¿Le encontraron la vuelta?: Royal Enfield lanzó la Continental GT Cup en India ¿y en Argentina?

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com