Las motos tienen sus tiempos también, no solo nosotros y las CFMoto son un claro ejemplo. Durante mucho tiempo quisimos probarlas, fueron de esos productos que siempre nos dieron buena espina. Conocemos la marca desde hace mucho tiempo, sobre todo en el mundo de las cuatro ruedas, y hemos visto el progreso que los chinos han tenido en la últimos años, algo que se ha intensificado en el último lustro.

Por h o por b, las CFMoto nos fueron esquivas hasta el día de hoy y nunca pudimos compartir nuestras impresiones con una enorme cantidad de seguidores que nos preguntaban por estas motos. Si no era porque no teníamos respuesta por parte del representante anterior era porque la logística para lograr ponerle las manos encima a una era un chino, o porque nos comimos el amague del un concesionario oficial con el que íbamos a hacer los test rides. Todo muy raro, pero a fin de cuentas las motos no aparecieron.

O al menos así fue hasta que irrumpió en escena Zanella Hnos., que es quien hoy tiene la representación de la marca asiática en Argentina luego de una buena cantidad de meses en los que escuchábamos novedades de la marca por todo el mundo pero no teníamos idea qué había pasado con CF Moto en nuestras tierras. Y vaya si se encariñó con la marca, que decidió comenzar la comercialización de las motos dentro de su categoría RZ, CFMoto by Zanella.

Lo cierto es que una tarde llegó un camión a nuestro domicilio y nos bajaron las primeras dos unidades, las RZ300 y RZ400. Así que agarramos una cada uno y las convertimos en nuestro medio de transporte durante esa semana en la que estuvieron en nuestro poder. La marca todavía no había comunicado nada y sus concesionarios, que son normalmente los primeros en levantar polvareda, porque comienzan con las publicaciones de pre-venta, estaban bien quietos, con lo que las preguntas que respondimos, al menos al principio, fueron mano a mano con aquellos que nos fuimos cruzando en el camino. De manera presencial, ya que debíamos esperar unas semanas para poder publicar algo.

Ambos probamos las dos motos, nos las intercambiamos, pero a Máximo le tocó hacer la nota de la RZ400 bicilíndrica y a mi esta. Siempre tratamos de que las motos pasen por las manos de los dos, como parte de la generación del contenido y para tener siempre una referencia de cómo es tal o cual moto, así sea un breve contacto. Como dije al comienzo de la nota, las motos tienen sus tiempos y en este caso la RZ300 esperó hasta el último día, antes de devolverla, para demostrarme todas sus capacidades.

A veces uno está concentrado en mostrar una u otra cosa de la moto, en sacar tal o cual foto, en hacer este o aquel video, que se olvida de lo más importante, que es usar la moto y solo pensar en eso. Usarla, conocerla, disfrutarla. Todas las motos, les diría que sin excepción, tienen algo que nos va a llamar la atención, así sea una moto que no sea de nuestro agrado, algo siempre vamos a encontrar para rescatar.

Igual este no es el caso, sino todo lo contrario, pero fue el último día, después de haber hecho todo, cuando realmente pude disfrutar de la RZ300. No descubrí nada nuevo sobre la moto, pero pude dedicarme 100% a manejarla, sobre todo en un día con una agenda complicada, sin pensar en otra cosa. Y a decir verdad, esta CFMoto me dejó con una buena impresión, aún sin saber en ese entonces el precio con el que iba a salir al mercado. Al punto que creo que es mejor alternativa que la versión bicilíndrica de mayor cilindrada, la RZ 400.

En una jornada caótica, me fue difícil encontrarle cosas negativas a la moto. Quizás los peores recuerdos que me quedaron tienen que ver con la persona que se encargó de diseñar la piña izquierda, que seguro no anda en moto, y puso el botón de la bocina en un lugar bastante incómodo y por otro lado, y seguramente se deba a que se trataba de un prototipo al que han manoseado, armado y desarmado varias veces, me hubiera gustado una caja de velocidades con mayor suavidad. Más allá de eso, cualquier otro detalle está en línea con el nivel de precio y el segmento al que apunta la moto.

