Texto de Virginia Guidetti
Fotos de Jeep Argentina y V.G.

Desde Villa Gesell (Buenos Aires) – Días atrás se llevó a cabo la tercera edición de la clínica de manejo off road de Mujeres TT, patrocinada por Jeep. De sólo leer el mensaje de invitación de parte de Autoblog, mi cabecita empezó a tirar vueltas: 4x4 es una de las siglas más atractivas que existen. A mí, en particular, todo lo que tenga que ver con vehículos deportivos me fascina y el off-road en cuatro ruedas es algo que tenía pendiente.

Esta capacitación para mujeres es una idea de Sofía Cammarata (leer entrevista). Ella es una auténtica aventurera y se nota que le corre por las venas. Está en el tema y sabe mucho. Participé de muchísimas charlas técnicas en clínicas de manejo y track days de dos ruedas, y que en este caso hubiera una mujer al frente, fue algo distinto: inspirador.

DÍA 1

Con su voz calma y segura, Sofía nos fue haciendo una introducción al 4x4, a nosotras, un grupo de mujeres que llegamos de mil lados distintos, pero ninguna de ese palo específico. Escuchamos con atención, haciendo alguna pregunta técnica cada tanto, pero más que nada empapándonos de todo el conocimiento posible, porque en breve, nos tocaría salir al circuito de obstáculos. Si alguna estuvo nerviosa, no se notó. Creo que, viniendo de Sofía, el mensaje de que todas las que queremos, podemos hacerlo, fue más fácil de creer.

Nos explicó desde lo básico. Diferentes tipos de vehículos, y cuáles son los más aptos para esta actividad. Aprendimos de ángulos de despeje, de ataque, ventral y de salida. Cómo cuidar al vehículo, porque salir off-road no significa permiso para romper. Y está más que claro, porque el auto que te lleva, también te tiene que traer de vuelta. Hablamos de seguridad, sobre qué cosas hay que tener en cuenta antes de salir a la aventura, para estar seguros y no tomar riesgos innecesarios. Y también de maniobras en particular, por ejemplo, cómo conducir en ascenso y en descenso. Mientras tanto, de fondo de las diapositivas, veíamos fotos publicitarias de Wrangler arriba de médanos enormes, sin saber, que al día siguiente, seríamos nosotras atrás del volante en esas fotos.

Salimos a la pista del Off Road Park en Villa Gesell. Fue el primer contacto con la flota de Jeep. Tuvimos a disposición cuatro Compass, en sus versiones Limited Plus, Limited Plus TD y Trailhawk TD. Y tres Wrangler JL, en versiones Sahara Overland y Rubicon, que es la más “pura sangre” de Jeep, todos con motor naftero V6 de 3.6 litros.

Primero nos hicieron espectaculares demostraciones de manejo, y dijimos: “Claro, ellos lo hacen porque hace mil años que están en esto”.

Nos subimos de a cuatro en cada camioneta, porque nos fuimos turnando al volante. Acoplamos la caja reductora y despacito empezamos a pasar por los obstáculos. Pasamos por la prueba de descuelgue de suspensión, donde de repente la mitad del auto queda en el aire. Subimos la altura de un piso de escaleras y bajamos por rampas de piedras. Y así, de esa manera, nos fuimos metiendo en el mundo del off-road.

Eso ya merecía un descanso, así que paramos a tomar un café y conocernos más entre nosotras. Algunas de las chicas casi no manejaban en su vida diaria. Y otras eran las primeras mujeres de su familia en hacerlo. Otras eran actrices, abogadas, financistas, mamás o creadoras de métodos de entrenamiento. Había un poco de todo. Prueba suficiente de que cualquiera a la que le guste esta actividad aventurera puede aprender a hacerla, aunque no tenga ningún tipo de conocimiento previo.

