Hace unos días hacíamos notar en esta nota sobre la resolución energética/ambiental que Francia estaba tomando para que los trayectos domésticos cortos se hagan por tren, en vez de por avión. Si este tipo de solución se puede implementar en esta nación amante de la velocidad y la innovación es porque supo invertir hace décadas en una red ferroviaria pensada para el siglo XXI.

Industria aeroespacial, red de generación eléctrica nuclear, y un sistema de conexiones planificado más allá de la topografía,  la red de carreteras y aeropuertos.

Un trayecto entre París y Lyon revolucionó el concepto que los europeos tenían del ferrocarril. Fue el primer viaje de las ya famosas siglas TGV, el Train à Grande Vitesse, con la que la compañía estatal SNCF inauguraba la historia de la alta velocidad en el continente. La alta velocidad francesa conmemora este año su viaje inaugural, París-Lyon, de 1981

 

40 años del Tren de Gran Velocidad: la historia del TGV

Se cumplen 40 años del primer servicio del Tren a Gran Velocidad. Una de las grandes obras de los años ochenta.

 

Historia del TGV

La Sociedad Nacional de Ferrocarriles Franceses (SNCF), a finales de la década de los 60, se interesó en aumentar las velocidades medias en toda la red ferroviaria del país galo. En ese contexto, estudios de la ingeniería demostraron que para utilizar la alta velocidad con eficacia era necesario la construcción de líneas completamente nuevas destinadas a tal fin. Da comienzo así una etapa revolucionaria para el mundo rodante sobre rieles con el nacimiento de los TGV, primer tren de alta velocidad en Europa (ver video abajo)

Train à Grande Vitesse (Tren a Gran Velocidad), de ahí derivan las siglas TGV usado habitualmente para referir dicha modalidad en Francia, tanto a las series correspondientes a los trenes de ese tipo, como al conjunto del sistema, infraestructura, servicios, etcétera.

Explotado por la SNCF, la primera línea TGV fue presentada en 1969 y propuesta al Gobierno en 1970. No obstante, debido a la competencia y la oposición que encontró en aquel momento, su construcción no comenzó hasta 1976.

 

40 años del Tren de Gran Velocidad: la historia del TGV

Con colores inspirados en un automóvil de los años setenta, el TGV debutó con singular suceso.

 

El mismo año en que se inauguró, el TGV logró su primer récord de velocidad: 380 km./h. Desde entonces, ha logrado dos marcas mundiales más. La primera, en 1990, lo situó a 515,3 km./h.; y la segunda, en 2007, sobrepasó los 547. Sin embargo, más allá de récords, la historia del TGV es la historia de su expansión por todo el territorio nacional.

En 1989, el TGV no sólo conectaba París con Lyon, el primer trazado, sino también con ciudades como Rennes o Burdeos. Era la primera expansión, que llevó el Tren de Alta Velocidad al oeste y sudoeste del país. En 1993, el TGV comenzaba a apuntar al norte y tenía sus miras puestas en la futura conexión con las Islas Británicas a través del Canal de La Mancha. Mientras, SNCF trabajaba para unir provincia a provincia y evitar que los viajes de alta velocidad tuvieran que pasar por París por defecto.

En 1994, Lille y Lyon se conectaron en un trayecto de tres horas. En 2001, el tren se lanzó a la conquista del Mediterráneo y llegó hasta Marsella. Seis años después, entraba en Estrasburgo y, en 2010, en Barcelona gracias a la cooperación franco-española ¿Lo siguiente? El canal del Ródano al Rhin para unir Lyon y Frankfurt.

