Llegamos finalmente a la versión, por ahora, más potente de la recientemente re-introducida RZ 650 de CFMoto, hoy en día comercializada bajo la marca Zanella. Y en esta nota, y video, vamos a tratar de plasmar de la mejor manera posible cómo es el uso cotidiano de esta moto, cómo se comporta en el día a día y qué tal es vivir con esta pequeña y accesible bestia.

Al momento de subirnos a este modelo veníamos de dejar todavía calentita a la RZ 400, una moto con la que comparte una gran cantidad de componentes, así que viniendo de una moto de dimensiones y peso prácticamente iguales la transición fue muy amena. A lo que vamos con esto es que el peso de casi 210 kilogramos es muy manejable una vez que te acostumbras y no complica en el uso diario.

Algo que se nota inmediatamente en esta versión es el excelente rendimiento del motor, los 60 caballos que declara la marca realmente se sienten como muchos más. La moto acelera y muy rápido, la caja está muy bien relacionada y permite acelerar a la par de motos más grandes y, en autopistas, moverse con total soltura. Para muchas cosas la potencia es seguridad, y tener tanto resto realmente ayuda a escaparse de situaciones de riesgo o extrañas. Esta máquina tiene potencia de sobra, es una gran aliada para el día a día y al mismo tiempo permite llegar al finde con ganas de mucho más.

La interfaz hombre-máquina es muy buena. Empezando por la pantalla, viene con un TFT de muy buena calidad y diseño, con información que si bien no es abundante, cumple con todo lo que debe tener. Odómetro, velocímetro, tacómetro, hora, nivel de combustible muy preciso, temperatura y algunos datos más. Todo ilustrado en una pantalla de 5 pulgadas con 2 diseños específicos para los modos SPORT y ECO. La diferencia de respuesta del motor en estos dos modos, es extremadamente sutil, si es que existe. Los espejos son grandes y están bien ubicados, pero tienen un ajuste que nos resultó poco convencional y hacía que con un roce se movieran. Finalmente, las luces resultaron muy buenas. Como toda luz LED, resulta efectiva para hacerse ver en cualquier circunstancia y, gracias al gatillo de luces, permite ser particularmente visible de noche con una simple guiñada.

Otros puntos a tener en cuenta en el uso cotidiano son los frenos ABS y las cubiertas Pirelli Angel ST que suman a la seguridad de la moto, ofreciendo muy buena tracción y potencia de frenado, muy necesaria para frenar toda esa masa más la del piloto. Los calipers son de dos pistones pero con doble disco de 320 mm. Las bombas y las líneas de freno son J.Juan, una marca española, hoy propiedad de Brembo, con muy buena reputación en Europa.

El uso en el día a día es muy divertido, el peso queda en segundo plano una vez que levantamos los pies del suelo y realmente se disfruta y le agrega un toque de adrenalina a cualquier viaje al laburo o donde sea que vayamos. La recomendamos sin dudas a quien esté buscando una medio de transporte entretenido, que le permita hacer escapadas de fin de semana y, por qué no, incursionar en algún autódromo.

Esta RZ 650 se desenvuelve de maravillas en el tránsito urbano, al menos cuando no está muy trabado. Horas pico y embotellamientos severos se vuelven un poco más complicados que con otras motos, pero con un poco de práctica se puede pasar bien. Los desafíos siempre son bienvenidos.

Así que los invitamos a nuestra clásica recorrida urbana, por calles, avenidas y autopistas de Buenos Aires, para que tengan una mejor idea de cómo es esta moto en este Motoblog Cotidiano.

***

   
Enviá tu noticia a novedades@motor1.com