Para el resto del día se nos sumaron dos Ram 1500. Con las pick-ups salimos a recorrer los médanos internos del Off Road Park. En un par de veces se nos complicó, tuvimos que hacer un rescate y se nos hizo de noche. En esta parte del día no llegué a manejar, así que mi encuentro con la arena real sería de lleno, al día siguiente.

DÍA 2

La actividad del día siguiente fue planteada en forma de raid. Teníamos que cubrir tres checkpoints y, en cada lugar, hacer una prueba en equipo. Nos separaron en equipos y nos dieron un GPS. Los checkpoints estaban ya cargados, nosotras teníamos que leer el terreno y buscar la forma más fácil y segura de llegar a cada punto. Parece simple, pero ver médanos de 20 metros y tener que sortearlos, puede poner nervioso a varios valientes. Más aún si vas a bordo de un bicho tan grande y pesado como una Ram.

Llegamos al primer punto. A lo lejos, vimos otra Ram perfectamente colgada en la cima de una duna. Como si lo hubieran hecho a propósito. Nos acercamos en medio de una tormenta de arena y nos dijeron: “Chicas, tienen que desencajar la camioneta”.

No nos íbamos a achicar. Ninguna titubeó. Agarramos las palas, la eslinga y nos pusimos a trabajar. La arena estaba suelta, así que fue bastante fácil. Liberamos un poco la panza de la camioneta, conectamos la eslinga al frente de la Ram encajada y a la cola de la nuestra. Con muy poco esfuerzo, la Ram a mi mando -la encajada- bajó la colina de arena suavemente.

¡Qué linda sensación completar una prueba en la que, si hubiéramos estado into the wild, y hubiera habido hombres cerca, quizás ni me hubiera metido a ayudar!

Después me subí a una Compass Limited Plus, la “menos” apta para el off road de todas las que teníamos, pero igualmente equipada con 4x4 Low, que es una primera marcha de relación bien corta. Es divertidísima de manejar, trepa muy bien los médanos -aún con ruedas de calle- porque la presión, diría Sofía, es lo más importante: “Salir con ruedas infladas a la arena, es como querer trepar un médano con zapatos con tacos”. También hice unos intentos de trompo en la playa, y entre todo, puedo asegurar que esta camioneta familiar, tiene lo mejor del ADN Jeep.

Las dos pruebas que siguieron fueron más fáciles, pero no menos instructivas. Cómo inflar un neumático desinflado con el aire de la rueda de auxilio y cómo cambiar una rueda en la arena, donde el cricket tiende a hundirse en vez de levantar la camioneta. Otra vez, no hay que tener miedo de dejar las patitas del auto en el aire.

La travesía de regreso fue hermosa. Ahora a bordo de un Wrangler Rubicon, porque no podía volverme sin manejarlo. Literalmente, tuve que primerear el puesto de piloto porque todas lo miraban con ganas. No hay mucho que decir. Creo que, en esta nave, no te das cuenta de la dificultad del terreno: resuelve todo ella sola. Va para adelante como sea, donde sea. No por nada es el mejor 4x4 del mundo.

Ya de regreso en el Off Road Park. Estacionamos y nos preguntamos si ya el día había terminado. ¿Acaso el sueño estaba llegando a su fin? Nos miramos entre todas, esperando debajo de lo que parecían rieles de una montaña rusa. De sólo verla me daba vértigo, así que miré para otro lado mientras tomamos un café y charlábamos con las chicas. Y en eso se acercó Nemo, uno de los instructores, y nos dijo: “Chicas, ¿quién quiere subir a la rampa?”

¡¿Qué?! ¿Nosotras subir las camionetas por ahí? ¿Casi tres pisos de rampa a casi 40 grados? Miré atónita, sin saber si me iba a animar o no, esperando a ver quién hacía el primer movimiento. Y creo que la única que lo dudo fui yo, porque en seguida todas hicieron fila para empezar. La primera fue una chica que hace Feng Shui y meditación, lo que me sorprendió porque con esa calma afrontó un obstáculo que a mí me tenía temblando. Y no solo subió el Wrangler, sino que después subió la Ram también. A estas chicas no las para nada.

