La casa matriz de Scania presenta su sexto Reporte Anual de Actividades y Sustentabilidad, y por primera vez desde que estableció sus objetivos basados en la ciencia, la empresa informa sobre el progreso en la reducción de emisiones tanto de sus propias operaciones como de los vehículos en uso.

A pesar de los desafíos presentados por la pandemia, Scania se mantuvo fiel a su propósito y dio pasos significativos hacia un sistema de transporte sustentable en línea con su estrategia.

El presidente y CEO de Scania, Christian Levin, dijo: "Estamos en un período de cambio transformador, un momento en el que la industria experimentará algunos de los mayores cambios de su historia. Vamos a remodelar nuestro modelo de negocio en estrecha colaboración con los clientes para explorar estas oportunidades y utilizarlas para impulsar el crecimiento."

La edición 2020 del Informe Anual y de Sustentabilidad de Scania da pasos esenciales en la descripción del camino que la compañía está atravesando hacia un sistema de transporte sustentable. Es el sexto informe anual y de sustentabilidad combinado de la compañía, que detalla su rendimiento financiero, social y medioambiental. Scania reconoce la importancia del Grupo de Trabajo sobre Divulgación de Información Financiera Relacionada con el Clima (TCFD) y ha iniciado el camino para integrar aspectos del marco y continuará desarrollando los informes de la empresa de acuerdo con sus recomendaciones.

El año pasado Scania cumplió su primer objetivo sustentable global: que sus diez fábricas funcionen con energía 100% fossil free. La compañía ya ha disminuido las emisiones de carbono en un 43% con respecto a los niveles de 2015 gracias al aumento de la eficiencia energética, la reducción del desperdicio de energía y la transferencia a la energía renovable. Esto significa que está bien encaminada para lograr su segundo objetivo: una reducción del 50% de emisiones de CO2 provenientes de sus operaciones con respecto a 2015 para el año 2025.

Además, el año pasado la firma sueca anunció el aumento de los volúmenes de vehículos eléctricos con el lanzamiento comercial de al menos una nueva aplicación de producto eléctrico en el segmento de autobuses o camiones al año.

"Nuestros objetivos climáticos están profundamente integrados en las decisiones diarias que tomamos en toda la empresa. Son fundamentales para nuestra estrategia y forman parte de nuestros objetivos corporativos. Intentamos mejorar continuamente el rendimiento medioambiental de nuestros productos, procesos y servicios", concluyó Levin.