Fuente: Va de Barcos

A principios de los años veinte del siglo pasado, el ingeniero e inventor alemán Anton Flettner desarrolló un sistema de propulsión basado en el efecto Magnus, un fenómeno por el cual “un objeto en rotación crea un remolino de aire a su alrededor. Sobre un lado del objeto, el movimiento del remolino tendrá el mismo sentido que la corriente de aire a la que el objeto está expuesto. En este lado la velocidad se incrementará. En el otro lado, el movimiento del remolino se produce en el sentido opuesto a la de la corriente de aire y la velocidad se verá disminuida. La presión en el aire se ve reducida desde la presión atmosférica en una cantidad proporcional al cuadrado de la velocidad, con lo que la presión será menor en un lado que en otro, causando una fuerza perpendicular a la dirección de la corriente de aire. Esta fuerza desplaza al objeto de la trayectoria que tendría si no existiese el fluido”

Pesado del Día
Rotterdam 12 januari 2021 De SC Connector bij Matrans Rotterdam Terminal in de Eemhaven. Schip van rederij Sea-Cargo dat vorig jaar is omgebouwd tot een modern zeilschip Foto Ries van Wendel de Joode/HBR

El SC Connector es un buque de carga rodada construido en 1997 de 155 metros de eslora por 23 de manga, que opera en el Mar del Norte, uno de los mares con condiciones de viento más favorables para la operación de los rotores Flettner. SEA-CARGO, compañía líder en el sector del transporte en el mar del Norte y Norsepower, líderes en el suministro de sistemas auxiliares de propulsión mediante viento, llegaron a un acuerdo en 2020 para el suministro e instalación sobre la cubierta del buque de dos rotores Flettner de 35 metros de alto. Pero la altura de los rotores se enfrentaba a un problema: las rutas habituales del SC Connector, que transporta aluminio entre Noruega, Inglaterra y Holanda, y a veces Suecia y Polonia, incluyen la navegación por debajo de múltiples puentes y líneas de suministro eléctrico, por debajo de los 56 metros de altura sobre el agua del buque más los rotores.

Así, los ingenieros de Norsepower y SEA-CARGO combinaron su experiencia para encontrar una solución: los rotores son los primeros del mundo inclinables. Para diseño y la integración de todo el sistema se contó con la colaboración de la ingeniería naval MDC y la sociedad de clasificación DNV. Los cálculos e iteraciones de diseño para encontrar la solución óptima tuvieron todo en cuenta, desde las diferentes condiciones climáticas que el buque podría encontrarse hasta el máximo ahorro de peso sobre el buque.

 

Fotos: Ries van Wendel de Joode/HBR (2021) y Len Duevel - Click en las imágenes para ampliar

 

 

Pesado del Día

 

Cómo funcionan los rotores Flettner - Video


 

SC Connector el mayor velero noruego - Video