El gigante automotor chino Great Wall compró una de las tres fábricas que Mercedes-Benz tiene en Brasil. La planta de Iracemápolis, ubicada en el estado de Sao Paulo, había cerrado en diciembre del año pasado (leer nota).

La noticia fue confirmada por el diario O Globo, citando a documentos internos de la planta. Great Wall utilizará las instalaciones para fabricar en Brasil los productos de su marca Haval, especializada en SUVs. Siempre según O Globo, en una segunda etapa también se podría fabricar una pick-up mediana bajo la marca Great Wall Wingle.

El acuerdo entre Mercedes-Benz y Great Wall se cerró hace dos semanas y ahora se espera el anuncio oficial por parte de las dos empresas.

En Iracemápolis, Mercedes-Benz fabricó los modelos Clase C y Clase GLA en formato CKD (kits prearmados, importados de Alemania). Esos modelos nunca llegaron a la Argentina, porque no cumplían con el mínimo necesario de integración de piezas locales, como para considerados "fabricados en el Mercosur".

La planta cerró por la pandemia en marzo del 2020 y, cuando estaba todo listo para reabrirla a fines del año pasado, se anunció su cierre definitivo. La marca alemana mantendrá otras dos plantas en actividad en Brasil: São Bernardo do Campo (donde fabrica chasis de camiones y autobuses) y Juiz de Fora (cabinas de camiones).

Great Wall es uno de los mayores fabricantes de autos de China y tiene presencia en la Argentina desde mayo de 2018. Su importador oficial es el Grupo Car One, perteneciente al empresario Manuel Antelo, que comercializa en nuestro país las pick-ups Great Wall Wingle5 y Wingle6, además de las SUVs Haval H1, H2 y H6.

***

Mercedes-Benz deja de fabricar autos en Brasil y su decisión pone en aprietos a varias marcas premium
Diciembre de 2020: Mercedes-Benz anunció el cierre de su fábrica de Iracemápolis (ver nota).