Textos:  Carlos Alfredo Pereyra  Fotos: Freddycam

En 2020 sentimos su ausencia. Como muchas exposiciones, eventos, celebraciones, o reuniones, la mayor exposición de vehículos clásicos de Argentina se canceló.

Este año renovamos las esperanzas y estaremos atentos a la evolución de la pandemia, además de cómo se van modificando y adecuando los espectáculos al aire libre, tal la característica de esta enorme exhibición a cielo abierto que se celebra todos los años en el bosque del Hipódromo de San Isidro.

El fotorreportaje de hoy evoca a los vehículos pesados o utilitarios que se han visto en esta muestra. La elección de las fotos es al azar, y solo pretende señalar que los vehículos de trabajo tienen su lugar todos los años en este magno acontecimiento.

 

Los Pesados de Autoclásica

La Asociación de Coleccionistas de AutoModelos de la República Argentina suele tener un stand donde se lucen vehículos en diferentes escalas. Entre los mayores se destacaba este camión de exhibición de General Motors, cuando viajaban en muestra itinerante por todo Estados Unidos. Streamline, conducción central, paso largo, y sorpresas a bordo en estos enormes vehículos promocionales.

 

Los Pesados de Autoclásica

Ford A- Camión, de 1930 en el stand del Club de Amigos del Ford A. Un clásico en las ciudades y caminos rurales polvorientos de todo nuestro territorio. El Modelo A tuvo una vigencia muy breve como producto, sin embargo fue producido y vendido en todo el mundo, alcanzando unas cifras respetables de fabricación y venta. Fue el inmediato sucesor del Ford T, y ni se pensaba en que llegara a superar sus récords en unidades fabricadas.

 

Los Pesados de Autoclásica

Bomba de agua a vapor tirada por caballos, para el cuerpo de bomberos de la Ciudad de Buenos Aires. Forma parte de la flota histórica de vehículos policiales y de bomberos de la Policía Federal Argentina, en cuyo stand se exhibía junto a otros vehículos de servicio.

 

Los Pesados de Autoclásica

Un Buick convertido como carroza fúnebre porta-feretro para cochería San Nicolás. Uno de los clásicos de Autoclásica. El lugar donde estaba expuesto era en una zona con sombra, en la cual apenas se ponía el sol se tornaba lúgubre. El charco atestigua que es un un lugar poco iluminado y casi pantanoso... tenebrosa invitación para dar una última vuelta.

 

Los Pesados de Autoclásica

Uso utilitario para un Willys de la Segunda Guerra, un lavarropas accionado por la tracción delantera del noble vehículo militar. Esta es una escena típica del stand de los Coleccionistas de Vehiculos Militares, presentes todos los años.

 

Los Pesados de Autoclásica

El stand del Club IAME siempre trae a la estrella de los utilitarios argentinos: el Rastrojero. En este caso con una unidad muy bien restaurada, que fue la nave insignia del patrimonio traído por el club.

 

Los Pesados de Autoclásica

Scania-Vabis L75, los anteriores camiones que se utilizaban en la región, precediendo a los que se produjeron en Tucumán (los L111), cuando la marca sueca se instaló en nuestro territorio. Antes lo había hecho en Brasil, sitio que todavía produce camiones completos. La planta de Tucumán se ha especializado en transmisiones, que exporta hacia todo el mundo. Stand de Scania Argentina.

 

Los Pesados de Autoclásica

REO 1927 Taxi-Colectivo. El antecesor de nuestros bondis, un coche con tres filas de asientos y recorrido semiregular, los pasajeros compartían viaje por un recorrido prefijado y se le competía a los servicios de buses urbanos regulares. Unidad perteneciente al Museo del Automóvil de la Ciudad de Buenos Aires.

 

Los Pesados de Autoclásica

Pick up Chevrolet, que supo estar en la puerta de acceso de Autoclásica. Ejemplar muy difundido en todo el país, en su constante disputa contra su rival de siempre, Ford. Estas dos chatas, principalmente,  escribieron la historia de los vehículos utilitarios de nuestro país.

 

Los Pesados de Autoclásica

Tractor a vapor Sims & Jeferies de 1912. Otro stand de los más visitados de siempre en Autoclásica. La era del vapor no terminó. Sigue viva en estas bestias mecánicas, admiradas por los visitantes, especialmente los niños.

 

Los Pesados de Autoclásica

El homenaje al legendario Land Rover incluyó un chasis en el cual se ve a este noble vehículo, comprendiéndose su calificación como maquinaria agrícola, que lo excluyó por muchos años de incorporar elementos de seguridad activa y pasiva como ABS o airbags.

 

Los Pesados de Autoclásica

Citroën Type H funcionando como food truck en el stand de la marca. Un parador refrescante bajo los eucaliptos. El más emblemático de los utilitarios franceses de todos los tiempos.

 

Los Pesados de Autoclásica

La semana que viene continuamos con más Pesados de Autoclásica. Se viene la parte II

 

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com