Bueno, sí: me tuve que animar. Así que salté arriba del Wrangler Rubicon de nuevo, y apunté a la rampa. Sofía de copiloto, otra vez con esa calma que te hace ver que esto, en realidad no es nada. No se inmuta, confía en nosotras y yo confío en ella. Solté el freno de a poco, y el Wrangler empezó a subir solo, sin que yo tocara el acelerador, como caballo que ya conoce el camino. ¡Qué máquina, Dios mío! Me colgué para afuera de la ventana, comprobando que la rueda delantera fuera bien pisando donde corresponde. Fue lo único que tuve que hacer. Llegué arriba, frené y mientras me sacaban una foto, pensé: “¿En dónde estoy?”

Pensé en todo lo que pasé estos dos días y en lo enriquecida que me estaba yendo. Es verdad que me fui distinta. Me fui agradecida, me fui confiando más en mí y con otras perspectivas. Lo que confirma que la experiencia de Mujeres TT es todo un éxito. ¿Querían que demostremos que lo podíamos hacer? Lo hicimos todas.

Disculpen, chicos, si lo hicimos parecer tan fácil.

V.G.

  • Modelo y apasionada de las motos en toda su expresión: viajera, piloto de velocidad y ahora también de enduro (@Vir.Guidetti).

    ***

    Mujeres Todo Terreno: dos días en la escuelita de manejo off-road de Jeep
    El evento Mujeres Todo Terreno se realizó en el Off-Road Park de Jeep en Villa Gesell.

    Mujeres Todo Terreno: dos días en la escuelita de manejo off-road de Jeep
    Participaron mujeres profesionales, emprendedoras y periodistas de diferentes ámbitos.

    Mujeres Todo Terreno: dos días en la escuelita de manejo off-road de Jeep
    Dos días para aprender todos los secretos del manejo off-road.

    Mujeres Todo Terreno: dos días en la escuelita de manejo off-road de Jeep
    Un curso exclusivo en Argentina: creado y dictado por Sofía Cammarata (leer entrevista).

    Mujeres Todo Terreno: dos días en la escuelita de manejo off-road de Jeep
    Consejos prácticos y charla teórica, antes de salir a manejar.

    Mujeres Todo Terreno: dos días en la escuelita de manejo off-road de Jeep
    Los útiles de la escuelita.

    Mujeres Todo Terreno: dos días en la escuelita de manejo off-road de Jeep
    Y el material didáctico: Jeep Compass, Wrangler y Ram 1500.

    Mujeres Todo Terreno: dos días en la escuelita de manejo off-road de Jeep
    Hora de ir a los médanos.

    Mujeres Todo Terreno: dos días en la escuelita de manejo off-road de Jeep
    Y de encajarse un poquito.

    Mujeres Todo Terreno: dos días en la escuelita de manejo off-road de Jeep
    La enviada especial de Autoblog: Vir Guidetti.

    Mujeres Todo Terreno: dos días en la escuelita de manejo off-road de Jeep
    Y la gran disyuntiva: ¿cuál elegir?

    Mujeres Todo Terreno: dos días en la escuelita de manejo off-road de Jeep
    Nunca visto: alguien de Autoblog agarró una pala.

    Mujeres Todo Terreno: dos días en la escuelita de manejo off-road de Jeep
    El Team de Vir.

    Mujeres Todo Terreno: dos días en la escuelita de manejo off-road de Jeep
    Un almuerzo de camaradería.

    Mujeres Todo Terreno: dos días en la escuelita de manejo off-road de Jeep
    Y la entrega del diploma oficial.

    Mujeres Todo Terreno: dos días en la escuelita de manejo off-road de Jeep
    Mujeres TT: foto de las Egresadas 2021. Y feliz 8 de Marzo para todas.

    ***

    VIDEO: Mujeres Todo Terreno

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com