La moda del RetroFit se expande con rapidez por la Argentina. La idea es transformar un vehículo antiguo para instalarle una mecánica moderna: en este caso, un motor eléctrico.

En Autoblog ya publicamos varios casos, como el Fiat 600 de Mendoza (ver nota) y el Isetta 300 de Chascomús (ver nota).

Ahora desde Bariloche llega el caso de Leandro y Ramiro Suárez, padre e hijo, que transformaron una Volkswagen Kombi Pick-up de 1981 en un vehículo a baterías y con hasta 130 kilómetros de autonomía.

El diario ANBariloche publicó esta nota sobre el tema.

***

Nota del diario ANBariloche El primer vehículo en Bariloche que funciona con energía eléctrica es una pick up de 40 años

Por Cecilia Russo

“Todo el mundo está pensando en cómo mejorar el planeta y uno de los productos que más contamina, es el vehículo. Así que dijimos, vamos a hacer un auto eléctrico”, fue lo que se planteó Leandro Suárez a la hora de poner manos a la obra sobre una Kombi pick up del año 81, para reconvertirla en una camioneta que funciona con electricidad.

Así, no sólo posee el primer vehículo que funciona con energía eléctrica en Bariloche, sino que en su local, Convertec –el cual se dedica a las energías renovables – se encuentra el único cargador para este tipo de coches en la ciudad, con el detalle de que también se alimenta con paneles de energía solar. “Todo un circuito verde”, contó a ANB.

Suárez relató que, junto a la empresa, “siempre quisimos hacer cosas innovadoras que estén relacionadas con las energías renovables, que es a lo que nos dedicamos”.

Según explicó, cualquier auto se puede reconvertir, es un proceso que se llama retrofit. “Buscamos algo clásico. Este es un vehículo que les gusta a todos, es más fácil de trabajar, tiene un espacio enorme para las baterías y el motor está atrás, de muy fácil instalación. A la vez, le damos uso para el reparto de nuestros productos en la ciudad”, dijo.

Este proyecto comenzó hace dos años cuando con su hijo compraron la camioneta y la restauraron: “le hicimos algunas cosas y empezamos a ver la parte de la conversión. Adquirimos un kit de primera línea que funciona con baterías de litio”, recordó.

Y agregó: “nosotros lo hacemos porque nos gusta la mecánica. Primero se retiró el motor, se dio de baja y habilitamos el nuevo para asentarlo. Después se vio la factibilidad técnica de cómo montarlo, se hicieron los soportes, se preparó el banco de baterías, se hicieron las pruebas y funciona perfecto. Toda la parte de transmisión se mantiene igual. Y como gusto propio le agregamos suspensión automática”.

Esta Kombi restaurada tiene una autonomía de entre 120 y 130 kilómetros, “más que suficiente para usar dentro de la ciudad”, mencionó Suárez. Y destacó: “el motor es más potente que un auto convencional con lo cual es muy agradable de manejar, no hace ruido, cero contaminación y la recargamos con nuestros propios paneles solares”. Totalmente vacía, la batería se carga en ocho horas.

Según las últimas novedades, la mayoría de las marcas de autos para el 2030 ya no van a fabricar más autos a combustión y solamente van a hacerlos eléctricos. “El problema en Argentina son las distancias, los cargadores, aunque ya adelantaron que se hará un corredor que una Buenos Aires con Bariloche, y ya hay uno destinado para la ciudad”, señaló Suárez.

Además comentó que “salimos a pasear por el centro y no podemos andar, nos para todo el mundo. Parece que se van a chocar, no hace ruido y es muy vistosa. Tenemos que andar con mucho cuidado. Los autos eléctricos modernos los diseñan con un ruido especial porque no se escuchan”.

Entre las ventajas, además de que no produce contaminación, el especialista detalló que “un vehículo a combustión tiene miles de piezas, que se pueden deteriorar o romper. El eléctrico tiene sólo una en movimiento. Así que tiene una vida útil enorme, no hay que hacer los service. Es más potente. Todas son ventajas”.

“Es darle también una segunda vida a los autos convencionales que tienen problema de mecánica; hay una cantidad enorme de autos reacondicionados con retrofit. En Argentina, por lo menos hay 50. Y también están haciendo colectivos con este sistema”, remarcó.

Y finalizó: “un auto produce, por kilómetro, 200 gramos de monóxido de carbono. Esto, nada. Es un pequeño granito para cuidar al planeta. Es un camino que no tiene marcha atrás, el mundo se está dando cuenta que hay que cambiar y esta es una manera de empezar a ayudar”.

***

Retrofit argentino: la VW Kombi eléctrica de Bariloche
Ramiro y Leandro Suárez, con la VW Kombi Pick-up más famosa de Bariloche.

Retrofit argentino: la VW Kombi eléctrica de Bariloche
Un vehículo de trabajo transformado por la empresa Convertec Bariloche.

Retrofit argentino: la VW Kombi eléctrica de Bariloche
Sus baterías se recargan con energía solar.

Retrofit argentino: la VW Kombi eléctrica de Bariloche
El motor atrás, como corresponde a una buena Kombi.

Retrofit argentino: la VW Kombi eléctrica de Bariloche
Los paneles solares, en el techo de la casa de los Suárez.