Al momento de desarrollar la nueva Corolla Cross, la estrategia de Toyota parecía bien clara. Esta SUV para el Segmento C (compacto) había nacido sólo para los llamados “mercados emergentes”, donde la Rav4 siempre tuvo un posicionamiento en precio más costoso.

El mejor ejemplo es Argentina: Toyota trae la Corolla Cross de Brasil y recortó la gama de la Rav4 Hybrid japonesa dejando sólo la versión con tracción integral, que se encarga a pedido en Japón.

Sin embargo, Toyota anunció esta semana que la Corolla Cross también se venderá en uno de los mercados más importantes del mundo: Estados Unidos. La marca japonesa confirmó la producción en la planta local de Huntsville (Alabama, que Toyota comparte con Mazda).

La idea de Toyota es competir de manera directa con otras SUVs del Segmento C (compacto) que también parecían haber nacido sólo para “mercados emergentes”, pero que terminaron vendiéndose también en USA. El ejemplo más reciente es la Volkswagen Taos, que surgió primero en China (como VW Tharu) y ahora se fabrica en Rusia, Argentina y México (que abastece a Estados Unidos).

La Corolla Cross no sólo competirá contra la Taos en este nuevo territorio. También le copió a VW parte de la estrategia. Así como la Taos se ofrece con un motor exclusivo para EEUU (1.5 turbonaftero de 160 cv) y opción de tracción integral 4Motion (no disponible en la Taos de otros mercados), la Corolla Cross Made in USA también tendrá sus exclusividades.

Por ejemplo, la tracción integral de acople automático (Toyota AWD) también será una característica exclusiva de la Corolla Cross USA. Cuenta con un sistema de Dynamic Torque Control que puede repartir el par motor hasta 50/50 en cada eje o dejar al vehículo sólo con tracción delantera cuando no se necesita mayor capacidad de tracción.

Más mejoras: las versiones AWD recibirán un eje trasero con suspensión independiente multibrazo, algo que no está disponible en la Corolla Cross de otros mercados (sólo eje trasero de torsión).

Otra diferencia es que, en el interior, la Corolla Cross se ofrecerá con revestimientos blandos en la plancha de instrumentos y la opción de tapizados bitono, para ofrecer una cabina más clara. También se agregaron detalles de equipamiento, como asientos calefaccionados y otras funciones que se encargan de cubrir los numerosos “botones ciegos” que tiene la Corolla Cross brasileña. Además, en la parte trasera del vehículo, Toyota USA reordenó la distribución de emblemas para evitar asimetrías tan marcadas como en el modelo brasileño.

Un dato no menor: el freno de estacionamiento de la versión para EEUU es con botón electrónico. La variante brasileña tiene el incómodo y anacrónico pedal de vieja pick-up.

Y lo más importante: en materia de seguridad, la Corolla Cross se venderá en Estados Unidos con nueve airbags de serie (contra siete de la brasileña). Además, el paquete Toyota Safety Sense que integra varias asistencias a la conducción (ADAS) viene de serie en todas las versiones (no sólo en la tope de gama).

Con respecto a las motorizaciones, una ventaja (aunque sea sólo parcial) para el modelo brasileño. En una primera etapa, la Corolla Cross en USA se venderá sólo con el motor 2.0 naftero. La variante Hybrid quedará para más adelante.

***

La Toyota Corolla Cross tendrá tracción integral en EEUU (y varias mejoras más)
Todas estas fotos pertenecen a la Toyota Corolla Cross que se fabricará en Estados Unidos.

La Toyota Corolla Cross tendrá tracción integral en EEUU (y varias mejoras más)
Click en todas las imágenes para ampliarlas.

Crítica: Toyota Corolla Cross Hybrid
En Autoblog ya probamos la Toyota Corolla Cross brasileña (leer crítica).

***

ADEMÁS En el Twitter de @Autoblogcomar

 

Galería: La Toyota Corolla Cross tendrá tracción integral en EEUU (y varias mejoras más)