Siempre es gratificante subirse a una moto que tiene todo lo que tiene que tener por estos días, si nos pusiéramos finitos le pediríamos un embrague anti-rebote para suavizar un poco la reacción en los rebajes, pero el resto está. Iluminación full LED, pantalla TFT, suspensión delantera con horquilla invertida y monoshock atrás, inyección electrónica Bosch, ABS Continental doble canal, frenos J.Juan con una pinza de cuatro pistones adelante, y alguna cosa más que me esté olvidando.

La moto tiene prestaciones de sobra para lo que fue pensada. Se mueve con agilidad en el tránsito urbano, es compacta y ágil, y puede desarrollar buenas velocidades en autopista si andas con apuro. La puesta a punto de las suspensiones no está enfocada en el alto rendimiento sino más bien en el confort urbano, sin embargo respondieron bien cuando le pegamos una apretada, acompañada por un muy buen desempeño, al menos en piso seco, de los neumáticos CST.

No quiero entretenerlos con un texto muy extenso, para eso hicimos un video, pero se los puedo resumir en pocas palabras. Si tuviera que elegir una moto de estas RZ, entre la 300, la 400 y la 650, iría por la más chiquita sin dudas. Los dejamos con el Test Ride de esta novedad absoluta para el mercado y para nosotros, la RZ300 CFMoto by Zanella.

***

***

Lo que más nos gustó

M.A.

  • Chiquita, liviana, bastante picante. Para moverse por la ciudad y alrededores, una excelente alternativa
  • El diseño, quizás con otros colores, me parece que está muy bien logrado
  • Si bien no rebalsa de información, creo que el esfuerzo de poner un instrumental TFT suma

M.F.

  • Buena terminación y calidad general.
  • Muy buen diseño.
  • Sin dudas, el precio.

Lo que menos nos gustó

M.A.
– Es una pavada, pero la ubicación del botón de la bocina me molestó, algunas cosas deberían ser iguales en todas las motos
– La caja podría tener un accionamiento más suave, ojalá sea algo de este prototipo que armaron y desarmaron varias veces.
– El lugar para el acompañante es algo escueto.

M.F.
– Tener una modalidad para desconectar el ABS trasero sería divertido.
– El tamaño con 1.80mts de estatura me empieza a jugar en contra, me gustaría que fuera un poco más alta.
– Los espejos tienen un ajuste extraño y es difícil dejarlos bien acomodados.

***

***

Modelo: CF Moto RZ 300 by Zanella
Precio:  $ 556.990
Garantía:  24 meses o 24.000 kilómetros
Comercializa: Zanella Hnos

MOTOR
Tipo:  Monocilíndrico, 4 tiempos, 4 válvulas, DOHC, inyección electrónica, refrigeración por agua.
Cilindrada: 292 cc
Potencia:  27 hp a 8.500 rpm
Torque: 25 Nm a 7.000 rpm

TRANSMISIÓN
Tipo: por cadena
Caja: Seis velocidades.

CHASIS
Suspensión delantera: Horquilla delantera invertida de 37 mm.
Suspensión trasera: Monoshock.
Frenos delanteros: Disco de freno de 292mm con cáliper J.Juan de 4 pistones.
Frenos traseros: Disco de freno de 220 mm con cáliper J.Juan de un pistón
ABS: Si, Continental AG doble canal.
Control de tracción: No
Neumáticos: CST 110/70R-17 adelante y 140/60R-17 atrás.

PRESTACIONES
Velocidad máxima: 140 km/h
Aceleración 0-100: n/d

DIMENSIONES
Distancia entre ejes: 1.360 mm
Despeje: 150 mm
Altura de asiento: 795 mm
Peso en seco: 151 kg
Tanque de combustible: 12.5 litros

Galería: Test Ride: RZ 300 CFMoto by Zanella

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com