 

40 años del Tren de Gran Velocidad: la historia del TGV
Nombre de archivo :_ROP0166.JPG Tamaño de archivo :3.3 MB (3429178 Bytes) Fecha de entrega :2007/02/22 18:14:41 Tamaño de imagen :4288 x 2848 Resolución :300 x 300 ppp Número de bits :canal de 8 bits Atributo Protección :Desactivado Atributo Ocultar :Desactivado ID de la cámara :N/A Cámara :NIKON D2X Modo Calidad :N/A Modo Medición :Ponderada central Modo Exposición :Prioridad de abertura Speed light :No Distancia focal :105 mm Velocidad del disparador :1/80segundo Abertura :F11.0 Compensación de exposición :+1.0 EV Balance del blanco fijo :N/A Objetivo :N/A Modo de sincronización del flash :N/A Diferencia de exposición :N/A Programa flexible :N/A Sensibilidad :N/A Nitidez :N/A Tipo de imagen :COLOR Modo de Color :N/A Ajuste de tonos :N/A Control de saturación :N/A Compensación de tono :N/A Latitud (GPS) :N/A Longitud (GPS) :N/A Altitud (GPS) :N/A

La línea Barcelona - Toulouse emplea trenes TGV SNCF/RENFE

 

Algunos hitos

El TGV fue el tercer servicio de trenes de alta velocidad comercial y de ancho estándar del mundo, después del Shinkansen de Japón, que conectó Tokio y Osaka desde el 1 de octubre de 1964, y el InterCity 125 de Gran Bretaña en líneas principales como la East Coast Main Line, que ingresó servicio en 1976.

Un tren de prueba TGV modificado tiene el récord mundial de velocidad para trenes convencionales. El 3 de abril de 2007, un tren TGV POS modificado alcanzó los 574,8 km h  en condiciones de prueba en el LGV Est entre París y Estrasburgo. El voltaje de la línea se elevó a 31 kV y se apisonó el balasto adicional en la vía permanente. El tren batió el récord mundial de velocidad de 1990 de 515,3 km / h (320,2 mph), establecido por un tren acortado de manera similar (dos coches de motor y tres coches de pasajeros), junto con récords no oficiales establecidos durante las semanas anteriores al récord oficial. La prueba fue parte de un extenso programa de investigación de Alstom.

En 2007, el TGV era el tren programado convencional más rápido del mundo: la velocidad media de principio a fin de un viaje desde la estación Champagne-Ardenne hasta la estación Lorraine es de 279,3 km / h  Este récord fue superado el 26 de diciembre de 2009 por el nuevo ferrocarril de alta velocidad Wuhan-Guangzhou en China, donde el tren programado más rápido cubrió 922 km a una velocidad promedio de 312,54 km/h. Sin embargo, el 1 de julio de 2011, para ahorrar energía y reducir los costos operativos, la velocidad máxima de los trenes de alta velocidad chinos se redujo a 300 km / h, pero los servicios entre Shijiazhuang y Zhengzhou East en la línea aún alcanzan los 283,4 km/h  en cada dirección en 2015. La reactivación de la operación a 350 km/h en 2017 en el ferrocarril de alta velocidad Beijing-Shanghai permite que varios servicios completen el viaje de 1.318 km  entre Shanghai y Beijing en 4 horas y 24 minutos con una velocidad promedio de 299,5 km/h

 

40 años del Tren de Gran Velocidad: la historia del TGV

Hasta hubo un TGV La Poste, exclusivamente dedicado a la carga y envíos postales.

 

Un tren Eurostar (TGV) rompió el récord del viaje internacional de alta velocidad sin escalas más largo el 17 de mayo de 2006, llevando al elenco y a los cineastas de El Código Da Vinci de Londres a Cannes para el Festival de Cine de Cannes. El viaje de 1.421 kilómetros tomó 7 horas y 25 minutos a una velocidad promedio de 191,6 km/h

La carrera de larga distancia más rápida en el TGV la realizó un tren TGV Réseau de Calais-Frethun a Marsella 1067,2 km,  en 3 horas 29 minutos a una velocidad de 306 km / h (190 mph) para la inauguración. de la LGV Méditerranée el 26 de mayo de 2001

 

40 años del Tren de Gran Velocidad: la historia del TGV

También un TGV doble piso.

 

La historia del TGV - Video


 

Despedida del primer TGV - Video

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com