Ya hablamos de esto en innumerables ocasiones, pero mientras corre el tiempo los rumores van tomando forma. La última vez que publicamos algo con referencia al posible regreso de una nueva generación de la Honda Transalp (ver) fue el pasado mes de mayo, donde todo apuntaba a que EICMA sería la cita para la presentación de esta novedad. De hecho Honda fue el primer fabricante en confirmar su asistencia a la gran cita anual, que se suspendió en 2020.

La última información que llega de Japón sugiere que la próxima generación de Transalp va a tener un nuevo motor paralelo de 755 cc, ubicándola firme en una hipotética competencia con la Tenere 700 de Yamaha, y se dice que la denominación del modelo será XL750L. Esto apunta a que sería una máquina con un enfoque bien marcado en el off-road, aunque no entendemos por qué no CRF750L, diferenciándola de la más rutera y menos potente NC750X; más liviana, más potente, con llantas de rayos y suspensiones de gran recorrido. El motor se entiende que no parte del 745cc bicilíndrico de la NC750 sino que se trata de una arquitectura más parecida al de la Africa Twin.

Más allá de que esos detalles sean acertados o no, lo que no quedan dudas es que Honda tiene la Transalp entre sus prioridades ahora. En febrero y marzo pasados, la marca aplicó para registrar los derechos sobre el nombre Transalp, específicamente para utilizarlo en motocicletas, en una gran cantidad de países. Estados Unidos, Japón, Australia, Nueva Zelanda, Tailandia, Singapur, Brazil, China, India, Indonesia, Malasia, Filipinas, Rusia, Turquía, Vietnam y Corea del Sur, todas presentadas en un período de algunas semanas. Es, por lejos, la movida más grande y abarcativa que Honda ha realizado en materia de patentes de marcas en mucho tiempo, y si se preguntan por qué Honda no registró la marca en Europa y el Reino Unido es porque nunca dejó de tener los derechos allí.

El otro movimiento de registrar marcas y patentes que la marca realizó este año puede estar conectado al mismo proyecto, ya que la firma aplicó para el nombre Hornet en varios países. De nuevo, el título revive un nombre que no ha sido usado por un tiempo ya, y se trata de aplicaciones específicas para motos. De nuevo, Japón, Singapur, Nueva Zelanda, Rusia, Thailandia y Brasil, y nuevamente sin la necesidad de hacerlo en Europa y Reino Unido. Distintas legislaciones, evidentemente, con distintos plazos.

¿Por qué estaría conectado Hornet con Transalp? Porque los rumores en Japón sugieren que el mismo motor bicilíndrico estará destinado para una XL750L y una CB750 tipo street. Si bien ese es un nombre que suena fuerte y tiene una historia propia importante, el producto resultante no se espera que sea una moto tipo retro, por eso el nombre Hornet podría quedarle mejor.

Ahora solo queda ver si la Transalp y la Hornet estarán disponibles como modelos de producción para 2022, pero para tener una referencia, el momento de registrar estas dos marcas coincidió con el de la NT1100, una moto que está confirmada como parte de la línea 2022 de Honda, con documentos de homologación apareciendo en Europa y evidenciando una moto de calle con el motor de la Africa Twin, tal como lo indicaban los rumores a principio de año. Las Transalp y Hornet no deberían estar muy lejos de esto.

***

Los rumores sobre el regreso de la Transalp de Honda vuelven a tomar fuerza

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com