Mientras los cambios técnicos son muy poquitos para el año que viene, la compañía está celebrando su 60 aniversario desde que entró en el mundial del motociclismo de velocidad utilizando un esquema de colores que ultimamente tenía reservado para algunas ocasiones, como es el famoso speed block en blanco y rojo.

Si bien la primera carrera de Yamaha fue en la categoría 250cc en el GP de Francia en 1961, esta presentación no apareció hasta 1964, el mismo año que Phil Read llevó a Yamaha a su primer título mundial.

Hoy Yamaha tiene más de 500 victorias en Grand Prix a su nombre y sus estanterías repletas de títulos mundiales, y mientras décadas de distintos sponsors han utilizado este tipo de presentación en contadas ocasiones, es cláramente un sinónimo de Yamaha.

Todas las unidades 2022 World GP 60 Aniversario de la familia R tendrán la misma presentación de colores; blanco con speed blocks en rojo, un emblema del aniversario, una línea roja en el medio del tanque de combustible y el colín, el guardabarros delantero también en rojo y una placa porta número amarilla en el frente. También tendrán llantas doradas para completar el estilo retro racer.

Hay algunos huecos grandes entre los distintos modelos, con la R1M como modelo emblema, completa con suspensión electrónica Öhlins, a modo de modelo especial de homologación para correr en WSBK. Es la única moto en esta línea que no tendrá la presentación Aniversario, sino una combinación Icon Performance que resalta su carrocería en fibra de carbono.

Un pelín más abajo viene la R1, que estará disponible con los colores aniversario, además de las opciones en negro y azúl. Ninguna de las versiones de 1.000 cc reciben actualizaciones desde la parte técnica, aunque desde que Toprak Razgatlioglu lidera el campeonato mundial arriba de una Yamaha puede que no haya necesidad.

Obviamente la R7 tampoco presenta cambios, tratándose de una moto que acaba de presentarse, más que el agregado de una versión con los colores aniversario. Y más abajo viene la R3 llega la R3 con un nuevo motor compatible con la norma Euro 5. Si bien los cambios serán muy difíciles de percibir, Yamaha dice que el nuevo carenado está mejorado para alojar el nuevo convertidor catalítico que viene con la actualización.

También hay un nuevo color Icon Blue, imitando a los modelos más grandes, y la versión all black. Estos mismos colores estarán disponibles en la R125, en caso de no optar por la versión 60 aniversario.

Yamaha dice que las unidades estarán disponibles en los concesionarios a partir de diciembre de este año. Todavía falta ver si en noviembre la marca japonesa agrega algún modelo para acortar la brecha entre algunas de sus cilindradas, como podría ser una R25 y una R9.

***

***

Galería: Yamaha presentó su línea R para 2022 y revive los colores con los que ganó su primer mundial

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com